México- Seguridad

- Seguridad

Penas más severas

Francisco Martín Moreno propone castigos a quien trafique armas, mientras que el escritor y activista Sergio Aguayo critica postura de EU

Por:  

sábado, 04 de junio del 2011

  • FOTOS: VANGUARDIA-EL UNIVERSAL-CUARTOSCURO GRAFICO: VANGUARDIA-EL UNIVERSAL

¿Qué tan posible es que el presidente Obama tome la misma decisión de sus predecesores?

Francisco Martín Moreno dice que la medida podría ser real, ya que se estaría respetando la Constitución de Estados Unidos.

"El presidente Obama, bien podría establecer por decreto una cancelación; decretar un embargo de armas en contra de México", asegura el escritor.

Estaría bajo inspección cualquier transporte que tuviera como destino México.

La medida incluiría "que la policía fronteriza y las policías que hay en EU puedan inspeccionar cualquier tráiler que quiera entrar a territorio mexicano. Cualquier avión que tenga por destino el territorio mexicano. Cualquier barco que vaya a zarpar de cualquier puerto norteamericano".

Martín Moreno advierte que la medida se podría complementar con penas más severas para quienes violen la ley. Con castigos ejemplares para evitar el tráfico de armas.

"Si decreta un embargo de armas de EU a México y alguien es sorprendido contrabandeando estas armas, estás hablando de una figura ilegal que puede tener consecuencias penales muy serias. Por ser contrabando.

"Si tratas de evadir esta disposición, a pesar de que sabes que la ley establece que no puedes introducir armas en México, tú, desde EU lo quieres hacer de manera ilegal y te descubren, pues tienes una sanción corporal terrible".

Pero dicha normativa también debería ir acompañada de un compromiso del lado mexicano.

Y es que la responsabilidad no sería sólo del Gobierno norteamericano, las autoridades mexicanas deben cuidar sus puntos de entrada ya que siempre existe riesgo de que las armas puedan ser trianguladas.

"No puede ser un embargo de armas universal, porque EU, su industria militar es una industria pesadísima y muy importante para ellos". Y tiene razón.

"Claro que podrían empezar a triangularlas. Por lo pronto, estamos haciendo una limitación importante. Y claro que si trataran de importar armas por Veracruz o por Manzanillo, pues sería responsabilidad de nosotros", dice.

"Ya nos tocará a nosotros, mexicanos, vigilar las diferentes fronteras. Ya no pasaría normalmente por los 3 mil kilómetros de frontera que tenemos con EU. Tendría que entrar por puertos mexicanos o por la vía aérea".

Después de los datos que muestra Martín Moreno, salta a la vista el cuestionamiento de fondo: ¿Qué tanta voluntad tendría el Gobierno estadounidense para enfrentar el problema?

Aunque se trata de un cambio en leyes, la promesa es que no se tocarían los derechos individuales de los norteamericanos. Lo que sí tendría que hacer la administración de Obama sería modificar leyes penales que tienen que ver con control de armas.

"Yo aquí es donde voy a poder demostrar hasta qué punto el presidente Obama está comprometido a fondo con ayudar a México para que no se introduzcan estas armas en territorio nacional. Aquí lo voy a ver.

"Si él modifica las leyes penales y en lugar de cinco años les pone 25 en cárcel para quien contrabandee armas a México, entonces lo vamos a ver. Y no hay fianzas, y a la cárcel. Y si además pone el decreto del embargo de armas, voy a ver la voluntad, que es la palabra clave, del presidente Obama y de la Casa Blanca para tratar de resolver este problema".

La propuesta de que se establezca un embargo de armas entre Estados Unidos y México no es nueva. El legislador Porfirio Muñoz Ledo la planteó el pasado 5 de marzo.

"¿Cómo podemos aceptar que Estados Unidos vote en Naciones Unidas un embargo de armas contra Libia y diga que en México no puede embargarse la venta de armas? Que me digan en qué lógica cabe eso", dijo el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados.

Exigencias para Obama

Ante la incapacidad del Gobierno mexicano para defender a los ciudadanos, Sergio Aguayo, junto con otros mexicanos y a través de la asociación Alianza Cívica, ha lanzado una importante iniciativa.

"Nuestro Gobierno no nos puede defender. Creo que ya le pedimos bastante al gobierno de Felipe Calderón o al de Nuevo León, o al de Tamaulipas, o al de Michoacán, para que no me acusen de criticar sólo al PRI, o a gobiernos panistas, porque lo que estamos viendo es que son incapaces. Por lo pronto, al día de hoy, no están pudiendo defendernos", afirma.

Es el punto de vista del académico, escritor y activista Sergio Aguayo, quien ofreció una entrevista exclusiva a Reporte Indigo.

Ante la incapacidad del Gobierno mexicano para defender a los ciudadanos, Aguayo, junto con otros mexicanos y a través de la asociación Alianza Cívica, ha lanzado una importante iniciativa.

Su propósito es recabar firmas para exigir al presidente Barack Obama que tome medidas para frenar el flujo de armas que entran a México procedentes de Estados Unidos.

Aguayo puntualiza que cerca del 84 por ciento de las armas que usa el crimen organizado son vendidas y transportadas ilegalmente desde el país vecino, pero las autoridades estadounidenses no están actuando para impedirlo.

¿Por qué los gobiernos de Estados Unidos no frenan el contrabando de armas?

Aguayo, quien estudió maestría y doctorado en la Escuela de Estudios Internacionales Avanzados Paul H. Nitze, de la Universidad Johns Hopkins, responde: "Son unos hipócritas".

Acusa a los políticos estadounidenses de "predicar principios que luego no aplican".

"Washington habla de cómo le preocupa lo que está pasando en México, decreta embargos en contra de Libia por allá en el Mediterráneo, en el norte de Africa, pero guarda silencio a la hora de aplicar la ley en su territorio", señala el académico.

A pesar de esto, Sergio Aguayo considera que esta problemática se puede corregir mediante la presión que puedan ejercer miles de mexicanos y algunos sectores de la sociedad de Estados Unidos.

Le pedirán a Obama emprender tres sencillas acciones. Ninguna tiene que pasar por el Congreso.

"Por ejemplo, que establezca la obligación de que cuando se vendan más de cinco armas a una sola persona, se reporte a una oficina federal de Estados Unidos, o que ponga más personal encargado de vigilar o frenar el contrabando de armas a México", explica el académico.

Cuando se le pregunta por qué el gobierno de Barack Obama parece no escuchar los reclamos de Felipe Calderón sobre el contrabando de armas, responde:

"Bueno, mira, el presidente Felipe Calderón este tema de las armas sí lo ha retomado, pero de manera muy inconstante.

"No es una política permanente. Está en su discurso, pero falta que sea una línea estratégica. Así como envía al Ejército de manera sistemática a combatir a los cárteles, no hace lo mismo en el momento de relacionarse con los EU.

"Si la sociedad no entiende que la solución vendrá en la medida en la que nosotros hagamos algo concreto idealmente cada día, pues seguiremos padeciendo las consecuencias de ser un país de rehenes cautivos indefensos ante la inoperancia, ineficacia y corrupción de un Estado enclenque, y la energía de unos grupos delincuenciales que saben perfectamente lo que quieren, y eso es esquilmarnos nuestros recursos, nuestra dignidad y, si nos resistimos, nuestras vidas".

Planean rastrear vehículos en casetas

MÉXICO, DF.- El gobierno de Estados Unidos destinará cerca de 4 millones de dólares para instalar un equipo de reconocimiento de matrículas en las casetas de cobro federales de México, a fin de identificar vehículos robados utilizados por el crimen organizado.

Este es uno de los proyectos que se pretende realizar en el segundo semestre de 2011 con fondos de la Iniciativa Mérida, como parte del Pilar 1 de la estrategia tendiente a desmantelar la capacidad operativa de las organizaciones criminales.

El reforzamiento de la seguridad y la instalación de tecnología de punta se tienen previstos en una primera etapa para 75 casetas de peaje de las principales carreteras del país, de acuerdo con un documento elaborado este mes por la embajada de Estados Unidos en México.

Se detalla que "se asignarán 3.8 millones de dólares a la compra de equipo de reconocimiento de placas de matrícula en 75 casetas de cobro en las principales carreteras de México para detectar vehículos robados", un sistema que es utilizado por corporaciones policiacas estadounidenses para la detección de delincuentes y automóviles que tienen reporte de robo.

El proyecto prevé que la información recabada a través de este sistema de identificación sea enlazada con la base de datos de Plataforma México -que integra los diversos archivos criminales de todo país-, lo que permitiría procesar en tiempo real las matrículas sospechosas, cuando las unidades crucen por una caseta de peaje.

En el proyecto no se especifica qué tipo o modelo de sistema será instalado, pero todos los equipos de reconocimiento de placas vehiculares que operan en el mundo consisten en cámaras de alta resolución que utilizan un software de identificación de caracteres ópticos, que toman imágenes de las matrículas que pasan por un punto de control.

Las imágenes captadas por las cámaras son archivadas en un servidor y enviadas a una base de datos para consultar si el vehículo es irregular, robado, ilegal o se utilizó en algún ilícito, que en el caso de este proyecto se empleará la base de datos de Plataforma México.

 

¿Dónde sucedió?