Mundo- Latinoamérica

- Latinoamérica

Urge educar para abatir la inequidad

La inequidad que afecta a América Latina puede ser combatida con políticas eficaces para mejorar la enseñanza pública, afirmó un representante de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Por:  

lunes, 07 de marzo del 2011

    SANTIAGO DE CHILE.-  El director regional para América Latina y el Caribe de la Unesco, Jorge Sequeira, dijo que "la inequidad es un problema que tiene muchos años, siglos, en nuestra región", al tiempo que criticó que se continúe midiendo sólo en términos económicos.

    Recordó que la inequidad "se ha medido tradicionalmente en términos económicos, de los ingresos, pero hoy día tenemos que ir más allá, hay que medirla en términos de acceso a servicios sociales de calidad: agua potable, trabajo digno, salud y educación".

    "Este es el entorno de la inequidad, porque por más recursos económicos que haya, si los servicios sociales no son de calidad, siempre va a continuar la inequidad", agregó.

    Sequeira advirtió, por otra parte, que "la escuela, si no ponemos atención, puede jugar un papel para perpetuar la inequidad, porque los patrones de conducta de subdesarrollo se repiten a nivel escolar a través de los años".

    Aseguró que "la escuela presenta un entorno muy favorable, que si lo transformamos, hay una muy buena probabilidad de que en un futuro cercano los niños y los nietos de esos estudiantes no van a sufrir los mismos problemas".

    "Por eso planteamos la calidad de la educación como un instrumento también para salir de la inequidad", indicó Sequeira.

    Reconoció, asimismo, que los conflictos armados también alimentan la inequidad, pues afectan los procesos educativos, a los estudiantes, profesores y hasta los establecimientos educativos.

    Enfatizó, en ese sentido, que "por ello uno de nuestros lemas es `Educación para una cultura de la paz'. No se puede lograr cultura de paz, sin educación", por tratarse además de una garantía fundamental en la Convención de Derechos Humanos.

    "Entonces, la educación es un derecho que permite al individuo acceso a otros derechos. Por eso es uno de los derechos fundamentales para tener paz, convivencia y vivir todos juntos en tolerancia", concluyó Sequeira.

     

    ¿Dónde sucedió?