Coahuila- Saltillo

- Saltillo

`No existen los pactos suicidas' para la Santa Muerte

Devotos de la imagen niegan que en el culto se ofrende sangre, tal como afirmó Luis César Franco, quien asesinó a su amante.

Por:  

viernes, 02 de abril del 2010

  • Foto: Vanguardia

Luis César Franco Trinidad asesinó a su amante Nancy Elizabeth Rivera Samaniego de cinco puñaladas, dijo haber hecho un pacto suicida ante la Santa Muerte. Especialistas en esta devoción negaron que se hagan este tipo de acuerdos ante la imagen.

Franco Trinidad fue capturado el martes pasado en un centro comercial de la Ciudad de México, tiene 42 años y dice ser empleado del Conafe. Conoció a Nancy en 2005 y tres años después decidieron empezar una relación amorosa.

Franco Trinidad dijo que los dos adoraban a la Santa Muerte y acordaron un pacto suicida para estar juntos.

"Fue un pacto que le ofrecimos a la Santísima Muerte de morirnos para estar bien, (pero) no tuve valor para suicidarme", declaró el presunto responsable.

Sin embargo, Adela, una curandera que es devota a la Santa Muerte afirmó que la fe en esta imagen no le hace daño a nadie.

"Es una devoción que comenzó desde los Aztecas y Mayas. La Iglesia se ha encargado de difundir que la Santa Muerte está relacionada con el Satanismo. Pero es totalmente distinto. La muerte a todos nos llega", afirmó.

Los pactos que se realizan a la Santa Muerte son ofreciéndole cigarros, tequila, flores o algún otro artículo, pero nunca, explicó Adela, pactos donde haya sangre.

"No existen pactos suicidas dentro del culto a la Santa Muerte. Al demonio sí, pero ella no quiere sangre, no pide sangre".

Luis César Franco Trinidad dijo que mató a Nancy, perito de la PGR, por un pacto suicida con la Santa Muerte.

Pero las primeras investigaciones señalan que ya tenía un comportamiento homicida al ser acusado de otros asesinatos en el 2009.

"Él ya tenía maña de hacer eso. A lo mejor no encontró otra excusa y dijo que lo hizo por la Santa Muerte, lo que él dice demerita la verdadera esencia de la Flaca (Santa Muerte)", explicó.

Por su parte, Gilberto Castillo, dueño de una tienda de imágenes a la Santa Muerte explicó que la adoración a esta imagen no se trata de un culto, sino de devoción y fe.

Apuntó que hace ocho años en Saltillo la devoción era muy cerrada porque era satanizado, pero de cuatro años a la fecha, la gente empieza a tenerle fe a la Santa Muerte.

No obstante hace una diferencia entre la Santa Muerte y la muerte a secas.

"Cuando se habla de la Santísima Muerte se refiere al vínculo que hay entre la vida y el más allá. Por su parte, la muerte sí se refiere en el ocultismo, es para el satanismo", aseveró.

Explicó que la Santa Muerte no concede milagros, si no ayuda a quien se lo pida. Además, espetó de manera enérgica que su devoción no requiere, ni acepta, pactos suicidas como el que Luis César Franco Trinidad y Nancy Rivera Samaniego hicieron. Guillermo Castillo, devoto a la Santa Muerte desde hace 34 años, concluyó que los supuestos pactos suicidas que se realizan en nombre de la Santa Muerte son de personas fanáticas y no de aquellos que, dijo, veneran su imagen y santidad.

"En México es el único lugar que rinden culto a sus muertos. Lo único seguro que tenemos en la vida es la muerte, Alfa y Omega", reflexionó.