Sociedad- Salud

- Salud

Jóvenes, en el corazón del VIH: UNFPA

Orientación sexual no asumida, factor de vulnerabilidad

Por:  

lunes, 14 de noviembre del 2011

  • Foto: Vanguardia/ Archivo
México, DF.- En el mundo cinco millones de personas, de entre 15 y 24 años viven con VIH/sida, y se estima que en México, los jóvenes en este rango de edad, representan más de 50 por ciento de los 220 mil casos que concentran, señaló Francisco Javier Arellano, Oficial de VIH/sida del Fondo de Población de las Naciones Unidas en México (UNFPA).
 
Para el representante del organismo, no todos los jóvenes se encuentran en las mismas condiciones de vulnerabilidad, y subrayó que niñas, mujeres, hombres que tienen sexo con hombres, usuarios de drogas inyectables, personas transgénero, y trabajadores sexuales, son quienes están más expuestos al virus.
 
En lo que respecta a los jóvenes no heterosexuales, Arellano señaló que quienes no asumen su orientación sexual son más vulnerables al VIH en comparación con quienes sí lo hacen, pues recurren a contactos sexuales clandestinos donde muy pocas veces se realizan prácticas de prevención.
 
En materia de trabajo sexual, destacó que no sólo quienes lo ejercen están expuestos al virus, pues también hay jóvenes que practican el "sexo transaccional", es decir, la relación sexual a cambio de dinero o algo material; una práctica que para el Oficial de VIH/sida, puede ser más riesgosa que el trabajo sexual en sí.
 
Durante su participación en el 5to Encuentro Universitario sobre VIH/sida. Detección, atención y prevención en grupos vulnerables, Francisco Javier Arellano concluyó que los jóvenes tienen la capacidad de revertir la epidemia, para lo que dijo, es necesario que reciban educación sexual integral, acceso a insumos de prevención, servicios amigables, así como la necesidad de que sus derechos sean reconocidos en un marco legal.
 
"El inicio de la vida sexual a temprana edad es uno de los problemas con relación a los jóvenes y el VIH, sin embargo, más allá de centrarnos en esto, hay que buscar soluciones, y una de ellas es la educación sexual. Está comprobado que los jóvenes que reciben información basada en evidencias científicas, capacitación y sensibilización en materia de sexualidad, retardan el inicio de su vida sexual", finalizó el representante del UNFPA.

¿Dónde sucedió?