Coahuila- Saltillo

- Saltillo

Personajes de nuestra ciudad: `Pipo' Linares, una de las Siluetas del Twist

Sale de un grupo musical saltillense para ser reconocido a nivel nacional como solista por su capacidad interpretativa

Por:  

domingo, 27 de mayo del 2012

  • Éxito. La canción "Italianita" le valió a "Pipo" Linares el asedio de muchos productores musicales. Fotos: Vanguardia-Cortesía
Estimados amigos situémonos en el año 1965, los jóvenes que vivieron el Saltillo de aquella época, sin duda que recordaran al personaje que hoy mencionaremos.

La radio que se escuchaba en aquel tiempo daba a conocer los temas musicales predilectos de la audiencia, con artistas de la talla de Enrique Guzmán, Angélica María, Manolo Muñoz, Alberto Vásquez, César Costa y algunos otros más, mientras tanto en el mundo se gestaba un movimiento musical en todas sus latitudes, la consolidación e influencia de Los Beatles marcaba un estilo que revolucionó al mundo y a su juventud en su formato de estructura.

En México, la resonancia del Rock abría sus alas y mostraba tanto a baladistas, que en algunos casos habían surgido de los grupos nacionales formados a finales de los años 50; en Saltillo, con los Diamantes Azules, los Cometas Rojos, Los happy Boy's, las Animas y Las Siluetas del Rock, ¿qué tiempos aquellos verdad?

Este último grupo después se convertiría en las Siluetas del Twist el cual estaba conformado por Javier Bárcenas, José Cortez, Sergio Yeverino, Pedro Luna y su requinto y vocalista estrella. Enrique "Pipo" Linares, joven cantante y músico autodidacta con dotes extraordinarios que lo distinguían de sobremanera, personaje de quien hablaremos en esta ocasión, orgullosamente saltillense por adopción ya que sus padres lo traen de Concepción del Oro, Zacatecas a la edad de 3 años a su querida tierra que siempre expresó como la propia.

Su virtud para interpretar le dio los argumentos para tomar rumbo como solista, donde la suerte le daría la oportunidad de encontrar en su camino a Jesús López Castro, productor y conductor de la estación de Radio local XEKS, que es quien le brinda, en ese tiempo, la oportunidad de mostrarse en algunos programas en vivo y grabar un demo con lo mejor de su repertorio.

Enrique Linares parte a la ciudad de Monterrey acompañado de su guitarra y con una maleta llena de ilusiones, las cosas no serían tan fáciles, pues se la pasaba tocando puertas y esperando horas y horas la tan ansiada oportunidad, tan es así, que en una de sus visitas se tuvo que quedar a dormir en la escalinata del edificio donde se ubicaban las oficinas del productor musical.

Y de tanto insistir, llegó el momento esperado por parte del señor Homero González quien decide escucharlo, en esa ocasión "Pipo" le dice que trae un demo que le gustaría mostrar, pero él le comenta que no, que interprete de viva voz algo con su guitarra, y es así como queda cautivado con la presencia y el estilo de aquel joven que prometía.

Tiempo después, González se refería hacia Enrique con grandes calificativos, como el de reconocer los dotes en su potente timbre de voz y la claridad de su fraseo, características que lo fueron consolidando como una promesa en el mundo del espectáculo.

Para orgullo de nuestra ciudad y del barrio de la calle de Penquita, Enrique Linares se perfila de la mano del productor Homero González como uno de los artistas más importantes del norte de nuestro país, mismo que lo catapulta desde el programa televisivo con mayor nivel de audiencia, llamado "Muévanse Todos" y conducido por Vianey Valdés.

Algo de lo más significativo en los inicios de su carrera, fue el éxito que logra con la canción "Italianita" la cual fue acompañada por la orquesta del famoso maestro Eduardo Magallanes, interpretación que lo coloca como un artista asediado por los promotores de espectáculos más importantes del centro del país.

Situación que al paso del tiempo le permitió la realización de 11 discos de los llamados de larga duración, entre ellos algunos del género del Bolero Ranchero que marcaron un sello en su interpretación para el gusto del público, y con esto la consolidación de expansión hacia Sudamérica y a los Estados Unidos.

Enrique Linares Ruiz, fallece en 1986 a la edad de 42 años, dejando un legado musical que continúan promoviendo hasta la actualidad sus hijos: Héctor, quien por cierto tiene un parecido extraordinario en la forma de interpretarlo; Enrique, productor de comunicación, compositor y cantante; Paolo, intérprete musical y pastor cristiano, y Gabriela, cantante y abogada.

Seguramente que esta leyenda musical perdurará en el recuerdo de los Saltillenses de aquella y de otras generaciones por la estela generacional que ha fructificado a través de esta dinastía artística, donde la señora Maru de Linares funge como la raíz de esta historia de éxito.

Por todo esto amigos, honor a quien honor merece, reconocemos a este personaje de nuestra ciudad, como un referente de nuestra cultura popular, Enrique "Pipo" Linares.

¿Dónde sucedió?