Espectáculos- Cine

- Cine

Se revela el cine XXX contra la pornografía infantil

Estrellas del porno desnudan su torso para una polémica campaña de la organización belga para niños desaparecidos y víctimas de explotación sexual "Child Focus".

Por:  

viernes, 13 de abril del 2012

  • El actor italiano de cine X Rocco Siffredi y la actriz francesa PussyKat en una imagen de la campaña. Foto EFE

Madrid, España.- Tiene 21 años, vive al sur de Francia y desde hace 18 meses se desnuda por placer y practica sexo delante de una cámara con su marido y con otras mujeres. Su nombre artístico es "PussyKat", también conocida como "la nueva bomba asiática", por su origen vietnamita, que ha revolucionado el mundo del porno del siglo XXI.

PussyKat lo tiene claro: "La pornografía infantil es abuso sexual de menores". "Nada tiene que ver mi trabajo con la infancia, que es sagrada", sostiene e insiste: "la pornografía debe mantenerse entre adultos que consienten y dejar a los niños fuera".

La joven sensación asiática, quien asegura que aceptó la propuesta de Child Focus porque considera "una obligación que las personas con cierta fama presten su imagen en favor de buenas causas", ha unido su poderosa imagen a la del veterano actor italiano de cine X Rocco Siffredi. Juntos desnudan su torso y cruzan los brazos en forma de cruz y rechazo al abuso de menores.

"La pornografía es mi trabajo y asumo la responsabilidad, pero la pornografía infantil no es pornografía, es abuso sexual y yo estoy en contra de ella", es una de las frases de la  campaña.

"Haz un gesto como yo y, si por casualidad encuentras imágenes de niños víctimas de abusos sexuales en internet, denuncia en www.stopchildporno.be. El anonimato está garantizado", añade el eslogan.

LA IMPORTANCIA DE LA DENUNCIA

El portavoz de Child Focus, Dirk Depover, incide en la importancia de la denuncia de casos sospechosos, pero hace hincapié en que no piden a los ciudadanos que se conviertan en "detectives privados" sino simplemente que informen de las imágenes sospechosas que encuentre por casualidad en la red.

"No alentamos la búsqueda de imágenes por parte de particulares porque daría una excusa perfecta a los pederastas", señala Depover y aclara que uno de los principales argumentos usados por los sospechosos es precisamente que la cantidad de imágenes en su ordenador responde a que colaboran en investigaciones policiales.

Depover tranquiliza además al garantizar que las denuncias son completamente anónimas y que si la policía insiste en mantener una conversación con el denunciante, Child Focus le consultará primero si está de acuerdo antes de facilitar ningún detalle sobre su identidad.

"En la mayoría de los casos los denunciantes acceden a colaborar con la policía", indica Depover y señala que la reticencia inicial suele deberse a que encontraron las imágenes cuando consultaban páginas pornográficas para adultos, por eso es tan importante distinguir entre ambas prácticas y evitar estigmatizar a los que consumen porno para mayores.

La manera de proceder de Child Focus es sencilla: una vez reciben una denuncia se ponen en contacto con la policía belga, que a su vez entra en contacto con Interpol y otras organizaciones internacionales de protección de la infancia.

Los expertos policiales se centran en el estudio exhaustivo de las imágenes para identificar cualquier detalle que permita localizar la escena, desde el sistema eléctrico de la habitación que aparezca en la foto al idioma de libros o revistas en imagen.

Más allá de identificar al agresor, es crucial identificar a la víctima y comprobar si aparece en otras imágenes que estén en los archivos policiales. Llegar al niño víctima de los abusos es fundamental para poder prestarle ayuda y contribuir a su recuperación, explica Child Focus.

"Sería perfecto que nuestra campaña ayude a sensibilizar a escala internacional porque la pornografía infantil no es algo nacional sino que afecta a todo el mundo y que hay que combatir de manera global", indica Depover.

LA PORNOGRAFIA INFANTIL EN CIFRAS

Child Focus es reticente a cuantificar en cifras la pornografía infantil, sobre todo porque suelen quedarse cortas.

Interpol ha descubierto millones de imágenes de abusos a menores en todo el mundo y, según datos oficiales, durante los últimos dos años y medio ha identificado 2,500 niños víctimas de abusos procedentes de 40 países y ha identificado a 1,377 agresores.

Para hacernos una idea de la magnitud de imágenes que aún faltan por detectar, la organización recuerda que sólo el último de los detenidos en Bélgica por abuso de menores poseía en su ordenador hasta 10 millones de fotografías de pornografía infantil.

El Consejo de Europa, una organización que engloba a 47 países europeos y se dedica a la defensa de los principios democráticos, advierte de que si bien solo una minoría de niños en Europa -entre un 10 y un 20 por ciento- son víctimas de abusos, los círculos en los que suelen producirse esos abusos son generalmente familiares o cercanos al menor, lo que complica la detección de casos.

CAMPAÑA POLÉMICA

La campaña de Child Focus, ideada por la agencia publicitaria Grey Brussels, no ha gustado a todos. La ministra de Juventud de la comunidad francófona de Bélgica, Evelyne Huytebroeck, se ha manifestado claramente el contra del método de la organización y ha llegado a cuestionar la financiación pública que recibe.

Depover resta importancia a las críticas de "solo una ministra de un Gobierno regional" y asegura que la campaña cuenta con apoyos a escala del Ejecutivo federal y en Flandes y que las tensiones se deben más bien a cuestiones de política nacional.

"Solo el 30 por ciento de nuestros ingresos proceden de financiación pública y no creo que los perdamos, porque al Gobierno le sale bastante bien pagar solo una tercera parte del coste y recibir el 100 por cien de los beneficios que suponen nuestro servicios", afirma tajante Depover.

Depover aclara que la intención no es promover la pornografía, sino simplemente no ocultar que es una realidad y que nada tiene que ver con la pornografía infantil y sostiene que las reacciones alarmistas se deben al "pánico moral" que experimentan nuestras sociedades hoy.

El portavoz se declara impresionado de lo lejos que ha llegado Child Focus con sólo un correo electrónico informativo a la agencia nacional de noticias.

"Sin pagar un euro hemos logrado una cobertura que nos hubiera costado entre 200,000 y 300,000 euros y aunque la campaña aún no se ha lanzado de manera oficial ya ha habido 70,000 visitantes del vídeo en nuestro sitio web", destacó.

"Esta campaña ha trascendido fronteras, nos han llegado felicitaciones desde América Latina, Italia, España, Holanda, Suiza...", asegura Depover.

La campaña empieza oficialmente el próximo mes de mayo e incluirá proyecciones en las salas de cine de Bélgica y anuncios en revistas, todos ellos por cortesía de los medios, ya que Child Focus no tiene fondos suficientes para costear todas estas acciones.

La organización tiene previsto también acudir a eventos de relevancia, como partidos de fútbol de cierto peso, en los que se pedirá a participantes y asistentes que crucen los brazos en señal de rechazo de los abusos a menores y se tomarán fotos que luego aparecerán en su sitio web.

Child Focus fue creada en 1998 a iniciativa de un grupo de padres de niños que sufrieron abusos, entre ellos, Jean-Denis Lejeune, cuya hija Julie fue una de las víctimas del pederasta y asesino Marc Dutroux.

DESTACADOS:

* "La pornografía infantil es abuso sexual de menores", afirma la actriz porno francesa PussyKat, una de las protagonistas de la campaña, quien asegura que existe una diferencia muy clara entre su trabajo y las imágenes y vídeos de contenido sexual de menores de edad. "La infancia es sagrada y nada tiene que ver con el sexo consentido entre adultos".

* "Esta campaña ha trascendido fronteras, nos han llegado felicitaciones desde América Latina, Italia, España, Holanda, Suiza...", asegura el director de comunicación de Child Focus, Dirk Depover, quien pide no caer en el "pánico moral" ni negar que el porno entre adultos es una realidad.

* "La pornografía infantil no es algo nacional sino que afecta a todo el mundo y que hay que combatir de manera global", explica Depover, y anima a denunciar en el portal www.stopchildporno.be, que a pesar de ser un domino belga trabaja de cerca con Interpol y organizaciones internacionales como Inhope.

¿Dónde sucedió?