Suplementos- Semanario

- Semanario

Manual antisecuestro... mental

Si la violencia que tiene sometido al país se ha apoderado de usted, expertos dictan aquí algunos consejos para mantener la calma y no vivir secuestrados por el miedo

Por:  

lunes, 28 de marzo del 2011

  • Si la violencia que tiene sometido al país se ha apoderado de usted, expertos dictan aquí algunos consejos para mantener la calma y no vivir secuestrados por el miedo. Foto: Vanguardia/Archivo
¿El miedo se ha apoderado de usted? ¿Se siente nervioso en la calle? ¿Invierte mucho tiempo en hablar de violencia? ¿Tiene pesadillas? ¿Dejó su vida social a un lado? ¿Los ruidos de sirenas lo alteran? ¿Teme contestar el teléfono? ¿Estereotipa a la gente por su apariencia? ¿Rastrea obsesivamente las redes sociales? Expertos en psicología y líderes espirituales dictan aquí una serie de consejos para vivir en paz, más allá de una guerra que rebasa a las autoridades

Los hechos de violencia han trastocado, de manera grave, el estado de ánimo de la ciudadanía, que hasta entonces no habían vivido de cerca los estragos de la inseguridad. La magnitud del miedo es tal, que los médicos de la ciudad han reportado ya un incremento considerable en el número de pacientes que acuden a consulta por problemas de ansiedad, tensión emocional, depresión y otras disforias. La comunidad, aseguran los especialistas en comportamiento humano, está asustada y no sabe a dónde o con quién acudir. Por eso es que SEMANARIO ha preparado un manual que contiene sencillos tips o recomendaciones de cómo usted puede prepararse mentalmente, desde casa, para enfrentar el miedo durante una emergencia o el pánico que le producen las noticias de una balacera o un bloqueo en las entrañas de la metrópoli. Para ello se recurrió a expertos en psicología, medicina naturista y alternativa, maestros de yoga y meditación, sacerdotes y líderes espirituales, que comparten con usted mensajes de fe y esperanza. Aclarando que no existe una receta mágica o infalible más contundente que las autoridades ataquen de raíz el problema, sí hay algunas opciones útiles que podrían salvarlo de convertirse en un SECUESTRADO POR EL MIEDO.

En el mundo en que vivimos a cada paso hay peligro, que nadie está exento de morir, hasta de una caída en el baño de su casa, y que alguna vez tendremos que encontrarnos con la muerte.

No infunda entre los niños y jóvenes de su familia la idea de que todos los días hay balaceras y muertos, como una estrategia para crearles temor e impedir que salgan de casa. Esto lo único que hará es aumentar el pánico en sus hijos, pánico que podría derivar, a corto plazo, en trastornos del sueño, de la alimentación y bajo rendimiento escolar.

Considere que la paz es un sentimiento interno, más que exterior, que le permitirá enfrentar con más cordura cualquier hecho circunstancial que pueda impactar su vida y la de los suyos. El grado de afectación psicológica será menor y ello evitará que usted caiga en paranoias o psicosis que lo orillen a imaginarse enmedio de una guerra mundial.

"Cuando estás fortalecido espiritualmente es más fácil que enfrentes las situaciones que estás viviendo.

Y no digo que tengamos que aceptarlas, porque no es una condición humana aceptar la violencia".

Carlos Aguirre, director de Fundación Mispah.

Contribuya con la comunidad orando a Dios. Recuerde que la oración es muy poderosa. Sería conveniente entonces que, de acuerdo a su fe y a su creencia, a una hora determinada del día usted eleve una oración al Ser Superior, pidiendo paz.

Pero ore con alegría y cuide que esas oraciones no vayan teñidas de sentimientos de temor o pensamientos negativos, como "¡ay Dios mío, protégenos de estos malditos!, ¡que no nos disparen!". "Lo que cada quien piensa, es lo que atrae a su vida".

Laura Villalba Pérez, especialista en medicina alternativa.

Una de las frases más poderosas que puede despertar la energía en las personas y su actividad neurológica, a grado máximo, es la del 'Yo soy`. De tal modo que una persona que experimente miedo puede repetir, constantemente, para sí mismo lo contrario a este sentimiento, diciendo "yo soy seguridad, yo soy serenidad, yo soy poder". Esto le permitirá programarse mentalmente para vencer sus temores, sus angustias, su ansiedad y eliminar la energía negativa que ha fabricado por descuido en su mente.

Siga, al pie de la letra, todas las medidas y recomendaciones de seguridad dadas por las autoridades ante una eventualidad de este tipo, llámese balacera o bloqueo en la vía pública. Tampoco se trata de poner a prueba su fe saliendo a la calle, cuando la recomendación es quedarse en casa. La familia debe tomar precauciones y evitar exponerse al peligro.

 

 

 

 Comparta con sus familiares y amigos lo que sintió a la hora que estuvo cerca o presenció algún hecho de violencia. Transmitir esa experiencia le permitirá procesar mejor su miedo y evitará que padezca trastornos del sueño o sueños con pesadillas.

 


Si se halla en un lugar seguro, como su vivienda, por ejemplo, no tiene por qué sentir preocupación alguna. Éste será el momento de irradiar paz y tranquilidad para los que le rodean.

No reaccione con violencia, en su afán por buscar una salida a este clima de terror impuesto por el crimen organizado. Recuerde que "violencia, genera más violencia".

"No está la solución en más armas ni en más muertes, la respuesta, para quienes estamos en la sociedad civil, los gobernantes, los políticos, los educandos, los obreros, los campesinos, como para los que están haciendo lo malo, es que nos volvamos a Dios".

Carlos Alberto Pacheco Coronado, director de la Casa de Rescate Clamor en el Barrio.

Mantenga una estrecha comunicación con sus hijos, vía celular, para cerciorarse de que estén bien, alertándolos del peligro para que puedan salvaguardarse en el sitio que se encuentren. Esta medida le permitirá a la familia estar en calma mientras pasa la contingencia.

Hablar a los niños de la casa con la verdad, tratando de explicar, en palabras entendibles para ellos, lo que está sucediendo.

Relájese, mantenga el cuerpo tranquilo, no apriete los dientes y trate de vencer esos movimientos nerviosos en las manos. Enderece su postura corporal, respire y relájese... De otra manera el pánico le impedirá reaccionar racionalmente, guiándolo a conductas impulsivas que lo pueden llevar a cometer errores. Tal vez le sirva de algo pensar que son las autoridades quienes tienen que ocuparse en resolver la situación.

"Hacerles saber a los niños y a los adolescentes que de alguna manera los adultos vamos a resolver la situación.

Que hay autoridades que están juntándose para tratar de arreglar el asunto".

Sofía Aguilar, Tanatólogos Unidos.


No se deje infl uenciar por las imágenes de narcoviolencia que ve en la televisión. Tome la situación como es, y no como alarmantemente piensa que pueda ser.

"Empiezan las balaceras y en todas las personas se activa el inconsciente, que es donde están todos los recuerdos almacenados, y entonces pensamos que va a pasar lo mismo que en Monterrey. Todos corren, todos se asustan, código rojo...".

David Salazar González, psicología forense y criminológica.

No fomente la rumorología. Esto puede desencadenar graves efectos psicológicos (psicosis, alarma, nerviosismo), que alteran el ritmo de vida de la comunidad. Por un simple rumor las personas dejan de realizar sus actividades cotidianas y se encierran en su casa.

No se deje llevar por rumores que pueden ocasionarle reacciones de susto, frente a situaciones falsas o producto de la invención, dirigidas a provocar alarma entre la gente. No permita que la psicosis social lo saque de centro.

Utilice las redes sociales con responsabilidad. No caiga en el error de alarmar en torno a situaciones que no estén ocurriendo. Nadie puede aventurarse a afi rmar o exagerar cosas. "¿Quién dio esa orden de toque de queda?, tuvieron que salir las autoridades a aclarar que no había tal....".

Laura Villalba Pérez, especialista en medicina alternativa.

Comparta con sus familiares y amigos lo que sintió a la hora que estuvo cerca o presenció algún hecho de violencia. Transmitir esa experiencia le permitirá procesar mejor su miedo y evitará que padezca trastornos del sueño o sueños con pesadillas.

"Tengo que hablar de cómo me sentí, 'me sentí vulnerable, amenazado, insignifi cante y ese día descubrí que me puedo morir en cualquier momento`, platícalo y platícalo cuantas veces sea necesario".

Inés Uribe, psicóloga.

No evite el dolor. Llorar le permitirá sacar la impotencia que vivió en el momento de la emergencia.

Absténgase de burlarse o juzgar a sus hijos a la hora de que se animen a contarle lo que sintieron al presenciar una balacera entre policías y narcotrafi cantes.

"Cuando un miedo se comparte, se divide, cuando un miedo se traga, se multiplica. Cuando suelto lo que traigo adentro me sano, camino mas libre".

Carlos Aguirre, director de Fundación Mispah.

Se siente alterado después que ha recibido la noticia de un enfrentamiento a balazos en las calles de la ciudad.

No olvide respirar lenta y profundamente de manera reiterada, y en una posición cómoda, hasta que consiga liberarse de la tensión y el estrés que le produjo la noticia. Esto va a hacer que se oxigene más su cerebro y se eliminen las toxinas que causan la ansiedad.

 

Los especialistas en terapia familiar recomiendan el juego o la lectura con sus niños, al menos 30 minutos al día. Esto ayudará a bajar los niveles de tensión y reforzar la seguridad en sus hijos.

La respiración debe ser completa, tomando en cuenta que la mayoría de la gente está acostumbrada a respirar nada más a nivel de la clavícula. Inhale hasta llenar totalmente los pulmones. Los expertos en medicina alternativa sugieren que esta respiración se debe realizar 13 veces para oxigenar debidamente el cerebro, el corazón y en general el cuerpo.

Esta técnica producirá en la persona una sensación y estado de alivio, revirtiendo la histeria. "Claro que es difícil, cuando hay una balacera, que uno piense en este entrenamiento".

Jana Serrano, investigadora de la Facultad de Psicología de la UAdeC.

Aproveche ese tiempo que debe estar resguardado en casa, ante el peligro real de un evento que ponga en riesgo su vida, para realizar actividades productivas que fomenten la unidad y los valores de la familia. Los juegos de mesa, como el ajedrez, son una buena alternativa para relajarse. Piense que nada ganará con estarse comiendo las uñas.

Trate, dentro de lo posible, de no alejar a sus niños de sus rutinas de recreación, como son sus clases de inglés o el fútbol americano.

Evite conversar sobre temas de balaceras, bloqueos o violencia en general, en presencia de los niños.

No es recomendable vivir bajo el pánico constante.

Trate de hacer su vida normal, yendo a trabajar, llevando a sus hijos a la escuela, yendo al súper, etcétera.

Esto permitirá contagiar de confi anza y seguridad a sus seres queridos.

Para algunos guías espirituales la mejor forma de vencer el miedo es enfrentándolo, sin paralizarse.

"Si el padre se mete abajo de la cama, el hijo también se va a meter".

Carlos Aguirre, director de Fundación Mispah.

Manténgase alerta, lo más tranquilo que pueda y sin caer en el nerviosismo. Si en el trayecto a algún lugar observa movilizaciones policiacas o militares, atienda las recomendaciones de la Fiscalía General del Estado en el sentido de alejarse de estos operativos.

Empiece por fortalecer su organismo comiendo saludablemente, evitando la ingesta de refrescos, galletas elaboradas con azúcar refi nada, harina refi - nada, alimentos chatarra y grasa frita, lo que provocará que su sistema nervioso se encuentre siempre muy irritado y su mente en un estado permanente de excitación. Coma lo más natural que pueda y lo menos procesado. Se recomiendan las ensaladas, frutas, una dieta que le dará energía y mantendrá en calma su mente.

"Estamos siempre a la defensiva. Hemos perdido esa cualidad de estar calmados, por el ajetreo de la vida cotidiana".

Francisco Lauro Garza Villarreal, profesor de Yoga.


Dedique unos minutos diarios de su vida a la meditación.

Meditar, de acuerdo con los expertos en medicina alternativa, signifi ca "hacer silencio, dejar de pensar, parar la mente". Para ello se requiere que usted se siente en un lugar cómodo, después de dos horas de haber comido, que respire profundamente, manteniendo la columna derecha y los ojos abiertos, y se concentre solamente en su respiración durante 10 minutos.

Si su deseo es profundizar en las distintas técnicas de meditación, puede integrarse a los diferentes grupos que hay en la ciudad como la Casa Tibet Saltillo, que ofrece cursos gratuitos de meditación para todo el público los jueves a las 7:00 de la noche. Inf. 111 08 96.

La hidroterapia es otra buena herramienta para deshacerse del estrés. Si usted está muy ansioso y acelerado y se baña con agua caliente, se alterará más. Un baño fresco, empezando desde los pies hasta la cabeza, eliminará su tensión.

Otra técnica que le ayudará a controlar el miedo son los llamados baños de brazos fríos, que consisten en que usted sumerja los brazos, a la altura de los codos, dentro de un recipiente con agua fría durante dos minutos..

Eche mano de la aromaterapia. Si su casa o su lugar de trabajo tienen un aroma agradable, su mente estará en sintonía con la paz y la tranquilidad. Si el medio donde usted se desenvuelve está impregnado de olores desagradables, como el smog o la gasolina, sus niveles de estrés se verán disparados.

Las cataplasmas de barro colocados sobre el vientre de una persona que se halla en crisis emocional (geoterapia), tienen el poder de tranquilizar la mente y el cuerpo. Lo mismo que el poner compresas frías en abdomen, ayuda a liberar el estrés y la angustia.

 

 

Utilice las redes sociales con responsabilidad. No caiga en el error de alarmar en torno a situaciones que no estén ocurriendo. Nadie puede aventurarse a afi rmar o exagerar cosas.

Adopte una rutina de ejercicios. No tiene que ir al gimnasio. Desde casa usted puede realIzar estiramientos y fl exiones que lo ayudarán a liberarse del estrés, del cansancio y el malestar que le produjo el no dormir bien, luego de un susto o impresión.

Una pequeña rutina de ejercicios al despertar, que consiste en estirarse y mover las articulaciones, favorece la producción de endorfi nas en su organismo, llamadas también hormonas de placer, que le hacen sentir entusiasmo.

Camine. El caminar a ritmo pausado le ayuda a ejercitar su sistema músculo - esquelético, a oxigenar su cuerpo y su cerebro, y a liberar una serie de sustancias que van al torrente sanguíneo y le proporcionan tranquilidad y relajación.

Duerma bien, descanse. Eso hará que su cuerpo se reponga más rápidamente de las emociones fuertes. Una persona que no duerme ocho horas tiene el sistema nervioso muy irritable, se enoja con facilidad y reacciona agresivamente.

Los estudiosos de la psicología recomiendan además el desarrollo de otras actividades como bailar o cantar. 15 minutos de baile en casa o asistir a algún grupo de canto, elimina la ansiedad y el estrés colectivo.

"Vivir en la sociedad produce estrés, aún con el marido aunque lo quieras mucho, la mujer, no importan los hijos, hay estrés porque cada cabeza es un mundo".

Se dice que la demostración de afecto hacia los seres queridos baja en gran medida los niveles de estrés. Los estudiosos del comportamiento humano recomiendan tocar y abrazar con más frecuencia a las personas que le rodean. Ellos calculan, por ejemplo, que para eliminar el estrés totalmente se requieren entre ocho y 12 abrazos al día. "Lo que hace la gente, cuando hay estos eventos de violencia, es enojarse, aislarse y ya no darse cariño".

Laura Villalba Pérez, especialista en medicina alternativa.

Procure dar salida en tiempo y forma a todos sus pendientes, sobre todo a sus deudas. Eso le evitará vivir con el sistema nervioso alterado permanentemente.

Cuide que sus hijos, o usted mismo, no se vuelvan insensibles a la muerte y reaccionen con frases como "me vale", " no me importa", "x".

"No hay qué tenerle miedo a la muerte, pero hay que respetarla. He visto en las redes sociales cómo algunas personas se expresan de 'ay qué drama, están peor en Torreón`, esto no es una competencia..."

Sofía Aguilar, Tanatólogos Unidos.

La comunicación en la familia es hoy por hoy uno de los elementos más importantes para enfrentar la violencia, provocada por la falta de valores en el seno del hogar.

"Pensamos que el bienestar emocional está en el dinero, en lo material y nos hemos descuidado de los valores y el amor. Si ven que los padres están peleándose los hijos no van a poder amar a nadie.

No es una solución el dar reglas urbanas de cómo cuidarte de las balas, se trata de cómo cuidarte de ti mismo".

Carlos Aguirre, director de Fundación Mispah.

Pida apoyo a las diferentes instancias de gobierno que cuentan con psicólogos profesionales, para que le ayuden a trabajar sus miedos.

Estimule su capacidad creadora, generadora, ideando nuevos proyectos para su vida.

"La persona que está limpiando y reconstruyendo, la naturaleza misma lo elige para que se quede. La que anda peleando, matando y destruyendo, es muy fácil que se vaya con ese remolino que tiene que acabar con lo sucio".

Laura Villalba Pérez, especialista en medicina alternativa.

Canalice y enfoque sus miedos, a fin de que pueda experimentar un crecimiento en todos los sentido de su vida.

"Todo lo que el ser humano ha podido hacer, lo hace en base al miedo ¿Por qué el ser humano aprendió a volar?, porque supo vencer sus miedos y supo, en razón de sus miedos, perfeccionar las naves, los aviones que hoy tenemos".

Convénzase de que no está solo, piense que es más la gente buena que "los malos", y que Dios está a su favor.

"Convencernos de que el bien siempre gana, mientras que el mal, por más estruendoso y espectacular que sea, siempre se destruye por sí mismo".

Humberto Alvarez, párroco de la iglesia del Ojo de Agua.

 



Adopte una rutina de ejercicios. El caminar, andar en bicicleta, la yoga o el gimnasio serán de gran ayuda para liberar el estrés y le proporcionan tranquilidad y relajación.

¿Dónde sucedió?