México- Politica

- Politica

Molestan a México palabras de Clinton

La funcionaria de EU, declara que la insurgencia de las FARC dominaban territorios y los cárteles hacen los mismo en varios estados

Por:  

jueves, 09 de septiembre del 2010

  • Declaraciones. La funcionaria afirmó que los cárteles mexicanos muestran mas índices de insurgencia.Foto: Vanguardia-Agencia

WASHINGTON, EU.- Dice un dicho famoso que "el horno no está para bollos", la frase se utiliza para cuando alguien se encuentra en una situación tensa, complicada, difícil y no conviene que forzar más la situación, pero al parecer, a la secretaria de Estado, Hillary Clinton, eso poco le importó y "soltó" una declaración que caló hondo en autoridades mexicanas; dijo que México cada día se parece más a Colombia de los años 80.

"Los narcotraficantes llegaron a controlar ciertas partes del país"-, dijo, y advirtió contra la amenaza de unas organizaciones criminales que "han hecho fuerza común" y se han metamorfoseado en una forma de insurgencia en México y Centroamérica.

México "se está pareciendo más y más a la Colombia de hace 20 años atrás, donde los narcotraficantes (y la insurgencia de las FARC) controlaban ciertas partes del país.", dijo Clinton al pintar el negro panorama que su vecino del sur tiene ante sí.

"Este es un desafío muy duro -prosiguió Clinton- y será necesaria una combinación de mejor capacidad y voluntad política para evitar que el problema se propague".

"Porque estos cárteles de la droga muestran más índices de insurgencia, con la súbita aparición de coches bomba, donde antes no los había", señaló la Secretaria de Estado al participar en una sesión del Consejo de Relaciones Exteriores, en Washington.

Las declaraciones de Clinton, que por primera vez elevó a rango de insurgencia las tácticas del narco, serían matizadas horas más tarde por el subsecretario de Estado para el Hemisferio, Arturo Valenzuela, quien consideró que si bien es cierto que la escalada de la violencia ha dado un salto cualitativo con la aparición de "actos terroristas" como la utilización de coches bomba, "difícilmente puede hablarse de una insurgencia".

"El término insurgencia no puede utilizarse del mismo modo que nos referimos a la insurgencia colombiana. Esta no es una insurgencia que haya surgido por motivos políticos. De lo que estamos hablando (en México) es de una escalada de violencia, pero no del surgimiento de una insurgencia", insistió Valenzuela para matizar así las declaraciones que pocas horas antes había ofrecido la secretaria de Estado.

Unas declaraciones que, en opinión de los observadores, reflejan el grado de confusión y desconcierto que ha generado la guerra contra los cárteles de la droga en México:

"Creo que la secretaria de Estado, Clinton se excedió un poco en los términos y el subsecretario (Valenzuela) ha tratado de matizar la postura oficial de la administración. Porque, desde luego hay acciones (de los cárteles) que parecen asemejarse a una insurgencia, pero los motivos no son políticos", consideró Andrew Selee, director del Instituto de México en el Woodrow Wilson Center al tratar de explicar el insólito desfase en el discurso oficial de la administración frente al ambiente de la violencia que se vive en México.

En este sentido, el zar antidrogas, Gil Kerlikowske, también medió ayer en la polémica al asegurar que "yo sería cauteloso" al caracterizar a los cárteles de la droga como una insurgencia. "Yo diría que hay preocupación por la utilización de coches bombas, pero eso no puede trasladarse automáticamente a la acción de una insurgencia".

En lo que si coincidieron es en la necesidad de seguir respaldando al Gobierno de México, en una lucha que ha puesto a prueba a las instituciones del Estado mexicano.

Por eso, justificó Clinton, "estamos trabajando muy duro para asistir a los mexicanos en la mejora de sus cuerpos de seguridad y de inteligencia; en reforzar su capacidad para detener y procesar a todos aquellos que son arrestados.

"Y yo en lo personal le doy al presidente (Felipe) Calderón, las más altas calificaciones por su valor y su compromiso.", dijo para refrendar así la estrecha colaboración de Estados Unidos y México en el marco de la Iniciativa Mérida que estableció, por primera vez, el principio de la corresponsabilidad desde el 2008.

¿Dónde sucedió?