Suplementos- Semanario

- Semanario

Pretenden ampliar horarios de venta de alcohol

A pesar de que en Coahuila el alcohol provoca más de 500 muertes anuales, el cabildo de Saltillo podría extender los horarios de venta y consumo de licor.

Por:  

lunes, 16 de junio del 2008

    Desde que se decretó la Ley Seca en Coahuila, diversos grupos han pedido que se derogue, otros abogan porque simplemente se otorguen horarios más laxos. En tanto, en las sombras de la ilegalidad se ha afianzado el clandestinaje.

    Se estima que en la ciudad operan 690 puntos de venta clandestina de cerveza, y aunque las autoridades civiles "revientan" un promedio de cuatro a cinco establecimientos ilegales por semana, el cincuenta por ciento de ellos vuelven a las andadas al paso de unas cuantas semanas.

    Para efectos prácticos, en el Cabildo de Saltillo ya se está poniendo sobre la mesa, sino buscar la derogación de la Ley Seca, ampliar los horarios de venta y consumo, así como comenzar a permitir la venta de licor en domingo; esto bajo el argumento de incrementar la derrama económica y acabar de paso con el clandestinaje.

    Por años se ha corroborado que distintos centros nocturnos incumplen con los horarios, para muestra está el Kumbala, que se ha comprobado que cierra hasta cinco horas después del máximo permitido, o el Toboso, que también se extiende más de la cuenta.

    El decreto de la Ley Seca, bajo el cual se suspende periódicamente la venta de licores, proviene de 1994, y fue emitido por el entonces gobernador Rogelio Montemayor Seguy.

    En Saltillo hay 2 mil 300 establecimientos que cuentan con licencia para vender bebidas embriagantes, y se calcula que el clandestinaje equivale al 30 por ciento de los permisos municipales.

    "Lo prohibido es lo más cotizado, como existe una Ley Seca se ha estado provocando que haya clandestinaje, la gente al no poder obtener la bebida por vías legales, lo hace de la manera ilícita", dijo el regidor presidente de la Comisión de Alcoholes, Abraham Ramírez Estrada.

    El edil albiazul afirmó que hay la posibilidad de ampliar los horarios: "Vamos a ver cuál es el comportamiento hacia el final de año. Esto lo haríamos para que el comercio formal tenga mayores utilidades", agregó.

    Recordó que ciudades como Piedras Negras o recientemente Torreón, ya permiten venta de cerveza los domingos, sin embargo, Saltillo tomaría como modelo el horario decembrino.

    De ser así, y en base al Reglamento de Alcoholes los giros de club social, deportivo, hotel, motel, restaurante, fonda, taquería y lonchería podrían comenzar a abrir con horarios extendidos de lunes a sábado de 9:00 hasta las 4:00 horas, y los domingos de 9:00 a las 0:00 horas.

    En cuanto a los bares y cantinas, su horario sería de lunes a sábado de 9:00 a 4:00 horas y los domingos de 9:00 a las 18:00 horas. Mientras que tiendas de abarrotes, depósitos, expendios y supermercados venderían de lunes a sábado de 8:00 a 23:30 horas y los domingos de 12:00 a 21:00 horas.

    A la ciudad sanitaria o zona de tolerancia se le permitiría trabajar de lunes a sábado de 10:00 a 6:00 horas, con una hora "extra" para desalojo, y los domingos hasta las 12:00 horas.

    Los centros nocturnos trabajarían con el nuevo horario,como lo hacen en diciembre, de lunes a sábado a partir de las 20:00 hasta las 4:00 horas con una hora adicional para desalojo.

    "Hemos pedido información a la Dirección de Seguridad para saber si sube el número de accidentes durante el período decembrino, que es una época de fiesta; y lo que sabemos es que no suben tanto los accidentes o riñas. Los meses de más calor como mayo, junio y julio es cuando hay más consumo y accidentes", apuntó Estrada.

    Recordó que en años anteriores, varios representantes de restauranteros han hecho exhortos para modificar los horarios de venta de alcoholes, como medida para frenar el clandestinaje.

    Sin embargo, reconoció que es común escuchar de centros nocturnos que cierran varias horas después del horario permitido, no obstante, la excusa más empleada es que se deja de vender bebidas después de las 3:00 horas, eso y nada más.

    "Yo creo que la Ley Seca no debe de derogarse, sólo debe ampliarse el horario. Que se permitan la venta diaria de bebidas hasta las 12:00 de la noche, es buen horario. Los domingos, como ha pasado en otras ciudades, también podría permitirse la venta", sostuvo.

    Señaló que es muy común que en eventos familiares, realizados en domingo, haya bebidas embriagantes, sin que esto afecte de algún modo al festejo.

    "En Saltillo se podría ser más flexible con los horarios. Sí se puede hacer, pero primero debemos informarnos muy bien y contar con los elementos necesarios para dar para adelante a esto", dijo.

    El tema ya se comenzó a hablar en la comisión, además de que se tiene un estudio realizado en 2004, que fue el año en que se intentó modificar de igual forma los horarios.

    "Habría que actualizar el estudio para ver si conviene o no. En lo que va del año se han entregado 17 nuevas licencias, esto a establecimientos con buena imagen, que promuevan la generación de empleos, negocios que representan una derrama económica para la ciudad", afirmó.

    Durante 2007 se entregaron 45 nuevos permisos para establecimientos de venta y consumo de bebidas embriagantes. En administraciones pasadas, se entregaban entre 80 y 120 licencias al año.

    En números duros, en la pasada gestión, en tan sólo tres años se giraron 283 licencias de alcohol, lo que representó un incremento sin precedentes en estos permisos.

    En la pasada administración se dio un incremento de casi 15 por ciento de los permisos para venta de vinos, licores y cervezas, por lo que ahora existen 2 mil 211 licencias circulando en la ciudad.

    Al finalizar la administración de Oscar Pimentel había un total de 1 mil 919 licencias; durante el periodo de 2003-2005 se entregaron 126 permisos de vinos y licores, además de 157 para expendios de cerveza.

    Estamos bien como estamos

    "La industria restaurantera no tiene problemas con la Ley Seca, nosotros tenemos horarios largos. Como restaurante bar podemos operar hasta las 2:30 horas, horario que nunca cubrimos", comentóel presidente de la Cámara de la Industria de Alimentos Condimentados (Canirac), Pastor López Antilano.

    Señaló que quienes trabajan hasta las 3:00 horas son los bares y cantinas, pues normalmente los restaurantes cierran hacia la una de la mañana, a más tardar. "No tenemos tampoco problema de restricción en domingo, no tenemos problemas, sentimos que no hay restricción", reiteró.

    Así, advirtió que el concepto de Ley Seca está más enfocado a tiendas y expendios de cerveza: "Se hizo la ley pensando en proteger el salario de los trabajadores, para que no tengan facilidad de comprar en domingo, porque se gastan su salario en cerveza", expuso.

    Además, reconoció que las bebidas alcohólicas influyen en gran medida en los accidentes viales.

    "Siento que los restaurantes no tenemos ese problema, porque la gente que acude a este tipo de establecimientos siempre acude en familia, parejas o en grupos de amigos; finalmente esto no es una cantina donde la gente se excede. En los restaurantes tenemos cierta restricción, para cuando la gente se llega a pasar de copas se le retira el servicio, lo cual sucede con muy poca frecuencia, normalmente nuestra clientela consume alcohol y se retiran en condiciones tranquilas", afirmó.

    Así, sostuvo que el gremio restaurantero no está interesado en vender más alcoholes, al menos no de manera ilimitada.

    En Coahuila el alcoholismo provoca más de 500 muertes anuales, además de que genera desintegración familiar, trastornos y traumas psicológicos en individuos de todas las edades y los índices de habitantes que se embriagan son cada vez mayores.

    Los índices de la SSA en el estado señalan que el cuatro por ciento de la población es alcohólica, que son quienes presentan una dependencia enfermiza; el 38 por ciento de la población total acepta que toma de manera moderada, ocasionalmente o sólo en fiestas.

    Como la mala hierba

    "Los únicos que pueden vender bebidas alcohólicas en domingo son los restaurantes, que pueden vender hasta las 23 horas", sentenció el director de Transporte Público y Servicios Concesionados del Municipio, Sergio Acosta Aguilar.

    Pero lejos del discurso oficial, los clandestinos hacen de las suyas en diferentes puntos de la cuidad.

    "Constantemente estamos clausurando puntos de venta clandestina, hablamos de cuatro y cinco casas por semana. Nos mantenemos atacando este problema, que es añejo", dijo.

    El funcionario municipal aceptó que el problema no se acaba, pero en contraparte tampoco ha registrado un crecimiento.

    "La mayor parte de la gente que se dedica a esto tiene mucha experiencia en la venta y hacen los posible por no ser detectados por nosotros", afirmó.

    Y de alguna forma evitan ser detectados, pues las multas, de acuerdo al reglamento, oscilan de los 3 mil a los 5 mil pesos.

    "El 50 por ciento de los clandestinos que detectamos reinciden al paso de unos meses. La gente compra la cerveza a precio normal y revenden a precios más altos", apuntó.

    La manera en que son detectados es gracias a las denuncias que llegan, principalmente por el sistema de emergencias 066, o de denuncia anónima 089, que es por donde llega el 90 por ciento de los casos.