México- Seguridad

- Seguridad

Mujeres, las grandes explotadas del narcotráfico mexicano

"La Reina del Pacífico y otras mujeres del narco", su último libro, recoge de forma medio novelada historias reales de mujeres que trabajaron para las mafias de la droga en México, de una forma u otra, o fueron asesinadas por éstas.

Por:  

jueves, 24 de julio del 2008

    México, D.F. .- Sandra Avila Beltrán, alias "La Reina del Pacífico", es la excepción en el narcotráfico en México, donde las mujeres son explotadas como "burreras" (correos) y distribuidoras, denunció hoy el escritor mexicano Víctor Ronquillo en una entrevista con Efe.

    "La Reina del Pacífico y otras mujeres del narco", su último libro, recoge de forma medio novelada historias reales de mujeres que trabajaron para las mafias de la droga en México, de una forma u otra, o fueron asesinadas por éstas.

    El periodista y escritor ya había abordado temas de género con "Las muertas de Juárez", sobre los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez (norte del país) y se ha volcado en los sectores vulnerables con trabajos como su documental sobre la matanza indígena de Acteal en Chiapas (sureste).

    "En el penal de Ciudad Juárez el 70 u 80% de las presas son 'burreras' y en Santa Martha (Acatitla, cárcel de mujeres de la capital) también hay muchas" apuntó Ronquillo.

    Mientras, en las calles mexicanas abundan madres de familia y abuelas dedicadas al "narcomenudeo" (venta de droga a pequeña escala), señaló sin aportar datos estadísticos sobre el tema.

    Otra de las funciones de las mujeres vinculadas al narcotráfico es formar parte de la "galería de bellezas" de los traficantes, ser un objeto de adorno, aseveró.

    Las excepciones a esta regla con mayor eco en la opinión pública han sido "La Reina del Pacífico", considerada un importante enlace del narcotráfico entre México y Colombia, y encarcelada en Santa Martha Acatitla, y Enedina Arellano Félix, cabeza del cártel de Tijuana tras la muerte o detención de sus hermanos.

    "Las mujeres son más sensibles e inteligentes hacia el narcotráfico como empresa", opinó Ronquillo.

    Según fuentes policiales, Avila Beltrán dirigía las finanzas de los cárteles de Juárez y Sinaloa, dos de los principales del país, y era su conexión con el cártel colombiano del Norte del Valle.

    También se ha señalado que en ella se inspiró el escritor español Arturo Pérez-Reverte para crear el personaje de Teresa Mendoza, en la novela "La Reina del Sur", de igual título que un "narcocorrido" de los famosos Tigres del Norte.

    Avila Beltrán fue detenida por las autoridades de Ciudad de México en septiembre de 2007 junto a su pareja, el colombiano Juan Diego Espinosa, alias "El Tigre".

    "Es un personaje de la aristocracia del 'narco', despierta empatía porque se presenta ante las autoridades con mucho valor, pero es una mujer terriblemente derrotada", dijo Ronquillo.

    La suya es la historia con más 'glamour' del libro; el resto son "teiboleras" (bailarinas de 'striptease'), periodistas, presas, policías y colaboradoras cuya historia acabó en muerte.

    "Incluso hay ya sicarias" o asesinas a sueldo, apuntó el autor.

    La falta de alternativas y la pobreza, que afecta al 42,6 por ciento de los más de 103 millones de habitantes de México, es la razón que empuja a estas mujeres a unirse a las mafias.

    La actual guerra contra el narcotráfico del Gobierno mexicano se ha cobrado casi 5.000 muertos en dos años, pero no contribuye a remediar la situación, opinó Ronquillo.

    Según él, se obvia la otra cara de la moneda, la ejecución de acciones para dar oportunidades a quienes no tienen otro remedio para subsistir que colaborar con el crimen organizado.

    "Es una estrategia en línea con la del gobierno estadounidense, punitiva, que fomenta la violencia y las disputas por el territorio", concluyó.