México- Seguridad

- Seguridad

Niño quedará invidente; sigue en hospital

El pequeño a quien su madre sacó los ojos en un rito, sigue grave

Por:  

sábado, 26 de mayo del 2012

  • Responsables. Las autoridades sólo se presentó a cuatro de los detenidos debido al estado anímico y mental del resto. Foto: Vanguardia-El Universal
NEZAHUALCOYOTL.- Fernando, el niño de 5 años de edad, a quien su madre y tía le extrajeron los ojos en un presunto ritual celebrado al interior de un domicilio ubicado en el municipio de Nezahualcóyotl, no tiene ninguna posibilidad de volver a ver.

Aunque reportan que su estado de salud es estable, pero grave, el pequeño fue sometido a una cirugía para el cierre de la fístula, por lo que ya no hay fuga de líquido cefalorraquídeo.

Al respecto, Gabriel O`Shea, secretario de Salud del Estado de México, señaló que el menor "no tiene globos oculares, la cavidad queda vacía, sin la presencia del globo ocular, no existe transplante de ojos, ni restauración de nervio óptico, lo único que se transplanta en el ojo es la córnea, pero aquí pues ya no hay ninguna posibilidad, por que ya no existe el globo ocular".

El funcionario señaló que el menor podría salir del Hospital Pediátrico de Legaria en 10 días más, si no existe alguna complicación.

Pronóstico reservado

La Secretaría de Salud señaló como "reservado" el pronóstico del estado de salud de Fernando Caleb "N". En un comunicado, la dependencia apuntó a que "el paciente presenta una fuga del líquido cefalorraquídeo; sin embargo, estas fisuras tienden a cerrar sin necesidad de recurrir a una cirugía mayor".

Por su parte, Eruviel Avila Villegas, gobernador del Estado de México, se comprometió ayer a estar pendiente de la recuperación del pequeño, a quien dio a conocer, se le brindará atención médica y psicológica, además de una beca permanente para garantizar su desarrollo.

Además solicitó un castigo ejemplar para los inculpados. Los detenidos son María del Carmen Ríos García, y sus hermanos Jesús y Lizbeth, de 25 y 22 años, respectivamente; Martha García Vargas, de 48; Ciro Ríos Benitez, de 57, al parecer abuelos del menor; Yesenia Maciel Chávez de 20, una menor de nombre Leticia "N", así como José Antonio García Romero, de 21, quien dio aviso a las autoridades.

¿Dónde sucedió?