Espectáculos- Famosos

- Famosos

Jenni Rivera: Así fue su último concierto

`La Diva de la Banda' ofreció su último concierto el sábado por la noche en la Arena Monterrey. Algunas saltillenses nos cuentan cómo fue su experiencia frente a la cantante

Por:  

martes, 11 de diciembre del 2012

  • `La Diva de la Banda' ofreció su último concierto el sábado por la noche en la Arena Monterrey. Algunas saltillenses nos cuentan cómo fue su experiencia frente a la cantanteFoto: Vanguardia/ Archivo

Saltillo.- "La Diva de la Banda" pisó el escenario de la Arena Monterrey el sábado por la noche, sin imaginar que aquella sería la última vez que daría un concierto frente a sus fanáticos. Envuelta en la personalidad que la caracteriza, demostrando un amor constante a su público, Jenni Rivera interpretó por casi cuatro horas ininterrumpidas, sorprendiendo entre lágrimas y dedicatorias dolidas a su ex-marido, con una entrega que quienes estuvieron ahí califican de total.

Entre el público que coreaba sus éxitos como "Mi Vida Loca", "Cuánto te Debo", "La Tequilera" y "De Contrabando", se encontraban algunas saltillenses, quienes platicaron con VANGUARDIA sobre la abrumadora experiencia de presenciar lo que se convertiría en su último concierto. 

Horas después de su presentación, el avión privado donde Jenni Rivera viajaba se desplomó acabando con la vida de la intérprete y de todos los que viajaban con ella. Estas saltillenses se estremecían con la noticia, pues no había pasado mucho tiempo desde de que habían disfrutado de un emotivo concierto, y ahora no podrían volver a verla en persona nunca más.

Noche emotiva

Para ellas, fue una noche impresionante llena de lágrimas, y canciones que se prolongó por cerca de cuatro horas, dejándolas impactadas. "Fue histórico, de verdad que es una señora espectáculo. Nos impresionaba que los músicos abajo y ella sola en el escenario. De verdad que se lleva la noche", platica Adela Orta, ejecutiva de cuentas, quien en algunas fiestas suele caracterizarse de Jenni Rivera para demostrarle su admiración. Orta destaca que fue una presentación muy emotiva, pues la cantante lloró en más de una ocasión. "Hasta parece que presentía (su muerte), porque era la una y media de la mañana y ella seguía cantando", asegura.

"Fue un show que valió demasiado la pena, superó las expectativas de mucha gente que no la habíamos podido ir a ver antes", comenta Cristi López, estudiante que tuvo el privilegio de ver a Jenni Rivera por primera y última vez. "Dije `qué bueno que la fuimos a ver y qué bueno que fue el último concierto el que nos tocó', me sentía afortunada pero, no es afortunado, no se vale. Se veía que era una persona buena, que no tenía problemas con otra gente, no se merecía que le pasara eso", agrega.

Por su parte Cristina Ruiz, ama de casa que también fue a ver a la cantante por primera vez, platica que ella fue convencida por una de sus hijas, que ya había tenido la oportunidad de verla y le dijo que valdría la pena, aconsejándole no dejar pasar la oportunidad. Ruiz, coincide que su hija tenía toda la razón. Ella destaca su entrega y el hecho de que haya llorado mucho entre canciones "Una señorona en el escenario. Dio casi cuatro horas de concierto, con banda, mariachi, balada. Cambió de vestuario cuatro, cinco veces. Estuvo súper bien el concierto, llenísimo la Arena, nunca me había tocado ver tanta gente (.) Yo he ido a ver a Juan Gabriel, Alejandra Guzmán. pero la verdad, haz de cuenta como un Vicente Fernández. Ella cantaba, cantaba, una tras otra", expresa.

Mientras ella y sus acompañantes disfrutaban de la presentación, se preguntarían por qué Rivera lloraba con tanto sentimiento sobre el escenario, aunque "lógicamente uno no se imaginaba lo que iba a pasar, te imaginas que por el momento que estaba pasando de su divorcio y cosas así".

Buen trato con el público

"Salió súper puntual, y ella dijo que no iba a ser como todas las artistas, que ella iba a cantar hasta que la voz le alcanzara", comenta  Cristi López y agregó que le dio la impresión de una personalidad humilde. "Súper sencilla, súper humilde, convivía con la gente, le mandaron cartas y las leyó, se agachaba y saludaba a la gente. No te lo crees la verdad". Cristi Ruiz coincide que su comportamiento con el público fue ejemplar, bromeando con ellos y recibiendo sus porras y hasta insultos para su ex-marido, el beisbolista Esteban Loaiza.

"La gente se entregó, le gritaban mucho, le echaban muchas porras, le aventaban flores, le aventaron brassieres (.) La gente empezó a echarle al ex-esposo, empezaban a gritar una maldición, `pin. pelón, pin. pelón'. Ella hacía ademanes como que bateaba una pelota de beisbol", platica Ruiz.

Lori Fuentes, maestra y locutora, confiesa que no era muy fanática de Rivera, pero al trabajar para una empresa que administra la página de internet de Jenni y del programa de televisión "La Voz. México", tuvo un lugar privilegiado en este último concierto. "Para la empresa que trabajo hubo un concurso, de la persona que mandara más mensajes de texto se ganaba una foto con ella. Me tocó ver cómo atendía a esta persona, le firmó su gafete. Le dijo que `muchas gracias por ser parte importante de su sentido de vida'", comenta Lori, coincidiendo con las fanáticas que su trato con el público fue siempre cortés.

Fuentes además pudo presenciar la rueda de prensa que realizó en un salón contiguo de la Arena Monterrey. "En mi percepción personal, yo la veía frente a las cámaras muy contenta y en el momento que se apagaba la cámara la veía triste, melancólica, en unos momentos así como desencajada. También la veía un poco sola, porque no andaba nadie de su familia", describe la última vez que vio a Rivera, a unas horas de que se subiera al avión que la llevaría a su último destino.

Y aunque tuvo la oportunidad de saludarla y convivir con ella no se atrevió a pedirle una fotografía.

¿Dónde sucedió?