México- Estados

- Estados

Las amenazas contra Anabel

Por mostrar los abusos, excesos y la evidente impunidad de las autoridades, la periodista Anabel Hernández ha recibido recientemente amenazas de muerte.

Por:  

lunes, 03 de enero del 2011

  • La periodista Anabel Hernánez. Foto: Indigo

Las denuncias hechas por la periodista Anabel Hernández y que han incomodado a las autoridades datan de años atrás.

La opinión pública conoció una visión distinta de la política con los libros: La familia presidencial (2005), Fin de fiesta en Los Pinos (2006) y Los cómplices del presidente(2008).

Este 2010, Anabel lanzó Los Señores del Narco, una explicación no oficial del fenómeno de narcotráfico en México durante los últimos 30 años en donde se describe la forma en que ha ido evolucionando su interrelación con los gobiernos de Estados Unidos y México.

Hace cinco años, la colaboradora de Reporte Indigo inició en el llamado "Triángulo Dorado" de las borrascosas tierras de la Sierra Madre Occidental, una investigación sobre Joaquín Guzmán Loera, "El Chapo".

Este el resultado de la ardua investigación en la que se fue adentrando para conocer ese mundo oscuro, lleno de trampas, mentiras, traiciones y contradicciones por parte de todos los involucrados.

En su investigación, Anabel revela con nombre y apellido quiénes son los verdaderos señores del narco en México. No sólo los que aparecen en los carteles de la PGR, la DEA y el FBI como los más buscados, sino los otros, los que dan protección a Guzmán Loera y su clan del Cártel de Sinaloa.

 

Carta abierta

Días después de la publicación del libro, la periodista presentó una queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos por amenazas de muerte recibidas por autoridades federales.

"Desde la semana pasada recibí información confiable de que presuntamente desde la Secretaría de Seguridad Pública Federal se estaba orquestando un atentado en mi contra cuyo objetivo es que yo pierda la vida simulando un `accidente', `robo' o `intento de secuestro' como represalia por mi labor periodística que he venido realizando en Reporte Indigo, y la publicación de mi reciente libro `Los Señores del Narco'".

"A través de este medio quiero alertar a la sociedad mexicana y a la opinión pública de que a pesar de que la semana pasada presenté una denuncia formal ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos y la Procuraduría General de Justicia del DF, esta semana se me volvió a informar que los presuntos planes de la SSP de atentar contra mi vida siguen en marcha y que los altos funcionarios de esa dependencia creen que no tendría ninguna consecuencia privarme de la vida. Amplié mi queja ante la CNDH".

"El trabajo periodístico de investigación que he venido realizando sólo ha tenido como propósito denunciar la corrupción y la impunidad que tanto nos daña como sociedad y como individuos sumiéndonos en estos años de oscuridad. No es un asunto personal, se trata de ejercer un periodismo de rendición de cuentas, de poner luz donde hay tantas sombras".

 

Apoyo internacional

Las denuncias de Anabel han tenido eco en nuestro país pero también en el extranjero.

El lunes 13 de diciembre, el presidente de Libera, asociación que provee información para combatir la ilegalidad y las mafias, lanzó un llamado de solidaridad desde www.libera.it.

Con el título "Solidaridad para una buena periodista mexicana", Ciotti abordó el caso de Anabel Hernández y explicó por qué sus artículos y libros se han convertido en información incómoda para el poder en México.

"Conocemos y apreciamos la actividad profesional de Anabel Hernández, por lo que consideramos que sus investigaciones son merecedoras de gran atención. Al mismo tiempo, conocemos su compromiso profesional y civil, mismo que ha estado siempre orientado a entender las raíces de la violencia, sus razones económicas, culturales y sociales.

"Por estas razones, le pedimos que sea portavoz ante la Presidencia de la República de los Estados Unidos Mexicanos de nuestras preocupaciones y nuestra solicitud de hacer todo lo necesario para asegurar la protección y seguridad de la señora Anabel Hernández.

"Por nuestra parte, seguiremos analizando con atención este asunto. Además, estamos en constante comunicación con asociaciones, organizaciones y grupos no gubernamentales que trabajan duramente para defender, garantizar y promover el pleno derecho de los derechos humanos en México", señala la carta que envió Luigi Ciotti al embajador mexicano Jorge Eduardo Chen Charpentier.

En el sitio de Libera fueron publicados tres documentos: la carta al embajador, la carta abierta que publicó la periodista en Reporte Indigo (traducida al italiano) y una carta más firmada por Antonio Dell'Olio, representante de Libera Internazionale, para invitar a las mil 500 asociaciones que integran la red de Libera a solidarizarse con la reportera.

En cuestión de horas, la noticia comenzó a dar, como se dice en aquel país, "il giro d'Italia", ya que los sitios de Libera Informazione, Narcomafia y Oxígeno para la Información inmediatamente retomaron la noticia para difundirla entre sus redes.

Estas tres asociaciones funcionan también como observatorios que reportan todo lo relacionado con el crimen organizado en Italia y el mundo.

Libera Informazione, que nació en septiembre de 2007 con el objetivo de dar a conocer noticias que tienen que ver con la ilegalidad, ha llegado a ser un refugio para los periodistas amenazados en sus lugares de origen y que muchas veces son abandonados por sus propios medios de comunicación.

En este sitio continúan publicando sus trabajos. Además, un equipo muy joven de reporteros monitorea noticias y medios amenazados. Dan seguimiento a los casos y, por supuesto, los denuncian públicamente. De ahí que Libera Informazione se haya convertido en un referente para los medios formales de comunicación en Italia.

La credibilidad de Libera y de las asociaciones que la conformanha sido ganada a pulso. Desde 1995, esta red ha encabezado luchas en beneficio de la sociedad que se han reflejado en logros concretos.

No cabe duda que la verdad que muestra Anabel no peca, pero incomoda.