Sociedad- Arte

- Arte

Vientos históricos: Claudia Marcucetti

El que sería el primer molino de América inspiró a la escritora para crear una novela histórica y de amor que tiene algo de la fantasía de Rulfo y de policiaco; ella habla en entrevista con VANGUARDIA

Por:  

miércoles, 01 de agosto del 2012

  • Fotos: Vanguardia-Cortesía
Contar la historia de "Heridas de Agua", la nueva novela de Claudia Marcucetti (publicada por Suma de Letras), es también relatar otra historia, la de cómo ella comenzó a crear estas páginas que narran un universo fantástico-real del personaje Gioconda Cattaneo, una mujer italiana en México en la época del porfiriato; ella, tras fallecer, queda "atrapada" como fantasma en uno de los primeros molinos de América, al que incluso llegó Emiliano Zapata.

De esta nueva publicación habla con VANGUARDIA la autora que ha escrito cuento y novela, y cuyas historias también las han hospedado revistas como Marie Claire, Open y Play Boy.

Concretamente, la novela trata de cómo Gioconda se instala en éste llamado Molino de Santo Domingo, en el siglo 19, pero, misteriosamente fallece, sin claridad de razones, ni para los otros, ni para ella misma como espectro; se vuelve así un fantasma que comienza a acompañar a los siguientes visitantes y revelando su muerte. Allí comienza lo policiaco y algo de la fantasía de Juan Rulfo.

"La historia comienza en realidad en 1529, es cuando Hernán Cortés ordena la construcción de uno de los primeros molinos de América -porque no sabemos con certeza cuál fue el primero-, pero hubo una serie de molinos que se fueron poniendo en las afueras de la ciudad de México con la intención de que hubiera hostias y pan en la Nueva España", explica y subraya que de aquí su novela traspasa varios períodos hasta llegar a la Revolución.

"Yo me concentro posterior a este hecho y voy para atrás en algunos planos con respecto al tiempo en la novela, pero sí me enfoco concretamente en dos períodos: Porfiriato y Revolución, en los siglos 19, 20 e inicios del 21, y esto es el término de la novela".

Menciona la autora de "Los Inválidos" que comenzó a interesarse en este molino porque halló unas cartas, fechadas en 1875, "y eso me remitió inmediatamente al periodo histórico del porfiriato; comencé a hacer investigaciones y me fui enamorando de personajes del momento, involucrando en sucesos de la época, como José Yves Limantour, ministro de finanzas del gobierno de Porfirio Díaz que aparece en algunas de las investigaciones que se hicieron del molino de Santo Domingo.

"Pero, claro, como novelista me tomé licencias y monté una relación entre Lomantour con una mujer que no existía obviamente, que se enamora de este lugar, del molino de Santo Domingo, se va a vivir ahí, muere y de alguna manera queda varada en las paredas de este sitio", dice sobre la historia que germinó en "Heridas de Agua".

Inspiración de todo tipo

De Gioconda Cattanea, dice Marcucetti que es un personaje totalmente ficticio, pero construido con hechos: "Encontré en las cartas a una mujer mexicana que había sido exiliada por el marido. A Gioconda la implanté en una familia real italiana, incluso pedí permiso para usar sus apellidos porque es una familia conocida", añade.

"Su marido (un conde mexicano), es también de la ficción, pero esta basado en una familia mexicana real que es una familia noble", platica.

Y recuerda un personaje más, Fortunato, un obrero italiano llegado a México. "A él lo encontré en un libro de un descendiente de estas colonias de Italianos que vinieron a finales del siglo 19 a México", y puntúa que italianos llegaron al país por decisión del gobierno de Porfirio Díaz; "los trajo con el objetivo de poblar el país, era tan extenso y había pocos para trabajarlo, así que trajo braceros con la condición de darles tierras, porque en sus países había una miseria terrible".

Regresar al pasado no es algo insignificante y Marcucetti se dio cuenta de las similitudes temporales que hay en una época y otra, incluso en la actual. "La idea era un poco comprobar y demostrar cómo la historia del país como de los personajes del libro se va repitiendo en un tiempo en el cual estamos como atrapados". Además, por su formación de arquitecta, "no dejé de deslumbrarme por toda la obra pública que hizo este hombre (Díaz)".

El molino sigue presente (entre Periférico y Av. Observatorio, en ciudad de México), como un monumento al pasado y símbolo de historias que pueden ser contdas, como hace Marcucetti en ésta su nueva novela.

"Tiene mucha investigación histórica y uno de los retos fue mezclar la ficción con la historia de una manera verosímil y que siguiera la trama de la historia de la novela, porque una cosa es la historia con `h' mayúscula y otra es la historia particular de la novela".
Claudia Marcucetti, autora de `Heridas de Agua'

¿Dónde sucedió?