Foto: Especial
Sus creadores, concibieron el proyecto desde estudiantes y hoy lo han convertido en una promisoria empresa con sede en dos ciudades

Alumnos de la Universidad Tecnológica de México (Unitec) fundaron la primera empresa nacional en fabricar lentes ecológicos con alto impacto, de calidad y bajo costo. Cada armazón cuesta 196 pesos y con micas, 250; para que personas de escasos recursos puedan mejorar su visión.

El objetivo de la empresa llamada Grupo Óptico ICH ayuda a combatir dicho problema con la producción de armazones de Polietilén Tereftalato (PET) cien por ciento reciclable, por lo que los hace resistentes a impactos, así como al PH de la piel, humedad y temperatura.

Roberto Alvarado Yáñez, fundador del proyecto sustentable detalló que la misión es cubrir una necesidad de salud con la elaboración de armazones oftálmicos; para ello usan pellets, es decir plástico granulado mezclado con resina, que se derrite para la elaboración de los lentes.

“Los hicimos de esta manera porque queríamos reducir los costos para ofrecer un producto de alta calidad a un bajo costo. Mucha gente ve basura en las botellas de plástico. Nosotros las usamos para crear una herramienta de vida, con 18 gramos de PET producimos un armazón y con un kilogramo 56; en promedio, al mes fabricamos entre 400 y 500 armazones”, enfatizó Alvarado Yáñez.

Cabe resaltar que, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la segunda discapacidad en el país es la visual; hasta 2010 había un millón 292 mil 201 mexicanos con problemas visuales.

Por lo que el también maestro en administración de negocios, recordó que esta “innovación verde” se fundó hace tres años al presentar la idea de negocio durante sus estudios en el Unitec. “Desarrollamos la idea, después participamos en una feria de mercadotecnia para obtener una beca y poder incubar la empresa, ganamos y nos gestamos en la misma universidad. ‘Grupo Óptico ICH’ significa visión, la palabra clave en la elaboración de nuestros armazones”.

La empresa cuenta con dos establecimientos donde ofrecen sus productos, uno en la Ciudad de México y el segundo en Poza Rica, Veracruz; este proyecto sustentable lucha con los productos de origen chino. “Competimos con las marcas líderes mundiales, nos ha costado mucho trabajo pero seguimos luchando, queremos hacer de estos, los armazones número uno a nivel mundial”.

La empresa mexicana Grupo Óptico ICH obtuvo, por cuarta ocasión, el Premio Global al Emprendimiento James McGuire 2015 que consta de un reconocimiento y un préstamo de 50 mil dólares para ampliar su negocio.

“Nuestra meta es mejorar la calidad de vida de las personas. Sin duda nuestra innovación nos ha mantenido al combinar un proyecto social mediante una empresa, muchos dirán que es lucrar, sin embargo el hecho de que nosotros vendamos armazones no significa que no ayudamos a las personas, entonces tenemos esa configuración donde ofrecemos productos de calidad que satisfacen una necesidad básica”.