México- Seguridad

- Seguridad

Muere maestra en simulacro de la SSP

A dos meses, la USE ha suspendido sus actividades en escuelas y la familia de la víctima busca llevar ante la justicia a las autoridades involucradas.

Por:  

sábado, 16 de julio del 2011

  • La profesora se acababa de casar. Foto: a.m.queretaro

Jazmín Jiménez, una maestra de bachillerato de 29 años, se ofreció como voluntaria para subir a una tirolesa en una demostración de la Unidad de Seguridad Escolar (USE) de la Secretaría de Seguridad Pública del DF, pero algo salió mal y murió.

Ahora, a dos meses, la USE ha suspendido sus actividades en escuelas y la familia de la víctima busca llevar ante la justicia a las autoridades involucradas.

Todo ocurrió el 17 de mayo en una feria de salud y prevención del delito en el Cetis 29, en Cuajimalpa.

Jazmín, profesora de informática, subió a la tirolesa que instalaron los policías, pero a la mitad del camino la línea de anclaje que sostenía a la cuerda se fracturó y ella cayó de 2.5 metros. Cinco días después, falleció por traumatismo craneoencefálico severo.

El abogado de la familia, quien pidió omitir su nombre, dijo que no se proporcionó un casco a la maestra, la tirolesa no contaba con una segunda línea de anclaje y no había presencia de paramédicos.

Tres agentes de la USE fueron removidos de sus funciones mientras se determina su situación jurídica.

 

Se apaga sonrisa de Jazmín

Jazmín Jiménez era la profesora más bonita de la escuela y a sus alumnos siempre les regalaba una sonrisa, pero todo cambió cuando cayó de la tirolesa que instaló la Policía del DF.

La tragedia cortó las ilusiones de Jazmín para formar una familia y crecer profesionalmente.

"Jazmín era la chica más bonita del plantel, era la maestra guapa, la que a todos les regalaba una sonrisa y tenía la intención de formar una familia, desgraciadamente eso se lo impide.

"Tenía 29 años, estaba llena de vida, con muchas ganas de vivir; se acababa de casar hace 11 meses y tenía poco más de un año de laborar en el plantel", comentó el abogado de la familia de la maestra.

A dos meses de la tragedia, el equipo legal de la profesora en informática está preparando los elementos para llevar ante la justicia a las autoridades involucradas en la organización del evento, pues las evidencias que han recabado muestran omisiones en las medidas de seguridad.

Una de las anomalías detectadas fue que sólo declararon ante el Ministerio Público tres agentes de la USE, identificados como Mario Eduardo Olvera Cedillo, Érick Rey Mendoza González y Emmanuel Matus Paredes, aunque de los otros dos no se sabe nada.

Para el abogado de la familia Jiménez, la tragedia se pudo evitar si se hubieran seguido medidas preventivas, como la utilización de cascos, la presencia de paramédicos, la instalación de una línea extra de anclaje, así como la utilización de equipo nuevo.

Además, de acuerdo con el abogado, la directora del plantel, María Inés Plata Rodríguez, declaró ante el MP que no era necesaria la presencia de una ambulancia.

En tanto, Remedios de Jesús Hernández, representante de la Jefatura de Gobierno y quien fue el enlacepara enviar a los agentes de la Policía a la escuela, señaló que no le solicitaron el equipo de paramédicos, según la averiguación previa FCJ/CJ-2T2/ 0377/1105.

¿Dónde sucedió?