El poeta Juan Gelman reconoce que a lo largo de su vida ha tenido distintos momentos creativos. Foto: Agencia EL UNIVERSAL/Raúl Estrella
Yanet Aguilar Sosa/El Universal
El poeta reconoce que ha tenido varios momentos creativos y que al escribir "no se puede avanzar a pura voluntad".
México, D.F..- Juan Gelman nunca ha creído en la perfección, tampoco le satisfacen del todo sus poemas; por eso, su lucha es constante tanto en el proceso creativo como en la exigencia de justicia. Hoy en día atraviesa por un gran momento: está escribiendo bastante y el mes pasado el Estado Uruguayo reconoció, en un acto público, su responsabilidad en la desaparición de su nuera y en el cambio de identidad de su nieta.

El poeta argentino que el próximo 3 de mayo cumplirá 82 años de vida concibe a la poesía como una señora esquiva, un arte que se escribe distinto con los años, "cada vez intento otro camino para ver si atrapo por lo menos la cola de la señora, a veces consigo rozarle el vestido, pero nada más".

Cita a Marcel Proust, quien decía que el verdadero escritor "es un desconocido que está en el fondo de uno mismo"; Juan Gelman cree que es posible. "Es como si el que escribiera es otro, no es uno porque hay que salirse de sí mismo para poder escribir poesía.

"Yo no creo en la perfección, en la poesía ni en ningún arte. El tema de la insatisfacción es el de cualquier poeta y artista; decía Octavio Paz que uno no termina sino que abandona el poema; yo opino lo contrario, el poema es el que lo abandona a uno y eso claro que deja una insatisfacción porque es el momento más feliz de la escritura".

Gelman, considerado uno de los mejores poetas latinoamericanos contemporáneos, reconoce que a lo largo de su vida ha tenido distintos momentos creativos, que escribe por las noches, se va a dormir y al despertar no recuerda qué escribió, pero también que cuando el poema se va, el aliento que lo motivó a escribir se desvanece, pues en la poesía no se puede avanzar a pura voluntad.

Escribe para no olvidar

En entrevista con EL UNIVERSAL, el poeta que participa en el Festival Internacional de Poesía y Prosa junto con otros 14 escritores, entre ellos el poeta sirio Adonis y el narrador Cees Nooteboom, confiesa que en este momento escribe una serie de poemas. "Hace unos días tuve que viajar y eso interrumpe el ritmo y a lo mejor no vuelve esa necesidad, a lo mejor vuelve pero han pasado de lado cosas".

El viaje que interrumpió a Juan Gelman tuvo que ver con el esclarecimiento de la muerte de su hijo Marcelo Ariel y de su nuera María Claudia García. Hace 11 años encontró a su nieta Macarena Gelman -su madre estaba encinta de ella cuando desapareció-, hace unos días, el presidente uruguayo, José Mujica, reconoció la responsabilidad del Estado uruguayo por la desaparición de su nuera y el cambio de identidad de su nieta.

"Estuve en la ceremonia de develación de la placa que recuerda a Macarena y María Claudia, allí leí un par de poemas de mi hijo que también era poeta".

Lo que le parece muy significativo de esa ceremonia, acompañado de su esposa y tomado de la mano de su nieta Macarena, es que por primera vez el Estado uruguayo, que nunca había asumido la responsabilidad oficialmente, lo hace.

"Esto fue en cumplimiento de un fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos a la que acudimos mi nieta y yo para pedir justicia, la corte se pronunció en un fallo que dice que las autoridades de Uruguay debían de hacer un reconocimiento público de su responsabilidad en la desaparición de mi nuera y el cambio de identidad de mi nieta", comenta Gelman.

El autor de Cólera buey asegura que la poesía no es autobiográfica y que contiene elementos ajenos que marcan el espíritu del escritor.

Su afán en estos momentos es elegir los poemas que leerá hoy en la segunda de las veladas literarias dentro del Festival Internacional de Poesía y Prosa que se realiza en La Ciudadela y donde compartirá lectura con DBC Pierre, Héctor Manjarrez, Ana Clavel y Cees Nooteboom. "Siempre tengo dificultades para elegir los poemas", señala el poeta, periodista y militante político nacido en Buenos Aires y que radica en México desde 1989.

Adonis, estrella en la velada literaria de La Ciudadela

El poeta sirio Adonis (Qasabín, Siria, 1930) fue la estrella de la primera noche del Festival Internacional de Poesía y Prosa que celebra al libro y a la palabra; su voz se escuchó fuerte en el patio de La Ciudadela, su mirada afable se transformó en profunda cuando leyó uno de sus poemas.

Quiso leer en su propia lengua y que no lo tradujeran, sino que leyeran otros dos de sus poemas traducidos al español. Así lo hizo la actriz Angélica Aragón, quien habló de los árboles, de los epitafios y los elogios de cómo "cada día muere un niño tras las capillas de las ermitas", de la patria y de los rostros ajados, de cómo "todos en mi país rezan", tal como plantea Adonis en sus poemas.

El poeta sirio, que junto con el poeta ensayista holandés Cees Nooteboom son dos de los más importantes invitados al encuentro literario organizado por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), fue el primero en leer su poesía.

Fue Angélica Aragón quien presentó a los 13 escritores reunidos la noche del lunes, en el primer día de actividades del festival que tiene como objetivo dar una visión global de la literatura contemporánea a través de cinco galas de lectura en la voz de los propios escritores. También citó el poema "Decir, hacer" de Octavio Paz, donde el Premio Nobel de Literatura 1990 habla de la poesía y el quehacer de los poetas.

Al inaugurar el encuentro que denominó como un "mosaico literario", Consuelo Sáizar, presidenta del Conaculta, dijo que los escritores son el alma de un pueblo y que al reunirse a dialogar en busca de ideas, los escritores convierten a los festivales de poesía y prosa en la mejor manera de trazar un mapa de conocimiento.

Tras sus palabras comenzaron las lecturas de los poetas y narradores invitados.

Así, después del reconocido poeta sirio, leyeron poesía y prosa Luis Miguel Aguilar, Benno Bernard, Ana Clavel, Luis García Montero, Juan Gelman, Eduardo Lizalde, Héctor Manjarrez, DBC Pierre, Gillian Slovo, José Javier Villarreal, Eraclio Zapeda y Enrique Serna, que llegó muy avanzada la velada.

Este miércoles y mañana jueves se realizarán las dos últimas veladas literarias y el viernes será la clausura de este festival de poesía y prosa.

Los 14 escritores invitados contarán con una ronda última de tres minutos para cerrar el programa. La cita es a las 19 horas y la entrada es libre.