Mundo- Latinoamérica

- Latinoamérica

Lugo, el cuarto presidente paraguayo llevado a juicio político

Los mandatarios paraguayos José P. Guggiari (1928-1932), Raúl Cubas (1998-1999) y Luis González Macchi (1999-2003) corrieron la misma suerte que el ahora destituido presidente Fernando Lugo

Por:  

viernes, 22 de junio del 2012

  • Foto: Vanguardia/EFE

México, DF. El presidente Fernando Lugo ha sido el cuarto gobernante paraguayo en enfrentar un juicio político. Y en uno de los casos, el enjuiciamiento concluyó en medio de revueltas populares.

José P. Guggiari (1928-1932) enfrentó una acusación porque la guardia del Palacio de gobierno mató a ocho estudiantes secundarios que se manifestaron pidiendo la intervención del presidente ante el avance de fuerzas bolivianas fundando fortines en el Chaco Boreal desde 1928.

Guggiari dejó el cargo a su vicepresidente pero no fue enjuiciado porque una comisión investigadora de la entonces cámara de Diputados lo absolvió. Guggiari retomó el mando en 1932 y poco después lo transfirió a su sucesor Eusebio Ayala.

Raúl Cubas (1998-1999) renunció el 28 de marzo de 1999 en momentos en que el Senado valoraba la acusación de la cámara de Diputados. El juicio político se suspendió, y como cinco días antes fue asesinado el vicepresidente, Luis María Argaña, la primera magistratura la asumió el titular del Senado, Luis González Macchi.

Cubas fue acusado de mal desempeño al indultar al general retirado Lino César Oviedo, entonces detenido en un cuartel militar por su presunta responsabilidad en el magnicidio de Argaña, asesinado por pistoleros que atacaron su automóvil. Su guardaespaldas también murió.

Luis González Macchi (1999-2003) , enfrentó un juicio senatorial en febrero de 2003, incluso tras haber superado un golpe de estado en 2000.

Fue enjuiciado por una mala gestión financiera de su administración y por designar a un amigo al frente de la venta a inversionistas extranjeros de la empresa estatal telefónica. Se salvó de salir del cargo porque de los 43 senadores presentes en la sesión solo 25 votaron por su destitución, cuando se necesitaban 30 votos.