México- Estados

- Estados

La Pintada fue construida sobre desgracia

En 1964 ocurrió un deslave y sobre lo que cayó de tierra se construyó gran parte de lo que hoy está sepultado por un segundo alud

Por:   Redacción

sábado, 05 de octubre del 2013

  • Foto: Vanguardia-Archivo

México, D.F.- La Pintada era zona de riesgo. En 1964 ocurrió un deslave y sobre lo que cayó de tierra se construyó gran parte de lo que hoy está sepultado por un segundo alud que dejó más de 240 mil metros cúbicos de tierra, con un peso estimado de 288 mil toneladas.

Esto sucedió por una zona de desprendimiento del cerro de 80 metros, con una longitud de 200 metros y una profundidad de deslizamiento de 15 metros, detalló el titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (Sedatu), Carlos Ramírez Marín.

Habitantes de La Pintada, ubicada en el municipio de Atoyac, Guerrero, confirmaron que se les notificó que no rescatarán los cuerpos ahí sepultados y que se convertirá en campo santo, mientras que serán reubicados en una zona donde actualmente están unos potreros de Antonio Adame.

Algunos están en desacuerdo, pues insisten en darle sepultura a sus seres queridos y los quieren ver por última vez.

Hasta el 25 de septiembre, fecha en que el Gobierno Federal informó por última ocasión del número de desaparecidos -todos de La Pintada- la cifra ascendía a 53 de 68 que había en principio, por lo que se habían rescatado sólo 15 cuerpos. Pero, el jueves pasado se informó que se localizaron los restos de dos personas más.

En lo que será el campo santo, se les ha dicho que plantarán sendos pinos en memoria de cada familia y harán un puente para cruzar por esa zona en donde se realizan diversos trabajos e investigaciones, como en materia de geología, aún el riesgo para quienes ahí laboran, pues llegan a hundirse en la tierra.

Sin riesgos

Jorge Carlos Ramírez Marín señaló en entrevista que los trabajos en la zona continuarán, pero un aspecto fundamental es reanudar lo más pronto posible la comunicación terrestre de Atoyac a La Pintada, porque es definitivo para contar con un número mayor de elementos para empezar.

Resaltó que la prioridad es estar cerca de los pobladores y conversar con ellos respecto a las alternativas que se pueden presentar.

`Está cabronsísimo'

Los 20 topos que desde el 22 de septiembre realizan labores de rescate parecen insuficientes para retirar el lodo "traicionero" que descendió con fuerza, como escupido por el cerro, el pasado 16 de septiembre, el cual no ha podido ser retirado, más que en unos cuantos sitios contados con los dedos de una mano. Los sobrevivientes calculan que aún hay unos 90 cadáveres bajo el lodo, pues era día de fiesta cuando quedaron sepultados.

(El Universal-La Jornada)