La Jornada
De acuerdo con Luege, hay un déficit en la disponibilidad del líquido de 11 mil 500 millones de metros cúbicos, pero dentro de 20 años ese índice podría llegar hasta 36 mil millones
Ciudad de México. Si no empieza a haber un consumo más racional del agua, el país enfrentará en breve una "situación inimaginable de crisis e ingobernabilidad", tomando en cuenta que el primer trimestre de 2011 ha sido el más seco de toda la historia, advirtió el director de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), José Luis Luege Tamargo.

Luego de la presentación del libro Hydros IV Cotidiano, realizada ayer en el Cárcamo de Dolores, el funcionario advirtió que de los 78 mil 400 millones de metros cúbicos de agua que se consumen en el país cada año, la mayoría se obtienen de forma no sustentable, es decir, mediante la sobrexplotación de cuencas y mantos acuíferos subterráneos.

De acuerdo con Luege, hay un déficit en la disponibilidad del líquido de 11 mil 500 millones de metros cúbicos, pero dentro de 20 años ese índice podría llegar a 29 mil millones e inclusive a 36 mil millones, si se acentúa el cambio climático.

Los efectos nocivos de dicho fenómeno empiezan a sentirse, puesto que del mismo modo en que julio y agosto de 2010 fueron los más lluviosos de la historia, el último trimestre de dicho año y el primero de éste han sido los más secos, lo cual está generando graves problemas por los incendios forestales.

Además, informó Luege, las temperaturas de 35 grados centígrados o más van a continuar durante las próximas semanas en casi todo el país, aunque se espera que la temporada de lluvias comience con anticipación.

A causa del fuerte estiaje, el director de Conagua llamó a la población a hacer un uso más racional del líquido, ya que de no hacerlo el país enfrentaría una situación de inestabilidad social. Subrayó, asimismo, la necesidad de tecnificar el riego agrícola y avanzar en el tratamiento de aguas negras.

Respecto de los incendios forestales en Coahuila, confirmó que el Ejército de Estados Unidos ofreció el apoyo de dos aviones cisternas tipo C-130, que se alimentarán de la presa La Amistad, y pidió que la gente no encienda fogatas en el campo ni lleve a cabo técnicas agrícolas de quema y roza.

A pesar de las altas temperaturas y la disposición restringida del líquido, aseguró que no habrá cortes en el suministro de agua, y que se dará mantenimiento al sistema Cutzamala durante las vacaciones de Semana Santa.

Asimismo, señaló que el crecimiento de la población obliga a los gobiernos a realizar obras hidráulicas igualmente grandes, y a avanzar en el uso de mejores técnicas para cuidar el agua disponible.