Mundo- Norteamérica

- Norteamérica

La trágica historia de Jaycee Lee Dugard

Procreó dos hijas con su plagiario y violador, quien decía `hablaba con Dios'

Por:  

sábado, 29 de agosto del 2009

    "No culpables" de los cargos presentados en su contra se declararon Phillip Garrido, de 58 años, y su esposa Nancy, de 56, los supuestos captores de Jaycee Lee Dugard, la mujer liberada en California 18 años después de haber sido secuestrada.

    La pareja fue acusada de 28 cargos por secuestro, violación y reclusión escondida.
    Ambos quedaron detenidos sin derecho a fianza.

    Mientras, Jaycee Lee Dugard ha tenido un feliz reencuentro con su familia.

    Desde que fue raptada en 1991, Dugard estuvo viviendo en casa de su supuesto secuestrador en las inmediaciones de San Francisco, a unos 330 kilómetros del lugar donde fue vista por última vez cuando tenía 11 años.

    Su padrastro, Carl Probyn, explicó en una entrevista en una cadena de televisión estadounidense que Jaycee y las dos hijas que supuestamente tuvo con su raptor -de 11 y 15 años de edad- se "encuentran muy bien".

    Según Probyn, la que ahora es su ex mujer y madre de Jaycee Lee se ha quedado impresionada del aspecto juvenil de su hija.

    "Me dijo que Jaycee se siente muy culpable por los vínculos que tiene con ese hombre", explicó el padrastro de la joven.

    Probyn también dijo no acabar de entender por qué la joven, que tiene ahora 29 años, no salió a la luz pública antes.

    El hombre, quien se divorció de la madre de Jaycee tras el secuestro, explicó los años de "infierno" que ha vivido al pesar sobre él sospechas de que había tenido algo que ver con el secuestro de su hijastra.

    El 11 de junio de 1991 Probyn fue testigo de cómo Jaycee fue introducida a la fuerza en un vehículo en South Lake Tahoe, una localidad en las montañas californianas de Sierra Nevada.
    Según las autoridades, la madre de la joven se encuentra en un motel de la región de San Francisco.

    La mujer, junto con sus dos hijas, su hermana, su madre y otro familiar, participó en el reencuentro con Jaycee.

    Reincidente

    Phillip Garrido y su esposa Nancy permanecían detenidos, mientras la Policía registraba la casa que la pareja tiene en Antioch.
    En 1971 Garrido ya había sido condenado por secuestrar y abusar sexualmente de una mujer.

    El matrimonio hizo declaraciones a través de sus abogados en la audiencia de cinco minutos en la que se presentaron los cargos en su contra y en la que se declararon "no culpables".

    La justicia californiana ha fijado una nueva audiencia para el próximo 14 de septiembre.
    La comisaría del pueblo de California donde estuvo raptada Jaycee reconoció el viernes haber subestimado en 2006 denuncias de vecinos que habían visto unos niños viviendo en carpas en el patio de la casa de Phillip Garrido.
    La Policía que respondió a esas denuncias nunca entró a la casa de Garrido.

    "Tuvimos que ser más inquisitivos, más curiosos", dijo el comisario del condado de Contra Cost, Warren E. Rupf.

    Ahora las autoridades están llevando a cabo pruebas de ADN para confirmar la identidad de Jaycee.

    Todo indica que la mayor parte de este tiempo la joven permaneció cautiva en el patio trasero de la casa de Garrido en Antioch y tuvo dos hijas supuestamente fruto de la relación forzosa con su secuestrador.

    "Se descubrió que fue obligada vivir en una caseta escondida en el patio trasero de la casa de Philip Garrido, a quien la Policía acusa de haber raptado a la niña y de haber tenido dos hijas con ella. La mayor de ellas tiene ahora 15 años y nació cuando Jaycee tenía sólo 14", apuntó el reportero de la BBC, Rajesh Mirchandani.

    Los investigadores han encontrado en casa de Garrido un automóvil que encaja con la descripción del vehículo utilizado para el secuestro de Jaycee.

    El caso se destapó cuando el hombre intentó entrar en el campus de la Universidad de Berkeley para repartir folletos de información religiosa acompañado por dos niñas.

    Este hecho levantó las sospechas de la Policía ya que Garrido, que ya había sido condenado por abusos sexuales y secuestro en 1971, tenía expresamente prohibido relacionarse con menores.

    Citado a declarar, Garrido se presentó en la comisaría acompañado por su esposa. Junto a ellos acudieron dos niñas y otra mujer a la que llamaban "Alissa".

    Durante el interrogatorio, Garrido identificó a "Alissa" como Jaycee Lee Dugard. Las dos niñas, reconoció, fueron fruto de su relación con ella.
    "Cambió mi vida"

    En una entrevista telefónica desde la prisión concedida al canal de televisión KCRA-TV, el presunto raptor -que no admitió ser autor del secuestro- reconoció que el nacimiento de su primera hija con Jaycee le cambió la vida.
    "Si le cuento la historia de lo que sucedió en esa casa, se quedará completamente impresionado. Es algo desagradable de principio a fin, pero cambió mi vida", señaló Garrido.

    El hombre dijo que todavía "no había hablado con un abogado", pero que quería preparar a los medios para una historia que va a producir "titulares en todo el mundo".

    En repetidas ocasiones se refirió a una serie de documentos que ha dejado a la Oficina Federal de Investigaciones de Estados Unidos (FBI por sus siglas en inglés) en San Francisco y que los medios deben revisar.

    "Estos son para ustedes, los medios. Hay una investigación en ellos y testigos importantes respecto a mi situación. Lo que tendrán en sus manos se convertirá en una noticia mundial inmediatamente", señaló Garrido.

    En la entrevista le pidieron que diera detalles del secuestro, pero dijo que primero necesitaba hablar con un abogado.

    "Lo siento. No quiero guardarme estas cosas... no quiero decepcionarles, pero debo hacer esto de una manera ordenada".

    El hombre admitió encontrarse en una situación muy seria, pero destacó de nuevo que los documentos "serán vitales".

    "Serán parte del juicio porque este será un juicio importante", señaló, añadiendo que las autoridades están "realmente impresionadas" con los documentos.

    "Explicarán algo que los hombres todavía no han entendido bien", dijo.

    "El Gobierno Federal acabará estando involucrado", señaló

    Algunos de los que mantuvieron contacto con Garrido en los últimos años aseguraron que era una persona inestable, que había desarrollado fuertes creencias religiosas.
    De acuerdo con el corresponsal de la BBC en Los Angeles, David Willis, Philip Garrido planeaba convertirse en un predicador a tiempo completo y fundar su propia "iglesia".

    El supuesto secuestrador tenía un blog llamado Voices Revealed (Voces reveladas). En la última actualización, el 14 de agosto, habla de que "El Creador" le confirió "la habilidad de hablar en la lengua de los ángeles" y de su misión como "salvador del mundo entero".