Coahuila- Saltillo

- Saltillo

Pocos recuerdan trenazo de 1972 en Saltillo

Después del suceso, los familiares de las personas fallecidas acuden año con año al escenario de la tragedia para honrar la memoria de sus seres queridos

Por:  

martes, 05 de octubre del 2010

  • Olvido. En el lugar, de las siete cruces que hay sólo una tenía flores frescas. Foto: Vanguardia-Daniel Becerril

Hoy se cumplen 38 años de aquel trágico accidente donde perdieran la vida cientos de personas que viajaban en el ferrocarril que se descarriló a la altura del Puente Moreno, al sur de la ciudad y que venía de Real de Catorce.

Después del suceso, los familiares de las personas fallecidas acuden año con año al escenario de la tragedia para honrar la memoria de sus seres queridos; actualmente sólo se pueden observar cruces, la mayoría de éstas en total abandono.

Las cruces llevan los nombres de Enrique Martínez Contreras, María de Jesús López, Petra, Manuel y Jesús Sifuentes, Salvador Fonseca y Guadalupe Oviedo, San Juana Pérez junto a la familia Hernández y otra que solamente tiene la fecha 5 de octubre de 1972.

Estas seis cruces se encuentran en total abandono, tienen en sus alrededores flores marchitas a pesar de que hoy se cumplen 38 años de que aquel tren cargado de cientos de peregrinos procedentes de Real de Catorce, descarrilara. La noticia enlutó al país entero.

En el lugar sólo una cruz, la que lleva impreso el nombre de Margarita Torres Zapata, que en la parte inferior lleva el lema "Recuerdo de sus padres y hermanos", sí es visitada por los conocidos de la fallecida; ayer VANGUARDIA visitó el lugar del percance y se encontraban flores frescas en este sitio.

Julia Moreno Quintana, quien habita a un costado de las vías del ferrocarril, dijo que cada año desde que pasó el famoso trenazo en 1972, asisten personas para recordar a los fallecidos, "precisamente el domingo pasado vinieron a decir una misa como a las cuatro y media", aseguró.

La mujer asegura que en el lugar había muchas más cruces, "pero como la gente ha invadido y fincado, ya nada más hay unas cuantas", dijo con nostalgia.

¿Dónde sucedió?