Foto: Vanguardia/Archivo
24 Horas
Muchos mexicanos de clase media también piensan que los planes de ahorro e inversión son sofisticados, para expertos y millonarios
Por: Enrique Hernández

México, DF. Las preocupaciones de los trabajadores formales e informales después de los 70 años pueden terminar con la adquisición del plan personal de retiro (PPR), el cual los convierte en inversionistas de divisas, deuda del gobierno mexicano y mercados emergentes, y les dará dinero para vivir cómodamente.

A la gente, en términos coloquiales, les vale gorro su retiro, porque no tiene el hábito de ahorrar y lo ve como una carga económica, asegura Jaime Domínguez, director general de Resuelve tu Futuro.

El ahorro en una Afore es una buena herramienta financiera de largo plazo, pero descuentan 6.5% del salario de los trabajador; eso es insuficiente para vivir dignamente unos años más después de la jubilación.

En otras naciones de América Latina y Europa te quitan hasta 12% del salario para que les acalce y tengan dinero sufiente durante sus retiro, dice el directivo de la empresa de asesoría financiera.

Muchos mexicanos de clase media también piensan que los planes de ahorro e inversión son sofisticados, para expertos y millonarios.

La brecha pensional en México, que es el dinero recibido como pensionado respeto al último sueldo del trabajador en activo, asciende a aproximadamente 72%, recuerda.

Si el empleado tuvo un último ingreso de 10 mil pesos mensualmente, es decir cuando se jubile recibirá un pago sólo tres mil pesos de la afore o pensión, dice Domínguez.

La diferencia de siete mil pesos la puedes completar con un plan de ahorro adicional, porque de lo contrario el trabajador deberá emplearse en alguna otra actividad informal o un empleo por su cuenta, agrega.

Al menos 37% de las personas en México ahorran en productos tradicionales como en la banca comercial, pero no van más allá y se quedan en pagarés y cuentas de cheques que no les benefician, señala.

Aproximadamente, 87% de la población en México no ha calculado cuánto debe ahorrar en este momento para contar con un retiro digno y de acuerdo a su estilo de vida.

Actualmente, 41% de los adultos mayores laboran en la República Mexicana para poseer con recursos economicos suficientes para comprar la canasta básica, porque la pensión no les alcanza y el claro ejemplo son los viejitos que empacan bolsas en el súper.

Uno de cada dos mexicanos considera que sus hijos les resolverán el problema economicamente su pensión y les de darán dinero cuando lleguen a la edad de retiro.

Eso se ha convertido en un problema, porque el número de integrantes va en disminución. Anteriormente las familias eran de entre cinco y 10 hermanos, pero hora las parejas optan por uno o dos hijos, declara el director general.

Cuando menos 62% de las personas en México dice que Dios los ayudará con el retiro.

La empresa Resuelve Tu Futuro diseña 15 portafolios o planes de ahorro e inversión al alcance de los trabajadores formales, independientes, por su cuenta e informales.

El plan personal de retiro (PPR) permiten invertir en Cetes y deuda de mercados emergentes; así como divisas como: euros y dólares o un portafolio diversificado.

Si inviertes mil pesos al mes en un banco no te pagarán nada, y la idea de entrar a un fondo de inversión es que genera rendimientos por el interés compuesto, detalla Jaime Domínguez.

El esquema financiero te facilita un año sabático por desempleo o gastos de emergencias, tomando en cuenta que el plan de inversión es por 25 años.

El PPR no tiene penalizaciones ni costos extras, así como te permite solicitar un préstamo a tasas preferenciales por cualquier emergencia.

Para adquirir el plan de personal de retiro sólo necesitas pagar 500 pesos de una póliza de seguro por muerte accidental.

El PPR está regulados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y son deducibles de impuestos, además tiene una supervisión de la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF).

La póliza genera la estructura de las aportaciones, menciona el director de Resuelve Tu Futuro.