México- Seguridad

- Seguridad

La Narcosatánica es trasladada a penal de BC

Sara Aldrete formaba parte de la banda de los Narcosatánicos y se encontraba recluida en Santa Martha Acatitla; tiene sentencia de 60 años

Por:  

jueves, 11 de agosto del 2011

  • Foto: Especial
CIUDAD DE MÉXICO.- Sara María Aldrete fue trasladada ayer del Centro Femenil de Readaptación Social de Santa Martha Acatitla, ubicado en la delegación Iztapalapa, a un centro penitenciario ubicado en Mexicali, Baja California.

Autoridades federales confirmaron que la mujer, de 47 años de edad, quien formaba parte de la banda de Los Narcosatánicos  fue trasladada junto con 12 personas más a petición del Gobierno del Distrito Federal.

Hace dos semanas Aldrete solicitó medidas precautorias ante la Comisión de los Derechos Humanos del Distrito Federal para que la Subsecretaría del Sistema Penitenciario del Distrito Federal no realizara su traslado.

Aldrete contaba con un amparo para evitar que fuera llevada a otro penal.

La familia de la mujer había pedido que se garantizara el acceso a la salud de Aldrete debido a que padece una enfermedad de la tiroides y diabetes la cual era tratada en el Centro Médico Siglo XXI.

Fue trasladada por policías federales el pasado martes y fue ingresada al penal de Mexicali.

Sara Aldrete es originaria de Tamaulipas donde conoció al cubano, Adolfo de Jesús Constanzo, quien junto con su banda transportaban marihuana a Estados Unidos.

La mujer fue sentenciada en 1989 a 60 años de cárcel, de los cuáles ha compurgado 22, y durante su encarcelamiento ha sido una prisionera ejemplar.

Los Narcosatánicos  fueron acusados de asesinar a más de una docena de personas durante rituales de Palo Mayombe.

En el Rancho Santa Elena las autoridades encontraron droga y armas, así como un caldero de hierro de hedor pestilente que contenía sangre seca, un cerebro humano, colillas de cigarros, 40 botellas vacías de aguardiente, machetes, ajos y una tortuga asada.

Alrededor de la casa se ubicó una fosa común con doce cadáveres descuartizados a los que les habían extirpado el corazón y el cerebro en algún extraño ritual.

El líder de la banda fue encontrado muerto antes de que llegaran las autoridades, mientras que algunos de sus cómplices fueron abatidos durante el operativo de captura realizado en un departamento de lujo en la calle de Río Sena.

Sara Aldrete y algunos seguidores fueron capturados después. Aunque la mujer no participó en los asesinatos la mujer, quien era la novia Constanzo, lo acompañaba en los rituales.