Informe. El opio y la heroína producidas en Latinoamérica, principalmente en México, Colombia y Guatemala. / Archivo
La mayoría de los opiáceos producidos en Latinoamérica, son destinados al mercado de EU

CIUDAD DE MÉXICO.- Después de Afganistán y Myanmar, México es el País con mayor producción de heroína con un cultivo de hasta 26 mil 100 hectáreas producidas en 2015, de acuerdo con un informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En el Informe Mundial sobre Drogas 2017 realizado por la Oficina de la ONU para las Drogas y el Delito (UNODC) se detalla que Afganistán es el país que más cultivó la planta del opio en 2015, con una estimación de 183 mil hectáreas mientras que Myanmar es el segundo con 55 mil 500 hectáreas en el mismo año.

La información del organismo internacional ubica a México como el tercero en la lista de potencial producción de opio secado al horno en 2015, con un estimado de 499 toneladas de droga producida.

El opio y la heroína producidas en Latinoamérica, principalmente en México, Colombia y Guatemala es destinada principalmente a al mercado de Estados Unidos, más que en mercados de la región, explicó el organismo.

Droga prospera
A nivel mundial, señala la Oficina, la droga está prosperando y diversificándose con una producción de cocaína y opio al alza, el desarrollo de sustancias sintéticas y un aumento de la mortalidad por opiáceos.

Unas 250 millones de personas, es decir 5 por ciento de la población adulta mundial, consumieron drogas al menos una vez en 2015.

“Últimamente se ha venido prestando especial atención a las amenazas planteadas por la metanfetamina y las nuevas sustancias psicoactivas (NSP). Sin embargo, como muestra el informe, tanto la fabricación de cocaína como la de opioides van en aumento”, comentó Yuri Fedotov, director de la organización, que este jueves publicó su informe anual.

El consumo también parece aumentar, tanto en Estados Unidos como en Europa, donde “del análisis de las aguas residuales se desprende” que incrementó un 30% entre 2011 y 2016.