Espectáculos- Famosos

- Famosos

Lanzan una bibliografía de David Silva

Se conmemora este sábado el 32 aniversario luctuoso del artista

Por:  

viernes, 19 de septiembre del 2008

    México, D.F. .- El actor mexicano David Silva, considerado como un monstruo sagrado de la Epoca de Oro del cine nacional, quien trabajó en 120 películas como "Los albañiles" y "Una rosa sobre el ring", es recordado con el lanzamiento de un libro biográfico a 32 años de su fallecimiento.

    El escritor Rafael Aviña descubre a través de su más reciente libro "David Silva, un campeón de mil rostros", a un David Silva desconocido, a un hombre tenaz, dedicado a su profesión, que del montón, se convirtió en una de las grandes figuras del cine de la Epoca de Oro.

    El texto de 264 páginas cuenta anécdotas poco conocidas del histrión mexicano; el autor induce a terminar de ver su investigación sobre un artista.

    En el puerto de Guerrero fue presentado hace algunos meses el libro "David Silva, un campeón de mil rostros", de la colección Miradas en la Oscuridad, como parte de los actos programados en la quinta edición del Festival Francés.

    David Silva Guglielmeti, nacido en la Ciudad de México el 9 de octubre de 1917, plasmó en "Campeón sin corona" (1945), una de sus más exitosas actuaciones al lado de la mancuerna conformada con el director Alejandro Galindo, inspirada claramente en la vida del pugilista Rodolfo "Chango" Casanova.

    La producción es un retrato de la compleja sociología del mexicano de la clase obrera, para quien el ascenso en la escala social es un sueño casi inalcanzable. Además de ser considerada como la mejor película de ambiente urbano y de barrio bajo, hecha en México.

    Galindo supo imprimir en la trama la desenvoltura y naturalidad a sus personajes, mientras que para David Silva fue fácil interpretar al "Kid" Terranova, porque Alejandro Galindo lo preparó bien, le tomó mucho interés y sabía de ese lenguaje de barrio que imprimió a la película, según reconoció alguna vez el actor.

    "Campeón sin corona" se convirtió en una referencia obligada para los estudiosos del cine mexicano y para el público admirador de la Epoca de Oro. Su valor como parte de la historia del Séptimo Arte nacional trasciende los límites cinematográficos y se inserta en el ámbito más amplio de la cultura popular mexicana.

    Sin embargo, de la infancia y la vida personal del histrión se conoce muy poco, de hecho, su lugar de nacimiento se ha puesto en duda, ya que hay algunas fuentes que afirman que nació en Torreón, Coahuila.

    En su filmografía se encuentran también las películas: "Viviré otra vez" (1939), "La isla de la pasión" (1941), "Los miserables" (1943), "El mexicano" (1944), "Flor de durazno" (1945), "Humo en los ojos" (1946) y "La carne manda" (1947).

    Así como "Casa de vecindad" (1950), "Radio patrulla" (1951), "Huracán Ramírez" (1952), "Los Fernández de Peralvillo" (1953), "El charro inmortal" (1955), "Esposa te doy" (1956), "Mañana serán hombres" (1960), "El Topo" (1969) y "Simplemente vivir" (1970).

    Destacan también "Angeles y querubines" (1971), "San Simón de los magueyes" (1972), "El castillo de la pureza" (1972), "Fe, esperanza y caridad" (1972) y "Los albañiles (1976).

    En 1971 este destacado actor sufrió un accidente automovilístico que le lesionó la pierna izquierda, sometido a la diagnosis médica, se descubrió que padecía un problema más grave, la enfermedad: Diabetes.

    Su estado se complicó, por lo que fue necesario amputarle la pierna, por lo que quedó relegado al uso de silla de ruedas. Interpretó su papel póstumo en el filme "Los albañiles" (de Jorge Fons).

    En 1976 se le practicó una cirugía para amputarle la pierna derecha, pero la diabetes complicó el cuadro clínico, por lo que el desenlace fatal fue la muerte del actor, el 20 de septiembre de 1976.