México- Seguridad

- Seguridad

Otro Cárdenas Guillén hereda la organización

Tras la ruptura con Los Zetas, el hermano de Tony Tormenta, Mario, y El Coss, también dirigen el cártel del Golfo

Por:  

lunes, 08 de noviembre del 2010

  • Foto: Archivo Vanguardia

CIUDAD DE MÉXICO.- El cártel del Golfo ya tiene sucesores desde hace dos años: Mario Cárdenas Guillén, El Gordo, y Eduardo Costilla, El Coss, son los líderes de la organización criminal y quienes les disputan a Los Zetas las plazas de Tamaulipas, Nuevo León, Veracruz, Tabasco, la península de Yucatán y Quintana Roo, revela información de la Procuraduría General de la República (PGR).

Ezequiel Cárdenas Guillén, Tony Tormenta, quiso erigirse como el líder del cártel del Golfo en 2003, tras la aprehensión de su hermano Osiel; sin embargo, su adicción a las drogas, al juego, y las mujeres, debilitó su posición frente al brazo ejecutor de la organización, Los Zetas, quienes pretendieron arrebatarle el liderazgo de la organización creándose una escisión que ha dejado en 10 meses cientos de muertos.

Información de la PGR revela que tras la detención de Osiél Cárdenas Guillén, y quien dirigía a la organización desde el penal de máxima seguridad de La Palma a través de su hermano Ezequiel, este comenzó a perder poderío ante uno de los líderes de Los Zetas, Heriberto Lazcano Lazcano, El Lazca, por sus adicciones y falta de control de la organización criminal.

Los Zetas, quienes fueron reclutados por Osiel Cárdenas Guillén en 1999 como su brazoejecutor, grupo integrado por ex militares y policías judiciales, sufrió una fractura en 2010.

De acuerdo con los datos de inteligencia de la PGR, Los Zetas son comandados por el ala ex militar por El Lazca, mientras que el ala de los policías judiciales son dirigidos por El Coss, este último se unió a Ezequiel Cárdenas Guillén.

De acuerdo con los informes de la PGR, Mario Cárdenas Guillén, tras salir de prisión en 2007, luego de haber sido detenido en 1995 por los delitos de delincuencia organizada y delitos contra la salud ocupó junto con su hermano Ezequiel el liderazgo del cártel del Golfo, para no cederles el mando al grupo de Heriberto Lazcano, por lo que en febrero de este año llegó la escisión.

Mario Cárdenas Guillén se convirtió en el operador tras su hermano Ezequiel y fue quien motivó la separación con Los Zetas.

El Gordo fue acusado por la PGR de traficar desde la cárcel de Matamoros y enviar grandes cargamentos de cocaína y mariguana, por lo que fue trasladado en 2003 a Puente Grande Jalisco, en 2007 salió libre.

De acuerdo con un informe de la DEA, publicado en exclusiva por Excélsior, se advirtió en febrero de este año a los órganos de inteligencia mexicanos sobre una nueva recomposición de las organizaciones criminales.

Para la agencia estadunidense se ha alcanzado una nueva asociación de conveniencia entre las organizaciones conocidas como La Familia Michoacana con el cártel del Golfo, cártel del Milenio o Los Valencia, Sinaloa, y la célula criminal que dirigía en Tijuana, Teodoro García Simental, quien fue detenido por la Policía Federal.

Según la DEA, los acuerdos entre La Familia Michoacana con el cártel del Golfo fue establecida por Nazario Moreno González El Chayo y Eduardo Costilla El Coss respectivamente, mientras que la asociación con el cártel de Sinaloa de las organizaciones mencionadas se estableció a través de sus socios Ignacio Coronel Villarreal Nacho Coronel e Ismael El Mayo Zambada.

El otro gran bloque está integrado por el cártel de Juárez, que lidera Vicente Carrillo Fuentes El Viceroy, Beltrán Leyva, dirigido por Héctor Beltrán Leyva El H, Los Zetas, y Tijuana por acuerdos con Fernando Sánchez Arellano, El Ingeniero.

Los informes de inteligencia estadunidense revelaban en ese entonces que las organizaciones del Golfo y Los Zetas habían alcanzado "elevados niveles de fricción" que apuntan a una ruptura.

Para la agencia estadunidense, los vínculos de ambas organizaciones criminales sólo estaban sustentados en débiles acuerdos, y fueron rotos el pasado 18 de enero, cuando el grupo que dirige El Coss, asesinó en Reynosa, Tamaulipas, a Víctor Peña Mendoza, El Concord 3, y quien era considerado el brazo derecho de Miguel Treviño Morales El Z-40.

La DEA tomó conocimiento que el asesinato de El Cóncord 3, fue cometido presuntamente por Samuel Flores Borrego El Metro 3, quien es señalado como el encargado de la plaza de Miguel Alemán.

El Metro 3, es ubicado como un ex agente judicial en Tamaulipas que daba protección a la familia de Osiel Cárdenas Guillén.

El asesinato del Concord 3, provocó que Miguel Treviño Morales, lanzara un ultimátum a El Coss para que les entregara al asesino de su amigo y operador en el centro del país, dando como plazo el lunes 25 de enero.

El Coss no entregó a su gente. Ello derivó en la fractura definitiva entre ambos grupos.

 

El imperio de los Cárdenas se tambalea

Con la detención de Osiel Cárdenas a la mitad del sexenio de Vicente Fox, el 14 de marzo de 2003, se produce una reconstrucción en el cártel del Golfo.

El jefe del cártel del Golfo, Osiel Cárdenas Guillén, era la cabeza visible de esa organización, que fundó Juan García Abrego en Matamoros, Tamaulipas, al amparo de su tío Juan R. Guerra.

Osiel Cárdenas -asaltante y robacoches- se convirtió en el capo de uno de los cárteles de la droga más poderosos en México.

Sucesor de Juan García Abrego y Baldomero Medina, El Señor de los Tráilers, Cárdenas Guillén alcanzó la cima de la organización criminal, tras una serie de enfrentamientos y traiciones entre quienes se disputaban el control.

Fue detenido alguna vez en Estados Unidos, Cárdenas Guillén logró ser absuelto y regresó a Matamoros, Tamaulipas, donde poco a poco comenzó a escalar en el cártel de Golfo.

La influencia del cártel del Golfo se extendía de Tamaulipas a todo el Golfo de México hasta llegar a la Península de Yucatán.

 

La caída

El capo OsielCárdenas fue detenido en una batalla sin cuartel, a sangre y fuego, por el Ejército en Matamoros, Tamaulipas.

El capo de las drogas trató de escapar al cerco militar que se le tendió, lo que provocó tres enfrentamientos a tiros en una zona residencial y en las inmediaciones del aeropuerto de esa frontera, cuando un comando trató de rescatarlo.

Después de su captura Estados Unidos obtuvo la extradición del jefe del cártel del Golfo por 17 cargos entre los que se encuentran lavar más de 48 millones de dólares producto de la exportación a ese país de cargamentos de cocaína y mariguana entre 1999 y octubre de 2001, así como de haber amenazado de muerte a sheriffs , agentes de la DEA y del FBI que investigaban el funcionamiento de su organización criminal.

El 7 de marzo de 2005, durante el gobierno del entonces presidente Vicente Fox, un juez concedió la orden de extradición a Estados Unidos, pero hasta 2007 fue trasladado a la Unión Americana.

Actualmente el otrora poderoso jefe cártel del Golfo, ha sido trasladado a una prisión de mediana seguridad como parte de un acuerdo negociado con autoridades federales.

¿Dónde sucedió?