Foto: Especial
Las fluctuaciones del precio del dólar debido a las elecciones también pueden incide en la producción del grano en este año

Ciudad de México. El proceso electoral impactará la fijación del precio de la tonelada de maíz para el próximo año, consideró Juan Pablo Rojas Pérez, presidente del comité directivo nacional de la Confederacion Nacional de Productores Agrícolas de Maíz de México (CNPAMM).

En entrevista con La Jornada, dijo que esto se verá reflejado, sobre todo por el precio del dólar y las condiciones políticas que deriven de los comicios de julio próximo.

Comentó que se prevé que en octubre próximo comiencen las negociaciones para fijar el nuevo precio de la tonelada de maíz, y la expectativa es que el proceso concluya entre marzo y abril de 2019, es decir cuando ya esté en funciones la siguiente administración federal.

“El inicio de las negociaciones para establecer el precio del maíz (para el 2019) será a más tardar en octubre, pero va a depender de las condiciones políticas que estemos viviendo en el país, del precio del dólar, y claro va a depender también del mercado de futuros que tomamos siempre de referencia”.

Añadió que las fluctuaciones del precio del dólar debido a las elecciones también pueden incide en la producción del grano en este año. Recordó que el mes pasado, representantes de autoridades agrarias, productores y consumidores, fijaron el precio de la tonelada del grano en 3 mil 800 pesos para los cosecha de otoño-invierno y primavera-verano 2018.

El dirigente explicó que el precio establecido es razonable, ya que al principio del año el precio internacional del maíz rondaba los 3 mil 400 por tonelada, ahora está en aproximadamente 4 mil pesos y se espera que a fin de año se sitúe en alrededor de 4 mil 200.

Dijo que en el país, dependiendo de la zona y del tipo de productores (grandes, medianos o pequeños), el costo de producción de la tonelada de maíz varía. En las zonas menos favorecidas puede costar más de dos mil pesos producir una tonelada del grano, y en las más tecnificadas, entre mil 200 y mil 400 pesos.

Señaló que algunas “organizaciones” de productores de Sinaloa, “buscaban que el precio lo fijaran en 4 mil 200, y puede ser un precio que beneficie a los productores, pero el problema es que el presupuesto que actualmente tiene Sagarpa-Aserca, no va a ser suficiente para atender el apoyo para que el productor obtenga un monto de esa magnitud por tonelada. También tenemos que ser objetivos y entender las condiciones del mercado internacional. En ese momento el maíz en el mercado global no rebasaba los 3 mil 400, para principios de año, ahora el mercado internacional, el mercado de futuros, ya nos marca un precio de 4 mil a 4 mil 100 por tonelada el día de hoy”.

Detalló que el alza del dólar beneficia a los productores a la hora de vender su producción del grano, pero los afecta si se está en etapa de compra de insumos, como son los fertilizantes, pues el precio se cotiza en dólares.