Fernando Damián (Milenio)
Concentran Sinaloa, Veracruz y Tamaulipas la mitad de las mil 323 tomas clandestinas localizadas por las autoridades en el país, según la legisladora perredista Esthela Damián.
México.- Sinaloa, Veracruz y Tamaulipas concentraron en 2011 la mitad de las mil 323 tomas clandestinas localizadas y clausuradas en ductos de Pemex.

Así lo informó la legisladora perredista Esthela Damián Peralta, presidenta de la Comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación, de la Cámara de Diputados.

"Derivado del análisis de la Cuenta Pública, Sinaloa se mantuvo como la entidad más dañada por la comisión de ese delito, al identificarse 289 tomas clandestinas en los ductos de Pemex Refinación, que representaron 22 por ciento del total; le siguieron Veracruz, con 15 por ciento (198 tomas clandestinas), y Tamaulipas, con un 12 por ciento (156 tomas clandestinas)".

Damián Peralta citó el informe "Combate al Mercado Ilícito de Combustibles", elaborado por Pemex, y precisó que hasta noviembre de 2011 el volumen de combustible sustraído ilegalmente a través de tomas clandestinas ascendió a 2 millones 986 mil 563 barriles.

Dicho volumen resulta 52 por ciento mayor respecto a los millón 959 mil 439 barriles sustraídos en el mismo periodo de 2010.

Según el estudio, el robo de petrolíferos se registra en el interior de las refinerías, en terminales de almacenamiento y reparto, ductos, así como en terminales marítimas y residencias de operación portuaria.

Por ello, Pemex puso en marcha en enero pasado un operativo en estaciones de gasolina del país, en colaboración con otras dependencias federales, como la PGR, la Secretaría de la Defensa Nacional y el Servicio de Administración Tributaria, para combatir el mercado ilícito de hidrocarburos.

La diputada Damián Peralta recomendó, sin embargo, la incorporación de la Auditoría Superior de la Federación a ese programa, con el propósito de cuantificar el impacto financiero y presupuestal del robo de hidrocarburos.

"Es necesario que el robo de petrolíferos sea suficientemente investigado con todos los elementos técnicos y normativos que están al alcance de la fiscalización superior", puntualizó.

La legisladora perredista explicó que el máximo órgano de revisión no ha practicado una auditoría dirigida específicamente al robo de combustibles y sus efectos sobre las finanzas públicas, pero sí recomendó a la Secretaría de la Defensa, a la Marina Armada, a la PGR y a la Policía Federal fortalecer la vigilancia de los derechos de vía y prevenir así la comisión de esos ilícitos.

Sobre todo, indicó, cuando la sustracción de hidrocarburos se disparó en los últimos dos años, pese a la tipificación de ese delito en el Código Penal Federal.