Foto: Tomada de Internet
Alrededor de 100 mujeres coahuilenses participaron en la marcha de CDMX

Unas 100 madres coahuilenses participaron ayer en la CDMX en la marcha “Madres por la Dignidad en búsqueda de sus hijos”, en la que desde hace 7 años, el clamor ha sido el mismo de su parte: “¡Encuentren a nuestros hijos!”.

Año con año, mamás de todo el País llevan a la Capital de la República a conmemorar a su manera el 10 de mayo, fecha que para la mayoría es de fiesta, pero para ellas es de dolor.

DE DIFERENTES MUNICIPIOS

De Torreón, Matamoros, San Pedro, Saltillo, Piedras Negras, Allende, Acuña, Nava, Monclova, entre otros, son los municipios de los que salieron en dos autobuses desde el pasado miércoles a la Capital del País.

Allá, la marcha inició con una ceremonia y arranque en el Monumento a la Madre, para terminar en el Ángel de la Independencia.

Una de las participantes, María Elena Salazar Zamora, quien desde hace 9 años sufre la desaparición de su hijo Hugo Marcelino González Salazar, informó que tiene 7 años participando anualmente en esta actividad.

“Desde hace 7 años nuestra celebración (Día de las Madres) es allá (en la CDMX) el día 10 de mayo; tristemente y desgraciadamente vamos a un festejo que no tenemos nada que festejar.

Madres de desaparecidos en Saltillo replicaron el pronunciamiento de las organizaciones Fuundec-Fundem luego de la VII Marcha por la Dignidad que se llevó a cabo en la capital del país. ‘’No hay nada que festejar’’, dicen. 


Fueron cinco madres quienes se reunieron en la Plaza de Armas de Saltillo, para leer el pronunciamiento en el que expresaron, que a lo largo de esta década, y ante la incapacidad de las autoridades mexicanas, se han tenido que convertir en abogadas, policías investigadoras, peritos forenses, rastreadoras de fosas clandestinas e incluso legisladoras que han conformado leyes para urgir la presentación de sus familiares.

‘ESTRATEGIA DE GOBIERNO DESORGANIZA A LAS VÍCIMAS’

‘’La estrategia de los tres niveles de gobierno, va enfocada en desorganizar a las víctimas, en lugar de buscar a personas, o desarticular al crimen organizado. Nos ven como el enemigo a eliminar, no como actores sociales eficientes que podemos construir mecanismos eficientes para la procuración de justicia, búsqueda y verdad’’, expresaron las madres en cohesión con el comunicado de Fundem