Sociedad- Turismo

- Turismo

Maravíllate con las Monarcas

El ecoturismo está atrayendo interesados a los Estados centrales de Michoacán y México, gracias a la espectacular migración anual de millones de mariposas monarca, de vistosas alas negrianaranjadas

Por:  

miércoles, 05 de diciembre del 2007

    Si usted prefiere ver mariposas en lo alto de una montaña que embadurnarse con bloqueador de sol en una playa atestada de turistas, México es un destino ideal en invierno.

    El ecoturismo está atrayendo interesados a los Estados centrales de Michoacán y México, gracias a la espectacular migración anual de millones de mariposas monarca, de vistosas alas negrianaranjadas.

    En delicadas bandadas, los lepidópteros enfilan al sur desde Estados Unidos y Canadá hacia México, donde se depositan en los pinos y los cerros desde noviembre hasta fines de marzo. Se congregan en números tan notables que los automóviles que pasan por la Reserva de la Biosfera Mariposas Monarca a veces tienen que disminuir su velocidad a un par de kilómetros por hora para evitar forrar el parabrisas con las delicadas criaturas.

    "En muchas ocasiones he visto españoles, italianos, estadounidenses, canadienses y mexicanos llegar a las colonias de mariposas y ponerse a llorar", dijo Lincoln Brower, experto en esos insectos en la Universidad de la Florida y el Sweet Briar College en Sweet Briar, Virginia.

    "Es una experiencia emocional intensa advertir que uno está observando esas decenas de millones de mariposas monarca que han llegado a este rinconcito de México", agregó.

    La Reserva de la Biosfera, un área con protección federal postulada para recibir la calificación de Patrimonio de la Humanidad, abarca unas 50 mil 180 hectáreas (124 mil acres) a lo largo de dos Estados. La entrada cuesta 50 pesos (menos de 5 dólares) y unos 100 pesos (casi 10 dólares) la visita guiada. En algunos sitios, los visitantes pueden pasearse en caballos y burros alquilados.

    Los agricultores comunales son dueños de los terrenos y tienen el derecho exclusivo a conducir las giras. Por ese motivo, muchos guías no hablan inglés... por lo que a algunos turistas extranjeros les resulta práctico llevarse un diccionario de español.

    El presidente mexicano Felipe Calderón piensa invertir más de 50 millones de pesos (4.6 millones de dólares) extras al presupuesto anual de la Reserva de 400 millones de pesos (36.4 millones de dólares) a fin de mejorar la infraestructura y dar más comodidades a los turistas.

    Cuatro refugios para mariposas están abiertos al público: El Rosario y Sierra Chincua en Michoacán, y El Capulín y La Mesa en el Estado de México.

    Brower, que ha estudiado estos vistosos insectos durante 52 años, recomienda los refugios de Michoacán, que dice están entre los más populares y ofrecen alimentos, recuerdos y tienen acceso fácil por automóvil. Sugiere que los visitantes vayan en febrero y marzo cuando las mariposas se aparean con un ostentoso ritual.

    "Los machos eligen a las hembras, y después las circundan para atraparlas en el aire y caer verticalmente a plomo", explicó. "Después el macho vuela llevándose a la hembra y aterrizan en los árboles para acoplarse durante varias horas".

    Astrid Fisch, directora de operaciones de Ecotours de México, una agencia de viajes de conciencia ambiental con sede en Puerto Vallarta, dice que aconseja a los extranjeros ir los días de semana para evitar las multitudes de turistas mexicanos.

    Pero hay que prepararse para caminar entre 20 minutos y más de una hora, a menos que se alquile un burro. Sólo se puede llegar hasta las mariposas en senderos establecidos por la Reserva, y como congregan a alturas extremas -de 2 mil 700 a 3 mil metros (entre 9 mil y 11 mil pies), los visitantes deben estar en buenas condiciones físicas para sortear las inclinaciones empinadas.

    Cómo llegar

    Los visitantes pueden llegar en avión hasta Toluca, Morelia o la Ciudad de México y luego alquilar un automóvil o tomar un autobús hasta el pueblo de Angangueo o la ciudad de Zitácuaro, que ofrecen alojamiento y transporte a la Reserva de mariposas, por lo general en autobuses o taxis. Se tarda unas tres horas en llegar a Angangueo en automóvil desde Toluca o Morelia, y unas cuatro horas para llegar desde la Ciudad de México. La gente no familiarizada con la zona puede alquilar un automóvil o tomar un autobús turístico para el trayecto de 30 minutos de Angangueo hasta el refugio de El Rosario, ya que los caminos pueden ser sinuosos y a veces peligrosos. A fines de noviembre, Continental Airlines ofrecía viajes de ida y vuelta para febrero desde Chicago hasta Toluca por menos de 500 dólares.

    Si te decides a ir a ver esta maravilla de la naturaleza, aquí te damos algunos tips.

    Hoteles

    En Angangueo, Michoacán, puede probar el Hotel Albergue Don Bruno o Las Margaritas. Los dos pueden arreglar el transporte hasta la Reserva de la Biosfera. También hay transporte disponible desde la plaza principal del pueblo.

    Alimento

    Está prohibido llevar alimentos a la reserva, por lo que conviene quedarse unas pocas horas adentro y luego ir a la entrada para paladear quesadillas o tostadas en los puestos allí instalados.

    Cómo vestir

    Como puede estar extremadamente frío por la mañana, conviene vestirse con ropas abrigadas que se puedan quitar más tarde y zapatillas. También podría resultar útil un impermeable, ya que son frecuentes la humedad y las lloviznas.

    Cuándo ir

    Las mariposas empiezan a llegar en noviembre y se van a fines de marzo. El mejor momento para verlas es entre las 10:30 y las 13:00 horas, cuando están más activas. Pero en los días nublados se quedan inmóviles para preservar la temperatura corporal.

    Otras atracciones

    Morelia es una hermosa ciudad colonial con excelentes comidas y muestras de arte y artesanía. Pátzcuaro, un pequeño pueblo junto a un lago deslumbrante, tiene un excelente mercado de alimentos y artesanías, y dos plazas encantadoras.