México- Seguridad

- Seguridad

Ligan a políticos con narcotráfico en Monterrey

Cable de WikiLeaks revela que funcionarios de Gobierno se relacionaban con delincuentes

Por:  

viernes, 11 de febrero del 2011

  • FOTOS: VANGUARDIA-ARCHIVO

MONTERREY. NL.- Las implicaciones de una posible relación entre la esfera política y el narco alcanzaron a políticos de Nuevo León, según cables filtrados por WikiLeaks citados por La Jornada.

De acuerdo con la publicación, en documentos clasificados enviados en mayo de 2007 por el Consulado de Estados Unidos de Monterrey al Departamento de Estado se hace referencia a un supuesto vínculo del ex secretario General de Gobierno, Rogelio Cerda, y de los hermanos del ex gobernador Natividad González Parás con el Cártel de Sinaloa.

El cable es atribuido a Luis Moreno, entonces Cónsul en la región.

"Nuestros contactos señalan que Cerda está involucrado en actividades corruptas en relación con los hermanos del gobernador González Parás y miembros del Cártel de Sinaloa", señala la cita del comunicado.

En el mismo documento, el diplomático reporta que tanto Cerda como Luis Carlos Treviño Berchelmann, entonces procurador, fueron amenazados en narcomensajes hallados junto a cadáveres.

A lo largo de ese año, fueron numerosas las comunicaciones en las que se daba a conocer el recrudecimiento de los hechos de violencia, la corrupción de los cuerpos policiacos y la ejecución de numerosos agentes del orden.

Incluso se reportó que el 18 de mayo circularon rumores que señalaban que el ex gobernador Natividad González Parás había sido asesinado.

En febrero de 2010, Bruce Williamson, quien sucedió a Moreno en el cargo, describe a Monterrey como "territorio Zeta", es decir una ciudad que ofrece refugio seguro a este grupo delictivo e ingresos estables vía el cobro de extorsiones y facilidades de abasto de insumos.

Además, alertaba sobre la alta infiltración criminal en los cuerpos policiacos, sin limitarse a los estatales e incluyendo también a los federales.

En el cable identificado con el número 251281, cuya fecha no se menciona, advertía que la guerra entre el Cártel del Golfo y los Zetas había llegado a Monterrey.

Los documentos

A principios de 2007, ante la noticia del asesinato de tres policías en el municipio de San Pedro Garza, donde reside casi todo el personal del consulado, Luis Moreno, declaró al periódico El Norte que las ejecuciones eran producto de ajustes de cuentas del narco, pero alegaba que la ciudad seguía siendo "de las más seguras". Sin embargo, reporta en otro despacho (106172) que el secretario de Gobierno, Rogelio Cerda, y su secretario de Seguridad Pública Antonio Garza "son corruptos".

En el cable 95709 el consulado informa que "continuarán acercándose" al Gobierno Estatal para reforzar la colaboración bilateral. Después de la renuncia de 300 elementos de la policía del municipio de García, a raíz del asesinato en cadena de varios agentes, el funcionario se reunió con el jefe de la policía estatal y el comandante regional de la policía militar para "ofrecer apoyo".

En las primeras semanas del sexenio de Calderón, el Gobierno envió al norte a más de 3 mil soldados, marinos y policías judiciales. El cónsul está "alentado". Una semana después, otro cable (97717) reporta que pocas horas después de una visita de Calderón a Monterrey sicarios mataron a dos hombres en la zona donde estuvo el Presidente.

Tres meses más tarde el tono es otro. En el cable 108918, calificado noforn -vedado para extranjeros- Guillermo Moreno dice: "Las autoridades judiciales y los medios locales están paralizados de miedo".

En mayo el consulado reporta "nuevo récord" en asesinatos y secuestros (entre estos el de un camarógrafo de Tv Azteca y cuatro de los sindicalistas de Pemex en Cadereyta) sin que se produzcan arrestos relacionados. En su siguiente comunicación, calificada como "secreta", Moreno registra, además de una larga serie de asesinatos, el hecho de que en narconotas halladas junto a los cadáveres se amenaza al secretario de Gobierno, Rogelio Cerda, y al procurador general del estado, Luis Carlos Treviño.

Se desmarca

Natividad González Parás aclaró que los rumores sobre la relación entre él y su familia con la delincuencia organizada, son totalmente falsos y recalcó que la relación con el gobierno estadounidense siempre fue cordial.

"Efectivamente en esa época circularon algunas versiones sin sustento de presuntos involucramientos con la delincuencia organizada de funcionarios y miembros de mi familia, contra quienes supuestamente, incluso había averiguaciones de la PGR y hasta de que hermanos míos habían "pedido asilo" en el extranjero. Estas versiones malintencionadas, fueron totalmente falsas y ese tema lo traté en su momento con el Presidente de la República y con el Cónsul General de Estados Unidos con quien siempre hubo una comunicación estrecha y cordial".

En la misiva señaló que su administración siempre guardó una relación positiva con las autoridades mexicanas y estadounidenses.

"Debo señalar que en mi administración la coordinación con el Ejército, la PGR y la SSP y la colaboración con las autoridades norteamericanas incluyendo la DEA fue cercana y muy positiva", dijo.

Niega Cerda hecho

MONTERREY.- El diputado federal Rogelio Cerda, aseveró mediante un comunicado que no existe relación alguna con el crimen organizado y confirmó las amenazas que recibió durante su labor en la administración que dirigió Natividad González Parás.

"Es cierto inequívocamente que fui amenazado por una banda del crimen organizado junto con el (entonces) Procurador Luis Carlos Treviño Berchelmann. Las amenazas consistieron en narcomensajes dejados en cadáveres de ejecutados, donde incluso, en uno de ellos, se amenazó a mi familia".

Señaló que durante el tiempo que se desempeñó como secretario General de Gobierno, la entidad vivió hechos violentos, por lo que la sociedad demandaba una pronta recuperación de la seguridad.

"Vivíamos días muy difíciles para Nuevo León, un pueblo laborioso acostumbrado a convivir en armonía. La ciudadanía legítimamente nos demandaba resultados eficaces e inmediatos".

Informó que fueron varias las ocasiones en que se afectó la imagen de varios funcionarios y la integridad de su familia, así como la del entonces gobernador Natividad González Parás.

"Un medio local electrónico reprodujo estos mensajes, los editorializó y puso en duda la honorabilidad de algunos funcionarios del gobierno y `dio por bueno' el contenido de los narcomensajes, que como ya dije, fueron elaborados por seres humanos que son capaces de privar de la vida a un semejante. Se me atacó a mí, a casi toda la pasada administración estatal y a familiares de Natividad González Parás".

El legislador federal menciona que tiene en su poder un respaldo certificado por parte de la PGR donde se establece que no existe alguna averiguación en su contra.

"Niego categóricamente haber tenido algo que ver con ninguna organización criminal. Cuento con un certificado de la PGR, emitido donde se establece que no existe ninguna averiguación en mi contra".

Sobre las declaraciones del cónsul general de los Estados Unidos en Monterrey, Nace Crawford, afirmó que se tuvo buena relación con el vecino, como lo señaló el funcionario estadounidense

El gobernador Rodrigo Medina enfatizó ayer que su gobierno no ha dejado de lado la lucha contra el narco y puede hablar de frente contra la criminalidad porque no tiene compromiso ni vínculo alguno con ella, y se comprometió a seguir de frente hasta ganar la batalla.

 Calificó como un estorbo a "todos aquellos que quieren distraer, a todos aquellos que buscan que no sigamos el objetivo común y único de preservar el interés superior del Estado y los ciudadanos, para conseguir índices razonables de paz y tranquilidad".

 Hizo un llamado a hacer a un lado "querellas políticas, posturas personalísimas, y agendas que impiden que se contemple el esfuerzo, la dedicación en esta lucha".

Señaló que es el momento oportuno para fortalecer el presente y plantear el futuro, y destacó que "como comunidad, Nuevo León vive uno de los momentos más complejos de su historia.

 Medina señaló que el gobierno de Nuevo León no ha dejado a un lado todo lo que el Estado prevé para hacerle frente a esta lucha y su gobierno seguirá de frente hasta ganar esta batalla.

 Manifestó que además de utilizar toda la fuerza del estado, sin regateos, también se requiere de la participación ciudadana colectiva, para abrir espacios en las zonas que tienen altos índices de criminalidad "porque también se lucha dándole oportunidades a aquellos que lo necesitan", señaló.

 

¿Dónde sucedió?