México- Politica

- Politica

La disputa por los niños Montiel

Un conflicto familiar con tintes internacionales amenaza con debilitar la incipiente y frágil campaña de Enrique Peña Nieto. Maude Versini, exesposa de Arturo Montiel, amenaza con revelar escandalosa corrupción

Por:  

sábado, 14 de enero del 2012

  • FOTOS: VANGUARDIA-CUARTOSCURO-REPORTE INDIGO
La sombra de Arturo Montiel se posa una vez más sobre su sobrino Enrique Peña Nieto. Un escándalo familiar amenaza con enturbiar la ya controvertida campaña presidencial del PRI.

Maude Versini, quien fuera esposa de Arturo Montiel, solicitó hace unos días la ayuda del Gobierno de su natal Francia para recuperar a sus hijos Adrián, Sofía y Alexi Montiel Versini, retenidos en México contra su voluntad por su exmarido, el ex gobernador mexiquense.

El caso podría complicar el escenario político porque la madre gala amenaza con revelar escandalosos casos de corrupción durante el muy cuestionado gobierno de su ex marido si éste no le devuelve a sus hijos.

En esa administración mexiquense, el candidato Enrique Peña Nieto, sobrino del entonces gobernador, fue secretario de Administración.

De concretarse la advertencia, se revivirían los debates sobre el presunto enriquecimiento ilícito que hace seis años le costó a Arturo Montiel la candidatura presidencial del PRI.

Una candidatura que terminó en manos de Roberto Madrazo y que hundió al tricolor en un tercer sitio en las urnas.
Una exhibición de lujos y poder, de propiedades nacionales y extranjeras, así como de "guardaditos" millonarios a los que se les dio carpetazo.

Fue el 6 de junio de 2007 cuando el sucesor de Arturo Montiel, el gobernador Enrique Peña Nieto, cerró el expediente "por no encontrar evidencias suficientes" y desapareció la fiscalía que investigaba el caso de su tío.

De acuerdo a información recabada por Reporte Indigo con fuentes que ya trabajan en el caso, el nuevo episodio se inició hace unos días, cuando la francesa Maude Versini autorizó la visita de sus tres hijos a México para que pasaran los primeros días de 2012 con su papá.

Pero cuando la francesa acudió a recoger a sus hijos para volver con ellos a Francia, donde reside con su actual esposo -el francés Phillipe Lancry-, el exgobernador mexiquense se negó a entregarlos. Una y otra vez, la madre habría exhortado a una entrega pacífica de los menores, pero Arturo Montiel se hizo perdedizo.

Fue entonces cuando Maude Versini solicitó el auxilio del Gobierno de Francia, al que habría enviado una petición oficial para reclamar por la vía diplomática a sus hijos, ahora ciudadanos franceses, retenidos contra su voluntad en México por lo que considera un capricho de su influyente padre.

Las fuentes consultadas advierten que Maude Versini ya habría contratado los servicios de un prestigiado e influyente bufete de abogados mexicanos para interponer el reclamo judicial, que podría iniciar en cualquier momento si el exgobernador mexiquense no devuelve los hijos a su madre.

Las contrapartes alegan que la actuación de Arturo Montiel obedece a que su exesposa habría incumplido con el acuerdo de divorcio, en el que, a cambio de obtener la tutela de los hijos, se comprometía a que pasaran algunas temporadas con su padre. Y que ahora era Arturo Montiel quien deseabafijar las reglas del juego.

Pero Versini no estaría dispuesta a ser colocada contra la pared y habría amenazado al exmandatario mexiquense con dar a conocer un listado de presuntos ilícitos cometidos durante su administración si no le entregaba de inmediato a sus tres hijos.

Éste sería el último capítulo de una saga política de poder y romance que se inició en el año 2000, cuando Maude Versini y Arturo Montiel se conocieron. Relación que se consumó en un matrimonio en 2002 y terminó en un áspero y escandaloso divorcio en 2007.

La cláusula compensatoria a favor de Maude Versini habría incluido la tutela de sus hijos, la asignación de propiedades en México y el extranjero, así como una compensación estimada en 20 millones de euros, unos 300 millones de pesos.

El caso se vuelve sensible y complicado porque si los presuntos ilícitos a denunciar se cometieron durante la gestión del mexiquense como gobernador, podrían aparecer inevitablemente tres nombres ligados a los dineros del Estado de México y que hoy son piezas clave en la candidatura presidencial priísta.

El de Enrique Peña Nieto, secretario de Administración en los primeros dos años de la administración montielista. El de Luis Miranda, secretario de Finanzas con Arturo Montiel y secretario de Gobierno con Enrique Peña Nieto. Y el de Luis Videgaray, el hombre que renegoció la deuda de Arturo Montiel y se instaló como secretario de Finanzas con Enrique Peña Nieto.

Y la sola reapertura del llamado Expediente Montiel, un acto de impunidad que se creía sepultado en el pasado, volvería a cobrar vigencia y podría convertirse en uno de los talones de Aquiles del debate por la sucesión presidencial 2012. Analicemos.

Romance de escándalo

El romance entre Arturo Montiel y Maude Versini está marcado por el escándalo. Se conocieron el 24 de septiembre del 2000. El ya era gobernador del Estado de México y estaba casado con su primera esposa, Paola Yáñez.

Ella llegó a México cuando tenía 26 años. Vendía publicidad con la empresa española NOA Comunicación, que colocaba publirreportajes entre gobernadores mexicanos para promocionar sus estados en la revista francesa París Match.

Hizo uno del gobierno del Estado de México y entrevistó a su gobernador.

Arturo Montiel quedó seducido por los evidentes encantos de Maude Versini, quien recibió como primer regalo "de conquista" una caja de dulces tunas mexiquenses.

El Mandatario estatal comenzó una relación telefónica que culminó con una cita en Caracas, donde le pidió que se fuera a radicar a México. Que le conseguiría un trabajo estable y bien remunerado en una prestigiada revista social. Y se inició el romance.

A finales de 2001, Arturo Montiel le propuso matrimonio a la francesa en París, bajo el Arco del Triunfo. Sin embargo, el gobernador tenía un serio problema. Las leyes del Estado de México dificultaban un matrimonio fast track después de un divorcio. Pero todo se podía arreglar. Se modificaría la ley. Y apareció el primer escándalo.

El 31 de mayo de 2002, Arturo Montiel envió al Congreso local reformas al Código Civil para eliminar los obstáculos que le impedían realizar una boda fast track después de su divorcio. Tres semanas después, el 22 de junio, el gobernador mexiquense y la publicista francesa contrajeron matrimonio en el hotel El Santuario, en Valle de Bravo.

Maude Versini fue convertida en objeto de veneración entre la clase política mexiquense. Como nueva primera dama, aparecía en innumerables actos públicos, y el gobernador le creó el Centro Internacional de Esquí Nevado de Toluca para satisfacer su pasión por el deporte de la nieve. Además, impuso el nombre "Lic. Maude Versini de Montiel" al nuevo nosocomio de Atlacomulco.

En marzo 23 de 2004, en un hospital de Huixquilucan, nacerían los gemelos Adrián y Sofía. Y en julio de 2005, llegaría el tercer hijo, Alexi.

Para entonces, Arturo Montiel, al igual que sucedió después con su sobrino y sucesor Enrique Peña Nieto, era un consumidor voraz de publicidad en televisión. Y las cadenas televisoras lo festejaban y lo promovían como un carismático precandidato del PRI a la Presidencia.

La profecía se cumplió el 4 de agosto, cuando el bloque de gobernadores del llamado Tucom (Todos Unidos Contra Madrazo) impulsó la candidatura presidencial del gobernador mexiquense. Para el 7 de octubre, ya era precandidato oficial registrado.

Pero poco le duró el gusto. En la segunda semana de octubre, Televisa divulgaba operaciones financieras de la familia Montiel que eran investigadas por el Gobierno Federal.

Depósitos de 35 millones de pesos a nombre de su hijo Juan Pablo y la compra de un terreno de 21 millones de pesos en Metepec a nombre de su hijo Arturo.

El 11 de octubre, el diario Reforma abrió los expedientes de las residencias que Arturo Montiel adquirió en Jalisco, Guerrero y el Estado de México.

Las fotografías del gobernador y la publicista francesa, con los torsos al descubierto en la alberca de una casa en Acapulco, se convirtieron en imágenes emblemáticas del exuberante nivel de vida del que gozaban los Montiel Versini.

Para el 20 de octubre, 13 días después de registrada su candidatura, el favorito del Grupo Atlacomulco renunciaba a sus aspiraciones de ganar la candidatura presidencial del PRI. Roberto Madrazo se instalaba como candidato.

Ocho días después, el 28 de octubre, José Luis Cortés, regidor perredista de Tlalnepantla, presentaba una denuncia por peculado y enriquecimiento ilícito contra Arturo Montiel, Maude Versini y los hijos del primer matrimonio con Paola Yáñez.

Y aunque el 16 de diciembre fue exonerado por la Contraloría del Estado de México, el 26 de febrero de 2006, su sucesor, Enrique Peña Nieto, no pudo con las presiones y anunció la creación de una fiscalía especial para investigar a su tío Arturo Montiel.

El 5 de abril se creó la fiscalía, la cual dictaminó que no existían pruebas para imputar delito alguno a Arturo Montiel. El expediente fue cerrado el 6 de junio y la fiscalía fue desaparecida.

Historia de amor...

31 mayo 2002 Las reformas al Código Civil que facilitaban la boda de parejas divorciadas por común acuerdo y propuestas por Montiel, son aprobadas en fast track por el Congreso local.

22 junio 2002. El ex gobernador del Estado de México contrae matrimonio con Maude Versini en Valle de Bravo.

2 de julio de 2003. Arturo Montiel y Maude Versini adquieren un departamento en París que registran a nombre de la sociedad Los Cuatro Vientos.

23 de marzo de 2004. En un hospital de Huixquilucan nacen los gemelos Adrián y Sofía.

Julio de 2005. Justo en el momento en el que se debatía el futuro de la gubernatura del Estado de México, nace Alexi el tercer hijo del matrimonio Montiel.