Negocios- Economía

- Economía

Se ubica Monterrey como la ciudad más cara del país: Mercer

México.- Monterrey se colocó como la ciudad más cara del país, seguida por Los Cabos y la Ciudad de México, en tanto, Tepic, Chetumal y Pachuca sobresalen con el menor índice de costo de vida, reveló un estudio de Mercer.

Por:  

lunes, 03 de diciembre del 2007

    La firma de consultoría expone que de acuerdo con la Encuesta de Costo de Vida Nacional 2007-2008 no es sorpresa que Monterrey sea la ciudad más cara, con una puntuación de 105.2 por ciento, ya que es una urbe cosmopolita, industrial y financieramente exitosa.

    Además, de que su ubicación geográfica implica un elevado consumo de energéticos en relación con otras ciudades igualmente comparables como la capital mexicana que no tiene que hacer frente a estos gastos.

    Agregó que Los Cabos se ubica en segundo sitio con 103.8 por ciento, debido a que posee "un perfil inminentemente turístico de alto nivel con una fuerte o gran influencia del turismo norteamericano, aunado a su ubicación geográfica".

    En tanto, la Ciudad de México ocupa el tercer lugar, con una puntuación de 100 por ciento, "por ser la capital y cuyo perfil cosmopolita la caracteriza como una ciudad cara por disponer con una amplia gama de bienes y servicios de alta calidad".

    Mercer abundó que adicional al rubro de vivienda y educación, la salud impacta de forma significativa los índices de Costo de Vida, y para el estudio consideró como principales variables los gastos promedio en 42 localidades del país, de una canasta constituida con 150 bienes y servicios.

    Precisó que seis rubros de gasto se obtuvieron a través del Banco de México, como alimentos, transporte, vestido, uso personal, entretenimiento, muebles y accesorios, así como gastos promedio en vivienda, educación y salud.

    Por otra parte, detalló que el costo de vida y calidad de vida son variables fundamentales para la atracción de talento calificado en las empresas.

    El estudio busca brindar información a las empresas, a fin de que éstas diseñen planes de compensación efectivos para la transferencia de empleados.