Su vida fue un completo desafío y contra todo pronóstico deja un gran legado
Por: Federico Jordan

LONDRES.- La esclerosis lateral amiotrófica que lo dejó paralizado no fue impedimento para que una de las mentes más brillantes, y considerado el sucesor de Albert Einstein, recorriera el tiempo y el espacio. Ayer fue la muerte quien puso fin a la incansable travesía científica de Stephen Hawking, a los 76 años, pero no a su legado. 

Se suponía que debías ser brillante sin esfuerzo o aceptar tus limitaciones”, escribió en su autobiografía de 2013, “My Brief History”.

La noticia fue dada a conocer ayer por un vocero de la familia, quienes pidieron tiempo y privacidad para lamentar el fallecimiento. 

Con gran tristeza anunciamos la muerte del profesor Stephen Hawking, quien murió pacíficamente en su casa de Cambridge en las primeras horas de esta mañana”.

La noticia fue dada a conocer ayer por un vocero de la familia / Especial

En el documento los hijos del británico, Lucy, Robert y Tim, lo califican como “un gran científico y un hombre extraordinario, cuyo trabajo y legado perdurarán por muchos años. Su coraje y persistencia, con su brillantez y su humor, inspiraron a personas de todo el mundo.

“Una vez dijo: ‘No sería un gran universo si no fuera el hogar de las personas que amas’. Lo extrañaremos para siempre”, añaden sobre su padre. 

HOMBRE DESAFIANTE 
El físico teórico, astrofísico, cosmólogo y divulgador no sólo desafió a la comunidad científica con sus teorías, también el pronóstico médico que le daba 2 años de vida como máximo. Hawking sorprendió al vivir más de 50 años con una enfermedad que suele ser letal. 

Nació el 8 de enero de 1942, en Oxford, Reino Unido, pero a los 21 años le fue diagnosticado esclerosis lateral amiotrófica (ELA), una dolencia degenerativa que le postró en una silla de ruedas.

La enfermedad lo paralizó lentamente, dejándolo con movimiento sólo en dos dedos y algunos músculos faciales. Un severo episodio de neumonía en 1985 provocó que Hawking tuviera que respirar a través de un tubo, obligándolo a comunicarse a través de un sintetizador electrónico de voz que le dio su distintito tono robótico. 

Pese a su condición física, Hawking continuó con su trabajo científico, e incluso fue uno de los sucesores de Isaac Newton como Profesor Lucasiano de Matemáticas en la Universidad de Cambridge, además estaba considerado como uno de los científicos más influyentes desde Albert Einstein. 

BUSCÓ INTERESAR AL MUNDO 
El trabajo de Stephen Hawking no acababa con sus aportaciones a la ciencia, también intentó por todos los medios que la gente se acercara a los misterios del Universo, y para lograr su objetivo no dudó en recurrir al humor. 

Su libro “Breve Historia del Tiempo”, escrito en 1988, fue un éxito a nivel internacional por su manera tan clara de escribir sobre los misterios del espacio, el tiempo y los agujeros negros. Vendió 10 millones de copias en el mundo. 

Pero Hawking estaba consciente, que debido a la complejidad de los temas, pocos habían terminado su texto, por eso decidió sacar una versión más breve (de la ya breve historia del tiempo) y más “leíble”.

TEORÍA UNIFICADA, UNA ‘MISIÓN RELIGIOSA’
El científico británico buscó casi toda su vida una “teoría unificada”, el gran objetivo de la física, para resolver las contradicciones entre la Teoría General de la Relatividad de Einstein, que describe las leyes de gravedad que gobiernan el movimiento de los grandes objetos, como los planetas, y la Teoría de Mecánica Cuántica, que trata con el mundo de las partículas subatómicas.

Fue como una misión religiosa y en alguna ocasión dijo que encontrar una “teoría del todo” le permitiría a la humanidad “conocer la mente de Dios”.

“Una teoría unificada completa y consistente es solo el primer paso: nuestra meta es un entendimiento total de los eventos a nuestro alrededor, y de nuestra propia existencia”, escribió en “Breve Historia del Tiempo”. 

Archivo

Sin embargo, en sus últimos años insinuó que podría no existir tal teoría.

Hawking se caracterizó por sus declaraciones provocadoras, sobre todo contra la Iglesia, al desacreditar la hipótesis de que Dios creó todo.

El científico opinaba  que creer en un Dios que interviene en el universo “para asegurarse que los buenos ganen o sean recompensados en la otra vida” era una ilusión. 

 CURIOSIDADES
-Hawking fue aficionado a las apuestas científicas, pese a que siembre perdía. 
-En 1975, apostó al físico estadounidense Kip Thorne, por una suscripción a la revista Penthouse, que la fuente de rayos X cósmica Cygnus X-1 no era un agujero negro. Perdió en 1990. 
-En 1997, Hawking y el físico estadounidense Kip Thorne le apostaron a John Preskill una enciclopedia en la que se debe perder información en los agujeros negros. El británico tuvo que conceder en 2004.
-En 2012, perdió 100 dólares con Gordon Kane por apostar a que el bosón de Higgs (partícula elemental que se cree origina la masa de las partículas elementales) no sería descubierto. 

TEORÍAS Y APORTACIONES
-Teoría de los agujeros negros o radiación Hawking. Señala que los estos cuerpos emiten radiación que lentamente causa su evaporación. Además afirma que cualquier tipo de energía o materia que ingresa a ellos queda atrapada.
-Big Bang o inflación cósmica Su teoría sobre la formación del universo señala que fue la gran explosión la que le dio origen y que antes de ésta no había nada. Sin embargo por falta de pruebas concluyentes no pudo ganar el premio Nobel. 
-Teoría del todo. Puso todos sus esfuerzos matemáticos por unificar la teoría general de la relatividad de Einstein con los conocimientos emergentes de la física cuántica.
-Extinción del planeta. Señala que el calentamiento global acabará con la tierra en 200 o 500 años, por lo que la humanidad deber buscar un nuevo hogar si quiere sobrevivir. Advierte que el planeta será en el 2600 una bola de fuego. 

Reconocimientos 
-Premio Albert Einstein
-Premio Wolf
-La Medalla Copley 
-Premio Fundamental de Física
-Premio Príncipe de Asturias (1998) 
-Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento (2015)

Con información de AP, EFE, The Guardian