Coahuila- Saltillo

- Saltillo

Usarán microorganismos para hornos de ladrillos

Estudiantes de la UTC realizan una investigación para desarrollar elementos biotecnológicos y evitar la contaminación

Por:  

domingo, 22 de julio del 2012

  • Proyecto. Estudiantes de la UTC realizan un trabajo educativo que busca volver a utilizar llantas para la cocción de ladrillos sin dañar el ambiente. Foto: Vanguardia-Jesús Castro
Ramos Arizpe, Coahuila.- Un grupo de estudiantes de ingeniería en seguridad y medio ambiente de la UTC se encuentra desarrollando un filtro natural para residuos tóxicos ambientales que pretenden instalar en los hornos para ladrillos, con la intención de que se pueda volver a cocer los tabiques quemando llantas, sin perjudicar el medio ambiente, y logrando la calidad de cocimiento que exigen los clientes.

Revela el grupo de 22 estudiantes, que se trata de su trabajo final para graduarse, cuyo plan de estudio les pide un proyecto llamado de biotecnología, aplicando los conocimientos adquiridos durante la carrera en una aplicación útil para la ciudad.

José Inés Olvera, uno de los estudiantes involucrados, manifestó que eligieron el proyecto por unanimidad, y que parte de la decisión fue tomada luego de conocer el reportaje "En Crisis ladrillo de Saltillo", de la revista Semanario, de esta casa editora.

En el reportaje se exponía el problema que les representó a los ladrilleros cambiar la llanta como combustible, al aceite y la madera, pues no se lograban la calidad y el color de ladrillo que antes, mas aun, que tras la instalación de hornos de aceite de parte del gobierno del Coahiula, la dependencia ambiental del Estado, incumplió con el compromiso de abastecer el combustible.

Esto provocó que los ladrilleros continuaran con la madera y en proporciones menores, siguen quemando llantas, para lograr la calidad y color que exigen los compradores, esto, a pesar del daño ambiental que representan las emisiones.

De ahí que, señala José Inés, tomaran la iniciativa de utilizar sus conocimientos para crear una especie de filtro natural para que los ladrilleros puedan continuar quemando llantas, pero que sus emisiones dejen de dañar el medio ambiente.

"Se trata de que a través de un medio biotecnológico, que es el uso de microorganismos, cualquier ser vivo o bacteria, donde nosotros apliquemos lo que hemos aprendido a través de prácticas y clases, de cómo se desenvuelven los microorganismos con los contaminantes que hay a su alrededor ", expuso el estudiante.

Para ello ya realizaron la primera etapa del proyecto que es la visita y estudio del trabajo de los ladrilleros del sur oriente de la ciudad, recogiendo todo tipo de variables de la forma en que realizan su trabajo con los diferentes combustibles que usan, información que ya se encuentran analizando para determinar el método adecuado para el filtro.

"Tenemos que conocer todas las variables, para armar el diseño, ya vamos a comenzar con prototipos para poder llevar a cabo pruebas y ver si la propuesta que nosotros estamos planeando va a ser la mejor para disminuir las emisiones que están presentes", dijo José Inés.

Revelaron a VANGUARDIA que actualmente se encuentran en la fase del diseño del prototipo, que tendrá como objetivo dirigir las emisiones y almacenarlas para que reciban un tratamiento biotecnológico.

Explicaron los estudiantes que una primera propuesta es captar los humos negros de bióxido de carbono, o partículas de azufre que producen los hornos al quemar llantas, y convertirlos del medio gaseoso al estado acuoso o líquido, convirtiéndolo en residuos que puedan ser tratados por medio de un agente biológico, para reaprovecharlos o eliminarlos, en vez de desecharlos.

De ahí que esta primera etapa de investigación sea muy importante para que una vez recabadas las variables, tipos de contaminantes y el trabajo que realizan los ladrilleros, puedan elegir el mejor método benéfico al medio ambiente, pero también, que ayuden a la calidad de vida y economía de los ladrilleros.

Y es que, señalan, otra variable que también están tomando en cuenta es que esta actividad económica de tradición en Saltillo está tendiendo a desaparecer, o provocar que sus productores continúen viviendo en la miseria, por lo que piensan que su aportación podría servir también para eso, para devolverle vida a este tipo de trabajo.

"Hacer ladrillos es una tradición en Saltillo, pero se ha estado perdiendo. Uno de los ladrilleros me platicaba que él tiene 40 años haciendo ladrillos, y dice, este negocio se va a acabar", platica José Inés, quien agregó, "con este proyecto pretendemos darle valores agregados a los productores, usando combustibles baratos, si perjudicar el medio ambiente, pero tampoco su economía".

Por eso manifiestan que en la elaboración del prototipo tomarán en cuenta los mismos elementos naturales con que cuentan los ladrilleros en su entorno, incluso los mismos hornos, a los cuales sólo propondrían algunas adecuaciones, y la instalación de la tecnología natural que ellos propongan, la cual buscarán, no eleve los costos de la producción.

Manifestaron que aunque tienen varios meses para la realización y presentación del proyecto, planean continuar trabajando en su aplicación a pesar de que terminen la carrera, cuyos asesores son los maestros José Alberto López y Luis Manuel Rangel.

"El compromiso que el grupo ha hecho está firme, independientemente si terminamos el reporte en la Carrera, nosotros continuaríamos trabajando hasta que logremos el proyecto", expuso José Inés.

Además, dejaron ver la posibilidad de invitar a compañeros de otras carreras de la UTC, para crear un proyecto multidisciplinario que ofrezca soluciones a otros problemas que presentan los productores de ladrillo y sus familias.

Por su parte, algunos de los productores de ladrillos visitados por los estudiantes se manifestaron interesados en colaborar en el proyecto, con la intención de que puedan volver a quemar llanta sin ser multados por las autoridades ambientales.

Hacer ladrillos es una tradición en Saltillo, pero se ha estado perdiendo".
José Inés Olvera, estudiante de biotecnología de la UTC.

Tenemos que conocer todas las variables, para armar el diseño, ya vamos a comenzar con prototipos para poder llevar a cabo pruebas".
José Inés Olvera, estudiante de biotecnología de la UTC.

¿Dónde sucedió?