Foto: Especial
El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, amenazó a General Motors con más impuestos si no fabrica el Chevy Cruze en territorio estadounidense
Trump inicia su Gobierno el próximo 20 de enero

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, exigió a la empresa General Motors mudar la fabricación de uno de sus autos de México a territorio estadounidense, con la advertencia de que si no lo hace pagará más impuestos.

En Twitter, Trump acusó a General Motors de enviar a los concesionarios en Estados Unidos un automóvil fabricado en México, el Chevy Cruze, según él sin pagar impuestos por el cruce del producto a través de la frontera.

“¡Háganlos en Estados Unidos o paguen un gran impuesto fronterizo!”, publicó en redes sociales.

 

GM respondió a lo dicho por Trump con un comunicado.

“General Motors fabrica el Chevrolet Cruze sedán en Lordstown, Ohio. Todos los sedanes Chevrolet Cruze vendidos en Estados Unidos se construyen en la planta de montaje de GM en Lordstown, Ohio. GM construye el Chevrolet Cruze hatchback para los mercados mundiales en México, con un pequeño número vendido en Estados Unidos”, indicó la empresa.

 

En noviembre pasado, Trump celebró que la compañía Carrier optara por mantener casi 1,000 empleos en Indiana en lugar de transferir la producción a México.

Desde su campaña, el republicano acusó a países como México y China de “robar” empleos a los estadounidenses. Además habló de volver a negociar o incluso cancelar el Tratado de Libre Comercio (TLC), para que sus condiciones dieran más beneficios a Estados Unidos.

 

Ford cancela inversión de mil 600 mdd en México

El proyecto de inversión de Ford de 1.6 millones de dólares para una planta en San Luis Potosí, México, fue cancelada el día de hoy, de acuerdo al director de la compañía Mark Fields.

En una entrevista con CNN, Fields confirmó que la inversión se realizará en Michigan, con un presupuesto de 700 millones de dólares y que creará alrededor de 700 empleos para los estadunidenses, esto como una iniciativa de confianza en el presidente electo Donald Trump.

No hicimos un trato con Trump. Lo hicimos por nuestro negocio. Nuestros anuncios de hoy son un voto de confianza para la economía de Estados Unidos’, declaró en una entrevista.