Coahuila- Política

- Política

`Tendencia favorece al PRI en Coahuila'

Roy Campos Ezquerra, director de Consulta Mitofsky, habló en exclusiva para VANGUARDIA sobre las tendencias del proceso electoral, a poco más de un mes de que inicien las campañas para Gobernador en Coahuila.

Por:  

domingo, 03 de abril del 2011

  • Situación normal. Roy Campos Ezquerra explicó que las tendencias son normales en una entidad cuyo electorado siempre ha votado a favor del PRI, sin embargo, advirtió, la historia puede cambiar. FOTO: VANGUARDIA-ESPECIAL

Roy Campos Ezquerra, director de Consulta Mitofsky, habló en exclusiva para VANGUARDIA sobre las tendencias del proceso electoral, a poco más de un mes de que inicien las campañas para Gobernador en Coahuila.

De acuerdo con la última encuesta de Consulta Mitofsky realizada en el mes de marzo, Rubén Moreira Valdez aventaja en las preferencias electorales con 68 por ciento, contra 16 por ciento de Guillermo Anaya Llamas.

Campos Ezquerra explicó que las tendencias son normales en una entidad cuyo electorado siempre ha votado a favor del PRI. Además, dijo que el PAN se queja y desestima las encuestas que no le dan la ventaja sólo para mantener el ánimo de sus seguidores; sin embargo, añadió que los panistas jamás han demostrado con otra encuesta lo contrario a lo que revela Mitosfky en sus números.

Historia sin final

De acuerdo con los resultados de las encuestas, ¿cómo ve el comportamiento del electorado en Coahuila?

Es una campaña corta, y en este tipo de campañas importan mucho los niveles de partidismo. Cuando yo veo los resultados de esta encuesta (mes de marzo), más allá observar el resultado amplio a favor de un candidato, lo que estoy viendo es la identidad partidista. Coahuila tiene una identidad partidista muy favorable para el PRI, pues 65 por ciento de la gente se declara priísta, por lo que no es muy extraño el resultado en la preferencia electoral.

¿Hacia dónde va a evolucionar la elección?

Conociendo la preferencia, el resultado es bastante lógico. La lógica sería que el candidato que va arriba va a perder puntos, porque está muy alto y es muy difícil crecer, y porque Anaya es 21 puntos menos conocido que Moreira.

Entonces, conforme la campaña avance, Anaya tiene la oportunidad de darse a conocer con un nuevo electorado que todavía no lo voltea a ver. La pregunta es ¿crece lo suficiente para abatir esa ventaja? Eso lo tendrán que decidir quienes voten y quienes hagan la campaña, pero en principio tiene una situación difícil el candidato del PAN.

Si, como dice, Coahuila es un estado priísta, de acuerdo con la experiencia de la empresa encuestadora, ¿la tendencia seguirá a lo largo del proceso electoral?

Es lo más lógico, aunque las cosas pueden cambiar. Sin embargo, para que esto ocurra tienen que pasar muchas cosas. Tenemos que entender que cuando llegue el día de la votación el elector va a tener en la cabeza muchas más cosas de las que hoy tiene; el votante está viendo tragedias y noticias buenas, tiene hoy un ánimo que en julio no sabemos cuál va a ser. Aunque cambie, abandone o no sus preferencias, puede, por ejemplo, no ir a votar, lo que generaría un resultado muy diferente al que hoy miden las encuestas.

La idea es tratar de hacer encuestas mensuales para ir contando la historia, porque las encuestas sólo cuentan una trama sin final. Si pensáramos que lo que hoy dice la encuesta es lo que va a suceder, pensaríamos en quitarle el dinero a los partidos, porque entonces para qué hacen campaña. Y para eso es precisamente el dinero, para que muevan las preferencias que hoy existen.

Tenemos que asumirlo, la tendencia va a cambiar, los del PRI y los del PAN lo saben. En este momento los del PRI deberían estar cuidando su ventaja, y los del PAN negar la desventaja y moverla rápidamente para otro lado.

Contra campañas negras

¿Qué tanto influyen las campañas negras y las propositivas en el ánimo del electorado al revelar su preferencia?

En una campaña tienes que decirle al electorado por qué tienes que votar por mí y por qué no tienes que votar por el otro, como en cualquier publicidad de cualquier producto o servicio. Sin embargo, lo que al electorado más le sirve para tomar decisiones es la parte negativa, porque supone que los candidatos van a hacer lo positivo.

No obstante, lo negativo deja de tener sentido porque lo dicen los políticos, y como el político tiene baja credibilidad, por qué le voy a creer a uno que acusa a otro, en todo caso, los dos son igual de malos.

Las campañas siempre deben tener un elemento negativo, un elemento que me diga por qué no tienes qué votar por el otro, siempre y cuando no sea negro, porque ese es otro concepto.

La campaña negra sí debe eliminarse, porque es la mentira, la calumnia, la acusación de fraudes o de delitos, pero hay otro tipo de cosas que no son delitos, y eso sí se vale, tiene su componente de negatividad que se vale.

¿Dónde sucedió?