Tech- Tech

- Tech

Una caja de herramientas para su PC

Gracias a la reducción de los precios y al incremento de la capacidad de almacenamiento de las memorias USB, puede llevar consigo sin dificultad un equipo digital de primeros auxilios

Por:  

lunes, 04 de octubre del 2010

  • No todas las memorias USB son iguales. Lo primero a considerar debe ser la capacidad de almacenamiento. Foto: Archivo Vanguardia

WASHINGTON.- Veteranos usuarios de computadora saben muy bien que es sólo una cuestión de tiempo antes de que un fallo técnico les obligue a echar mano a su caja de herramientas. O, peor aún, que una paralización del sistema les obligue a reinstalar aplicaciones o incluso el sistema operativo entero.

Cuando esto ocurra, ¿estará usted preparado de forma tal que le  permita minimizar el daño en el menor tiempo posible? Lo estará si lleva una caja de herramientas en el bolsillo. Gracias a la reducción de los precios y al incremento de la capacidad de almacenamiento de las memorias USB, puede llevar consigo sin dificultad un equipo digital de primeros auxilios suficiente para poner su PC en poco tiempo nuevamente en movimiento.

 

MEMORIAS

No todas las memorias USB son iguales, de modo que, antes de comprar  una en que guardar su caja de herramientas, piense primero en las características que debe tener y como transportarla.

Lo primero a considerar debe ser la capacidad de almacenamiento. El  saber aproximadamente cuánto espacio usted necesita o quiere tener limita ya el número de memorias a elegir. Puesto que probablemente tendrá que guardar muchos datos en ella, comience con modelos de capacidad no inferior a 16 gigabytes (GB). Estas memorias cuestan entre 25 y 35 dólares (entre 19 y 27 euros). Más allá, encontrará modelos de 32, 64, 128 e incluso 256 GB, con precios que se duplican junto con la capacidad.

Pero la capacidad no es todo. En general, mientras más pequeñas y más angostas, mejor. Y si quiere usted llevar su memoria en el llavero, cosa muy conveniente, busque una que tenga un agujero adecuado para su llavero. Algunas memorias, tales como LaCie iamaKey, WhizKey o CooKey, han sido diseñadas exactamente en forma de llave. En todo caso, es también importante que sean angostas, de modo que quepan en un aparato con dos puertos USB adyacentes. Algunas memorias son tan anchas que se chocan con el puerto USB vecino.

También son importantes la velocidad y la durabilidad. Para saberlo,  puede comenzar comparando las estadísticas de velocidad de lectura y escritura de las memorias USB en el comercio, que fluctúan entre los 10 y los 32 megabytes por segundo (MB/s) y más. Pase lectura además a las revistas en sitios como Amazon.com y Newegg.com. Estas le darán una buena idea de las velocidades de lectura y escritura, y con seguridad verá también cuán susceptibles son estos accesorios a dañarse durante el transporte o a fallar sin razón aparente.

 

SOFTWARE

Su caja de herramientas debe incluir varias categorías de software:  controladores o drivers, archivos de datos esenciales y, si el  espacio lo permite, archivos ISO de instalación de programas y backups del sistema o imágenes.

Los controladores son esenciales en caso de tener que reinstalar el  sistema operativo a partir de cero. La mayoría de los sistemas  operativos instalan sólo controladores básicos que permiten operar la computadora, como los drivers para los puertos USB. Otros drivers -como los del puerto LAN, la tarjeta inalámbrica, la tarjeta de sonido, el chipset, la impresora, el escáner, la tableta o la cámara digital- suelen ser instalados después que el sistema operativo.  Muchos prefieren buscar estos controladores online tras instalar el sistema operativo. En todo caso, si no dispone usted de un  controlador para la tarjeta inalámbrica o el puerto LAN, no podrá ir online para descargar los drivers que necesita. Es por ello que es conveniente que los ponga en su caja de herramientas USB y quede libre de tal preocupación.

Sus archivos esenciales de datos -es decir, los que usted creó con  Word, Excel u otra aplicación que use- también deberán ir en su caja de herramientas. Nunca se sabe cuándo los necesitará, sea en una  nueva máquina o cuando esté lejos de casa. Por supuesto, cerciórese de que esos datos están encriptados o protegidos por una contraseña. Esto puede hacerse con una herramienta ZIP convencional tal como la gratuita 7-zip y creando un archivo protegido de todos sus archivos críticos.

Incluya en su caja de herramientas también otros archivos personales  que pueda necesitar para ponerse al trabajo rápidamente. Esto puede incluir el archivo de favoritos del navegador o un administrador de contraseñas o de llenado de formularios en el cual usted pueda confiar, con su contraseña encriptada, por supuesto.

Si compra una memoria de suficiente capacidad, puede almacenar en  ella también imágenes ISO de todo programa que pueda necesitar urgentemente. Una imagen ISO es un simple archivo que encierra todo el contenido de un CD o DVD. Con un programa como UltraISO (www.ezbsystems.com/ultraiso), puede crear una imagen ISO de un disco de instalación y después montarla en su computadora de modo que aparezca y trabaje como si fuera un accesorio de hardware. Instalaciones a partir de archivos ISO suelen ser mucho más rápidas que a partir de discos CD.

Asimismo, si el espacio lo permite, cree o guarde en la memoria ISO  una imagen entera del disco C:. De este modo, en caso de ocurrir algo catastrófico a su computadora, puede restaurarlo todo a partir de la memoria portátil. Windows 7 tiene incorporada una herramienta de Imaging. Recuerde que necesitará también un CD de arranque para acceder al archivo de imagen. Todo programa que cree tales imágenes del sistema -como Windows 7 o Acronis True Image- permitirá también  crear un disco de rescate con solo un par de clics.

Ciertamente, puede usted crear también una caja de herramientas  portátil en un disco duro externo en lugar de una memoria USB. Pero con seguridad no tendrá usted a la mano un accesorio tan grande y tan pesado cuando lo necesite. Como quiera que sea, cree esa caja de herramientas ahora mismo y quédese tranquilo,pensando que, si el desastre ocurre, ya estará preparado.

¿Dónde sucedió?