Foto: AP
El Universal
Cientos de miles de personas se congregaron hoy en varias ciudades sudamericanas para gritar 'Ni una menos', reclamar que ya no haya más víctimas de violencia de género y pedir que las instituciones garanticen una solución
Cientos de miles de argentinos se reunieron el miércoles en la capital del país para demandar soluciones a la violencia contra las mujeres y dar mayor visibilidad a un problema que se encuentra muy arraigado en la región.

Alzando carteles con la consigna #NiUnaMenos, una multitud demandó frente al Congreso en Buenos Aires la aplicación de castigos más severos a los asesinatos producto de violencia contra las mujeres y otras formas de agresiones de género.

La protesta, organizada a través de las redes sociales, se replicó también en otras ciudades de Argentina Chile y Uruguay. Algunos manifestantes mostraban pancartas con nombres y fotos de víctimas y reclamos de igualdad.

La agencia estatal de noticias Télam estimó que más de 200 mil personas se manifestaron el miércoles en la capital argentina.

La convocatoria generó manifestaciones de apoyo de artistas, políticos e instituciones locales, e incluso un comentario de la presidenta, Cristina Fernández.

"No es sólo un problema judicial o policial. Estamos ante una cultura devastadora de lo femenino", escribió en su cuenta de Twitter la mandataria, que este año dejará el cargo tras finalizar su segundo mandato consecutivo.

El astro del fútbol Lionel Messi y el tenista Juan Martín Del Potro también mostraron su apoyo en sus perfiles de Facebook con fotos con el mensaje Ni Una Menos.

"Basta de femicidios. Desde Barcelona nos sumamos hoy a todos los argentinos para gritar bien alto", publicó el delantero estrella del Barça.

La protesta tiene lugar luego que en los últimos meses varios casos de jóvenes asesinadas inundaron las pantallas de los medios locales, lo que dio difusión a un problema sobre el cual no hay estadísticas claras, ya que los únicos datos oficiales se elaboran sobre la base de reportes de prensa.

Según la organización de derechos de las mujeres Casa del Encuentro, en el país se registraron 277 asesinatos producto de la violencia contra mujeres en 2014 y, según el promedio de los últimos años, hay un nuevo caso cada 31 horas.

Miles de uruguayos también se concentraron hoy en la plaza Independencia de Montevideo para protestar por el asesinato de 20 mujeres en situaciones de violencia de género en lo que va de 2015, lo equivalente a una muerte cada siete días, según datos divulgados por el Instituto Nacional de Mujeres (Inmujeres).

Si bien la movilización se da en el marco de la convocatoria argentina, se trata de una manifestación regular que empezó este año en Uruguay y ha sumado más de 15 protestas desde enero, explicaron a Efe sus organizadoras, que añadieron que otras diez ciudades uruguayas también acogieron la concentración hoy.

"Si tocan a una, tocan a todas" es el lema de las marchas cada vez que se confirma la muerte de una mujer a manos de su pareja o ex pareja.

Desde Inmujeres, que pertenece al Ministerio de Desarrollo Social, el Gobierno prepara un proyecto de ley para tipificar el feminicidio como un delito.Por su parte, un centenar de personas se reunió hoy frente al Palacio de La Moneda, sede del Ejecutivo chileno, para protestar contra el feminicidio.

Los organizadores de la convocatoria explicaron que en Chile la cifra de feminicidios en lo que va de año es de 17, pero que el número de homicidios de mujeres por razón de género puede ser más alto pues las autoridades solo contabilizan a aquellas víctimas que fueron asesinadas por sus parejas.

Soledad Rojas, miembro de la Red Chilena contra la Violencia hacia las Mujeres, dijo a periodistas que la marcha de este miércoles no estuvo orientada a hacer demandas legislativas ya que la "situación es tan precaria en ese ámbito", que les "parece más importante sensibilizar a la población".

En declaraciones a Radio Bío Bío, Rojas aseguró que en este país, de 17,6 millones de habitantes, existe un menosprecio por la vida de las mujeres y acusó a los medios de comunicaciones y a las instituciones de portarse indiferentes ante este tipo de violencia.

El año pasado, la Real Academia Española anunció la adopción del sustantivo feminicidio como el "asesinato de una mujer por razón de su sexo" en la última edición de su diccionario lanzado en octubre.

América Latina tiene los niveles de muertes por violencia contra las mujeres más altos del mundo, según la agencia ONU Mujeres, el departamento de igualdad de género de las Naciones Unidas.