El tribunal consideró que el derecho a la exclusividad sobre las copias de los programas se extingue con la primera venta.
Luxemburgo, Luxemburgo.- La empresa de informática estadounidense Oracle sufrió hoy una derrota judicial ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que decidió que no puede oponerse a la reventa por parte de un cliente de licencias de segunda mano para uso de su software para empresas.

Ello incluye tanto software que tiene una presencia física, es decir que está por ejemplo grabado en un DVD, como el que se baja de los servidores del dueño de los derechos. Las licencias permiten que las firmas se bajen programas y actualizaciones o parches de la web de Oracle.

El tribunal consideró que el derecho a la exclusividad sobre las copias de los programas se extingue con la primera venta.

Oracle había llevado ante la justicia a la compañía alemana UsedSoft, que se dedica a comprar licencias de la firma estadounidense y revenderlas a posibles interesados.

El tribunal europeo había sido consultado por una corte federal alemana que trata el caso.

La institución con sede en Luxemburgo estableció sin embargo que si una empresa quiere vender una licencia de Oracle, entonces ya no puede utilizar el software que se bajó con ella y debe destruirlo.