Mundo- Norteamérica

- Norteamérica

`Mata' bullying a joven en Estados Unidos

Cansado de los ataques que recibía por su figura y su homosexualidad, decide quitarse la vida, en EU

Por:  

viernes, 23 de septiembre del 2011

  • Víctima. Jamey Rodemeyer, de 14 años, se convirtió en una víctima más del bullying en Estados Unidos.Fotos: Vanguardia-Especial
MÉXICO, D.F.- El bullying, una forma de violencia física o verbal en el entorno escolar, se cobró una nueva víctima en Estados Unidos: un chico de 14 años se suicidó como consecuencia de las pesadas bromas que soportaba en la escuela y en los foros de internet por ser homosexual.

El cuerpo colgando de un árbol fue encontrado por un hermano de la víctima a 500 metros de su casa. Se trataba de Jamey Rodemeyer, quien no soportó las agresiones psicológicas tras dar a conocer sus preferencias sexuales.

El adolescente se suicidó cansado de recibir burlas en el colegio y por internet a causa de sus preferencias sexuales, según informó el diario británico The Telegraph.

El oriundo de Williamsville, Buffalo, Nueva York, se convirtió, según el diario inglés, en el último de una ola de suicidios en los Estados Unidos víctima de abusos escolares (bullying) y ridiculizado a causa de su orientación sexual.

En Argentina, el último caso de bulling que se conoció fue el de Carlos Nicolás Agüero, de 17 años de edad, habitante de la localidad de Chepes, provincia de La Rioja.

El joven tomó la drástica decisión cansado del hostigamiento que sufría a diario por su presunta homosexualidad de parte de compañeros y vecinos.

El joven estadounidense

Jamey participó en mayo en la grabación de un video de la campaña viral "It Gets Better", en la cual se defendía junto con figuras de diferentes ámbitos, entre ellas el presidente Barack Obama, a jóvenes homosexuales en situaciones difíciles.

Durante sus últimos días, Jamey había dejado mensajes en diferentes redes sociales en las que seguía denunciando maltratos.

"La gente me sigue enviando cartas de odio, palabras feas, diciéndome que la gente homosexual va directamente al infierno", confesó el joven en una grabación en YouTube.

En su cuenta de Formspring, en tanto, los mensajes agresivos contra el adolescente se multiplicaban. "Jamey es estúpido, gordo, feo y gay. ¡Debe morir!", consignaba uno de los mensajes.

Otro decía: "No me importa si muere. A nadie le importará, así que hazlo, haznos un día feliz a todos".

"Nadie en mi escuela se preocupa por la prevención del suicidio", era uno de los últimos comentarios escritos por Jamey.

Conmoción mundial

El caso conmociona al mundo y enciende una nueva alarma respecto del maltrato reiterado entre compañeros de colegio. Jamey había contado su padecimiento y pedido ayuda a través de las redes sociales Facebook y Twitter en varias oportunidades.

Pero eso no sucedió. Su hermano lo encontró muerto en su casa de Buffalo, en Nueva York. Había dejado una carta de despedida en las redes sociales, donde su final causó ayer conmoción (en Facebook se abrieron varias páginas en su nombre y en Twitter es un tema muy comentado).

Cruzada por dolor, pero con una firme entereza, la mamá admitió que "Jamie era acosado, pero también tenía buenos amigos que lo apoyaban y fue un adolescente feliz". Según dijo, el chico asistía a terapia para salir de la depresión.

James era fanático de Lady Gaga a tal punto que reprodujo un fragmento de su tema "The Queen" en su carta de despedida publicada en Facebook. La muerte del chico causó un fuerte impacto en la cantante que, enterada de la noticia, tuiteó: "En los últimos días estuve llorando, reflexionando y gritando. Estoy muy enojada". Además, aseguró que se reunirá con el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, para luchar contra el acoso en las escuelas.

No fue la única. El cantante Ricky Martin también usó Twitter para mostrar su indignación por la muerte de Jamie. "Cuantas vidas tenemos que perder para finalmente detener el acoso, el odio, la intolerancia, el abuso", escribió en su cuenta, en la que puso una imagen del chico como foto de perfil.


LAMENTO

Jamey Rodemeyer se sentía desesperado por la agresividad de que era objeto debido a su condición sexual.

Él se quejaba constantemente de las burlas y frases denigrantes en su contra en las redes sociales.

Sus peticiones de ayuda a través de Twitter y Facebook no hallaron respuesta y decidió tomar el camino fatal.

Incluso subió a YouTube un video donde se lamentaba de los mensajes denigrantes que le enviaban.

Famosos como los cantantes Lady Gaga y Ricky Martin, al enterarse de la muerte de Jamey, expresaron su indignación.