Deportes- Futbol

- Futbol

Roberto Hernández Jr : La pasión de un grande

Don Roberto Hernández Jr cautivó ayer con su plática a cerca de 500 aficionados reunidos en la Sala C de Cintermex en la presentación de su libro "Más allá de la pasión".

Por:  

jueves, 13 de octubre del 2011

  • Foto: Vanguardia/Milenio
Monterrey, Nuevo León.- Cinco segundos y te atrapa, 10 y te cautiva, 15 y no lo sueltas. Sólo hay un pionero deportivo capaz de lograrlo: Don Roberto Hernández Jr. con su libro Más allá de la pasión.

La fiesta aún no comienza en la sala C de Cintermex y el nervio te come por dentro. Voces van y vienen. El murmullo de 500 aficionados es como aquél que se escucha en pleno previo de un partido de futbol. Se habla del ídolo. Dos palabras se distinguen: "Don Roberto". No más.

El reloj indica las 19:30, tiempo exacto para la aparición de la figura, del pionero, del hombre que lo cambió todo, que levantó el futbol de la ciudad de Monterrey y que pretende compartir algo más allá de su pasión, pero sin dejarlo de mencionar.

Tal y como si saliera el equipo local, los aficionados del recinto se levantan para ovacionarlo. Un señor propone un nuevo aplauso y por supuesto que todos se le unen.

Su hijo, Roberto Hernández Contreras toma la palabra y despierta sonrisas. Todos esperan el momento cumbre y entonces el hijo asiste a su padre, y Don Roberto marca el primero de la noche: presenta su obra Más allá de la pasión, resumida en 368 páginas y que incluye un DVD interactivo, con los mejores reportajes, entrevistas y momentos de su vida y todo este gran paquete por solamente 250 pesos.

Transcurren minutos que parecen segundos. El tiempo vuela. Pero a nadie le importa, porque todos se entretienen con los momentos más elocuentes de Don Roberto trasmitidos desde un proyector.

Esta vez, Don Roberto está en el campo de juego y su esposa, sus hijos, sus nietos y sus alumnos siguen cada paso suyo con detenimiento desde su asiento. Pero también personalidades como los dirigentes de Rayados y Tigres, Jorge Urdiales y Alejandro Rodríguez acompañado por Miguel Angel Garza, así como el alcalde de Monterrey, Fernando Larrazábal. Y por supuesto, su inseparable público. Todos con la misma admiración de estrechar su mano como su incondicional amigo invidente, Don Luis, fiel seguidor de RG La Deportiva.

Pero antes de ese momento cumbre, fiel a su estilo polémico y aprovechando la presencia de los dirigentes, lanzó la primera interrogante: "¿Quién va a ganar el Clásico?". Y la sala de eventos disfrazada de Volcán erupcionó con un: "¡Tigres!".

Acto seguido, un valiente le regresó la interrogante, pero como buen atacante, Don Roberto lo dribló con su clásica carisma: "¿Marcador del Clásico?, No, sabrá Dios". Y provocó risas de los presentes.

Justo al tiempo en que comenzaba a repartir firmas a sus seguidores, tuvo que interrumpir su actividad para enlazarse al Telediario con el arquitecto Héctor Benavides, al que le compartió un episodio de su vida.

"De joven yo era un pandillero, es la verdad, era jefe de pandilla, me encantaban los catorrazos, me encantaba el desorden, me encantaban muchas cosas, y no tenía oficio ni beneficio. No sé cómo se hizo el locutor y cómo esos diez años hacen el crecimiento y dices tú: `de pandillero a estar en Maracaná a narrar un partido de Inglaterra contra Brasil, espérame qué pasó'.

"De competir con gente como tú (Benavides), brillantísima, me parece a mí que la vida me ha exigido y le he dado además la pasión que se debe de dar para crecer de joven y trascender en la sociedad".

Y una vez concluida su intervención en Telediario y atender a la prensa, Don Roberto regresó con su gente para regalar más sonrisas.

¿Dónde sucedió?