Ricardo Aguirre, presidente municipal de Ramos Arizpe / Archivo
Ricardo Aguirre Gutiérrez, edil ramosarizpense, señaló que el comentario de Trump es una amenaza no confirmada

RAMOS ARIZPE, COAH.- Tras la publicación en la que el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, pide a la empresa General Motors que fabrique el vehículo Cruze en aquel país, o bien que pague un “gran impuesto” por la importación de los que actualmente se arman en Ramos Arizpe; el Alcalde de esa localidad señaló que es un tema mortificante que significaría un impacto negativo para el Estado.

Ricardo Aguirre Gutiérrez, edil ramosarizpense, señaló que el comentario de Trump es una amenaza no confirmada, pues fue a través de un comentario en redes sociales, por lo que espera que una vez que tome posesión el próximo 20 de enero, el empresario estadounidense reconsidere su postura. “Le pido a Dios que no pase de ser un twitter”, dijo.

“Mortifica el comentario, pero no da certidumbre. Ojalá y el señor Trump ahora que tome posesión el 20 de enero, empiece a revisar las leyes, los trámites, los temas financieros y ojalá que no decida romper parte del TLC (Tratado de Libre Comercio) que es esto, los libres aranceles de automóviles, ojalá los procedimientos a los que tenga que acudir para hacerlo, se lo impidan”, afirmó.

 

Señaló que en caso de que llegara a trascender la “amenaza” de Trump con un eventual cierre de General Motors en Ramos Arizpe, significaría un impacto muy fuerte para la localidad y para el Estado, pues el 90 por ciento de la industria de Ramos Arizpe es por GM y Chrysler.

“General Motors significa todo para Ramos Arizpe, es decir, el 90 por ciento de las producciones y de la industria que tenemos es por ellos y Chrysler, lo automotriz eso representa para nosotros. Son más de 35 años que llevan trabajando aquí con empleos directos e indirectos que se perderían y sería muy malo”, aseguró Aguirre Gutiérrez.