Coahuila- Saltillo

- Saltillo

Nuevo fósil confirma riqueza de Cuatro Ciénegas, Coahuila

Una reciente investigación en este municipio de Coahuila dejó como resultado el hallazgo de un fósil marino que podría ser de una nueva especie, la cual habitó los mares de la zona hace aproximadamente 100 millones de años.

Por:  

miércoles, 14 de abril del 2010

  • De acuerdo a investigadores, la zona resguarda especies de periodos muy tempranos de la Tierra. Fotos: Especial

Saltillo.- Científicos alemanes reportaron el hallazgo de un fósil marino en el municipio de Cuatro Ciénegas, Coahuila, que podría ser un tipo de especie único en el mundo, y que comprueba la teoría de que hace aproximadamente 100 millones de años, Coahuila y gran parte del norte de México conformaban un mar.

Los investigadores de la Universidad de Karlsruhe y Heidelberg desde hace varios meses realizan en conjunto con el Museo del Desierto, ubicado en Saltillo, proyectos paleontológicos en los que se hizo tal descubrimiento; y del cual, se han reservado algunos detalles hasta finalizar el estudio y llevar a cabo la publicación del mismo.

Por lo anterior, no se han dado a conocer las medidas y características específicas de esta especie encontrada, pero confirmaron que se trata de un calamar prehistórico de diez tentáculos parecido a las sepias actuales, que data del periodo cretácico.

Aunque no se ha precisado, ya que podría ser una especie nueva no conocida, el maestro en ciencias, Héctor Rivera, señaló que se asemeja a lo que científicamente se conoce como "belemnites" un extinto grupo de moluscos cefalópodos marinos próximos a las sepias y calamares actuales.

Los belemnites, vivían en mar abierto, agrupados en bancos y eran depredadores, aunque aparecieron en el Carbonífero (Paleozoico), fueron especialmente abundantes durante los periodos Jurásico y Cretácico (Mesozoico).

El experto, quien actualmente trabaja en el Museo del Desierto en Saltillo, explica que este descubrimiento abona a la teoría de que durante la época de los dinosaurios, el territorio de Coahuila estaba completamente cubierto de agua.

La entidad, junto con otros estados vecinos, conformaba en ese entonces un conjunto de mares poco profundos, "mares someros", del tipo tropical como en el Caribe actual.

"Se han encontrado varios restos de otros animales que indican que ese tipo de mar era muy propenso a tener mucha vida, estamos hablando de peces, reptiles marinos, y una infinidad de animales, de entre los cuales había cefalópodos, lo que podría conocerse como primos de los pulpos y calamares actuales", indicó.

Se ha dicho que en el cretácico, el clima fue muy cálido, no había hielo en los polos. Por tanto, el nivel de los océanos era muy superior al actual, y grandes zonas de corteza continental estaban cubiertos por mares someros, como en el caso de Coahuila.

El molusco localizado guarda parecido con los extintos belemnites. "Prácticamente ya estaba cambiando cuando fue el final de la era de los dinosaurios la era Mesozoica, hace 65 millones de años (de mar a corteza terrenal) y para ese entonces el mar estaba ya casi llegando a lo que son los límites de Coahuila y Nuevo León, y ya para poco después, unos 10 millones de años después, ya prácticamente estaba conformada la República Mexicana como esta actualmente", expuso el investigador.

Se espera que en un periodo breve,tras la publicación, se den a conocer los detalles de este hallazgo que según los expertos, sería el único registro de su tipo a nivel mundial, y que pasará a ser parte de la colección del Museo del Desierto.

Según estudios recientes, Cuatro Ciénegas perteneció al mar Jurásico y aún contiene toda la fauna que existía cuando Pangea todavía no se separaba para dar paso a los cinco continentes.

Vestigios del mar
El hallazgo se dio en una reciente expedición paleontológica a Cuatro Ciénegas, lugar muy conocido de Coahuila por sus manantiales, además de contener especies que podrían explicar el origen de la vida.

De acuerdo al investigador del Museo del Desierto Héctor Rivera, el fósil marino localizado data del periodo Cretácico, es decir, de hace 100 millones de años, y podría tratarse de una nueva especie.

Se trata de una especie de calamar prehistórico de diez tentáculos parecido a las sepias actuales, y que tiene gran relación a los extintos belemnites, destacó el paleontólogo.

¿Dónde sucedió?