Mundo- Norteamérica

- Norteamérica

Pide más dinero contra las armas la ATF estadounidense

La Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) solicitó al Congreso de de Estados Unidos cerca de 12 millones de dólares adicionales de presupuesto para fortalecer sus acciones contra el tráfico de armamento hacia México.

Por:  

jueves, 05 de abril del 2012

  • Peligrosas. La ATF destacó que en los últimos años ha decomisado unas 6 mil armas en la frontera con México.Foto: vanguardia-ARCHIVO
MÉXICO, D.F.- El objetivo es incluir más elementos asignados a los estados fronterizos, así como expandir el proyecto Gunrunner, que permite identificar el origen de las armas que son decomisadas al crimen organizado, así como a los vendedores y compradores.

El director adjunto de la ATF, Kenneth E. Melson, presentó la propuesta en marzo pasado, en la que destacó la necesidad de contar con estos recursos para hacer más eficiente la labor de los agentes especiales asignados a combatir el tráfico de armas en la región fronteriza, donde en un lapso de cinco años se han investigado cerca de 500 casos que involucran el trasiego ilegal de casi 15 mil piezas de armamento, de las cuales más de 6 mil han sido incautadas.

En su petición detalló que el presupuesto que requiere la ATF para el año fiscal 2011 asciende a mil 162 millones 986 mil dólares, "para apoyar al Departamento de Justicia en la detección, prevención e investigación de delitos violentos y el terrorismo.

"El financiamiento adicional que estamos buscando es para combatir el tráfico de armas de fuego a lo largo de la frontera México-Estados Unidos y proporcionar recursos para la ATF para cumplir con su función de coordinar una respuesta unificada de aplicación de la ley", fondos que ascenderían a 11 milllones 815 mil dólares.

Estos recursos permi-tirían fortalecer aún más el proyecto Gunrunner, "la estrategia de la ATF para interrumpir el flujo ilegal de armas de fuego a través de la frontera México-Estados Unidos y frenar la violencia asociada perpetrada en ambos lados de la frontera por los narcotraficantes mexicanos".

Se detalla que este proyecto, aunado a tareas de investigación, permite identificar las fuentes de tráfico ilícito de armas de fuego, muchas de las cuales se extienden más allá de la región fronteriza.

Como parte de esta estrategia, desde febrero la ATF asignó a 190 agentes especiales en la zona fronteriza, así como a 25 expertos para operar Gunrunner en los cuatro estados de la frontera sudoeste, pero de aprobarse el presupuesto contaría con 37 especialistas más.