México- Seguridad

- Seguridad

Pagar derecho de piso: 24 mil extorsiones en el sexenio

Estadísticas arrojan que se han registrado cerca de mil denuncias que acusan al crimen por querer cobrar a negocios "derecho de piso" El 10% de los casos fue por amenazas cumplidas y daño en propiedad ajena

Por:  

jueves, 01 de septiembre del 2011

  • Foto: Archivo
CIUDAD DE MÉXICO.- De diciembre de 2006 a julio del 2011 se han presentado ante las procuradurías de justicia de las 32 entidades del país 24 mil 073 denuncias por el delito de extorsión, de ellas, 204 se han presentado por el delito de amenazas cumplidas, y daño en propiedad ajena, luego de que grupos del crimen organizado llevaran a cabo la quema de negocios por no pagar la cuota por "derechos de piso" como sucedió recientemente con el Casino Royale en Monterrey, Nuevo León.

De acuerdo con las estadísticas reportadas por las procuradurías de Justicia de todo el territorio nacional al gobierno federal, se indica que de las 24 mil 073 denuncias presentadas por el delito de extorsión ante las autoridades, 4.7 por ciento de ellas lleva implícita la amenaza por parte de grupos del crimen organizado de llevar a cabo la quema de comercios si no se paga la cantidad que exigen.

En la estadística se indica que 962 denuncias se han interpuesto por parte de comerciantes, quienes acusan a grupos delincuenciales de exigirles el pago "por derecho de piso", o por "cobro de seguridad", o "cobro por protección", por lo que tienen que pagar diversas cantidades bajo la amenaza de incendiar sus comercios.

Para el gobierno federal y para las procuradurías de justicia de las entidades, la extorsión es un delito considerado de alto impacto, que se perpetra bajo  diversas modalidades, por vía telefónica donde se amenaza a una persona con secuestrar a un ser querido si no se paga determinada cantidad de dinero, por anónimos y de tipo personal, donde miembros de las organizaciones delincuenciales acuden a los negocios donde les exigen a los dueños el pago de dinero de manera periódica.

De acuerdo con las estadísticas de denuncias presentadas por civiles ante las procuradurías de justicia por el delito de extorsión en sus diversas modalidades,  el estado de Morelos ocupa el primer lugar en ilícitos al presentarse  34 acusaciones por cada 100 mil habitantes, le sigue Durango con 17, en segundo lugar;  Baja California con 16, se ubica en el tercero; Chihuahua  con 13, se ubica en el cuarto; Jalisco con 12 en el quinto; el Distrito Federal con 11 se ubica, en el lugar número seis; Quintana Roo con 10; Oaxaca con 9, Baja California Sur con 8, Tabasco con 7, y San Luis Potosí con seis por cada cien mil habitantes.

Las cifras reportadas por los estados, paradójicamente muestran que diversas entidades pueden concentrar un menor número de denuncias por extorsión; sin embargo, es donde se han cumplido el mayor número de amenazas por el crimen organizado en la quema de negocios.

Es el caso de Chihuahua, que ocupa el primer lugar en este ilícito, le sigue Tamaulipas, en tercer lugar Durango, en cuarto lugar Nuevo León, y le sigue  Guerrero y  Morelos. Sin embargo hay otras entidades donde ha reportado estos ilícitos como son Coahuila, Sinaloa, Sonora, Zacatecas y San Luis Potosí.

De acuerdo con las denuncias presentadas, la organización delictiva que lleva a cabo extorsiones y ha quemado más negocios por incumplimiento en el pago de cuotas es Los Zetas.

Le sigue el cártel del Golfo y en tercer lugar se ubica La Línea y bandas que operan para el cártel de Juárez.

También se ubica a la organización Beltrán Leyva y los grupos delictivos que trabajan para los Arellano Félix.

Las autoridades estatales reportan que la quema de negocios por incumplimiento en el pago de extorsión, comenzó en Ciudad Juárez, Chihuahua, en 2008, donde se habían iniciado hasta julio de ese año un total de 16 denuncias por este ilícito. Tras ese hecho, la quema de comercios por incumplimiento en el pago de "derecho de piso" se extendió a diversos estados.




Queman  negocio de comida en Juárez

La madrugada de ayer, hombres armados incendiaron con una bomba molotov un camión de carga, en otro hecho relacionado con el cobro de piso por bandas criminales.

La tarde de ayer, un negocio de hamburguesas que había cerrado por la extorsión, fue destruido de la misma manera, consumiendo las llamas completamente el local.

La policía de Ciudad Juárez informó de este nuevo atentado, y confirmó que el martes se dieron otros dos similares contra negocios, uno en la central de abasto y el otro de un puesto de hamburguesas.

Los nuevos hechos relacionados con el cobro de cuota se dieron sobre la calle 80, cuando sujetos no identificados lanzaron bombas molotov contra un camión de carga donde dormían el chofer y su ayudante.

Los empleados salieron ilesos del atentado, pero el camión fue consumido en su totalidad.

En cuanto al puesto de hamburguesas, éste se encontraba abandonado ya que el dueño huyó ante las amenazas de muerte de los extorsionadores.

El negocio fue incendiado y se encontraba en la colonia Vicente Guerrero, sobre las calles Altamirano y División del Norte.

 

Capturan a policía extorsionador

Autoridades de Chihuahua informaron que desmantelaron una banda de extorsionadores que operaban en Ciudad Juárez, la cual era comandada por un agente en activo y su hermano ex policía de esa ciudad fronteriza.

Un policía municipal de Ciudad Juárez y su hermano -ex policía--, encabezaban una banda de extorsionadores en esta frontera, los cuales fueron detenidos en flagrancia por agentes ministeriales.

La Fiscalía del Estado informó de la detención de cinco presuntos extorsionadores, quienes al momento de su detención ofrecieron trescientos mil pesos a un agente investigador para que no los arrestaran.

En un comunicado oficial del gobierno de Chihuahua, se indica que "agentes especializados de la Unidad Anti-extorsión detuvieron mediante la figura jurídica de caso urgente, a estos cinco extorsionadores identificados como Juan Francisco Avila Guevara El Pancho, de 26 años; Juan Eduardo Díaz Torres El Lalo, de 26; Juan de Dios Fierro Márquez El Juanito, de 35; Carlos Alberto Avila Guevara, El Lobo, de 28, y Daniel A. L. El Negro, de 16 años, por su presunta responsabilidad en el delito de extorsión y cohecho.

Los detenidos habían extorsionado a un empresario de la construcción, al cual lo despojaron de 125 mil pesos, bajo la amenaza de que dañarían a su familia.

El empresario fue extorsionado en dos ocasiones por los detenidos, quienes lo amenazaron vía telefónica "en el sentido que si no les entregaba dicha cantidad lo privarían de la vida a él y a toda su familia", añadió la Fiscalía Estatal.

El día 30 de agosto de 2011, los agentes lograron identificar una camioneta de la marca Ford, línea Windstar, de modelo antiguo la cual era tripulada por los extorsionadores; quienes trataron de ocultarse en una vivienda al ver la presencia policiaca.

Al momento de la detención, el policía en activo ofreció 300 mil pesos para no ser arrestado ni a su hermano.

A los detenidos se les incautaron dos uniformes completos de la Secretaria de Seguridad Publica Municipal, las credenciales que los acreditan como agentes, las armas oficiales y el permiso de porte de arma.