México- Estados

- Estados

Indígenas piden ser tomados en cuenta en cumbre climática

Los grupos hacen un llamado a todas las partes implicadas en esta cumbre, en especial al Gobierno mexicano

Por:  

jueves, 18 de noviembre del 2010

  • Foto: EFE

México.- Representantes de diversos grupos indígenas reclamaron hoy en la capital mexicana su derecho a participar en la lucha contra el cambio climático en el marco de la cumbre que se realizará sobre el tema en Cancún, entre el 29 de noviembre y el 10 de diciembre próximos.

Reunidos en la Mesa Nacional Indígena sobre Cambio Climático que se desarrolla esta semana, los dirigentes de etnias, como la purépecha, la zapoteca y la totonaca, aprobarán un marco de acción que seguirán en la XVI Conferencia de las Partes de la ONU sobre Cambio Climático (COP16), a la que acudirán en calidad de observadores.

En un documento titulado Declaración de los Pueblos Indígenas de México sobre Cambio Climático, los grupos hacen un llamamiento a todas las partes implicadas en esta cumbre, en especial al Gobierno mexicano, que ejercerá la presidencia.

El texto demanda -además de la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y la dependencia de combustibles fósiles- mayor respeto para las formas de vida y los modelos de desarrollo indígenas y reconocimiento de los derechos que tienen sobre sus territorios, en especial el de libre determinación y el de consulta.

Respecto a éste último, el pasado octubre varias ONG denunciaron ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que las autoridades mexicanas vulneran el derecho a consulta de algunas comunidades indígenas con "extorsiones y falsificación de firmas" para construir "megaproyectos" en sus territorios.

La declaración exige que se abandonen "las falsas soluciones al cambio climático vinculadas a mecanismos del mercado", y cita como ejemplo megaproyectos de energía eólica e hidráulica, además de bonos de carbono, energía nuclear, agrocombustibles y cultivos transgénicos.

Los ponentes explicaron hoy en la inauguración de su Mesa Nacional sobre Cambio Climático que son ellos, los pueblos indígenas, quienes cuentan con la menor huella ecológica a nivel internacional, gracias a su modelo de desarrollo.

Pero reconocieron que no pueden defender sus derechos a nivel internacional si en México son considerados "derechos anémicos o minidirechos", como se refirió a ellos Juan Sánchez, del Consejo Consultivo de los Pueblos Indígenas.

Las asociaciones reunidas esta semana en la capital buscan aprovechar la COP16 para erigirse como sujetos colectivos de derechos que pueden aportar propuestas gracias a su "visión diferente", alejada de la "cultura del consumismo que prevalece en el mundo".

Por ello, pidieron la creación de un grupo de expertos indígenas "que establezcan directrices para distribuir de forma justa entre sus comunidades los beneficios derivados de los proyectos de adaptación al cambio climático" que vayan surgiendo.

Y solicitaron, asimismo, que el Gobierno mexicano armonice jurídicamente la Constitución del país con estándares internacionales como la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, en especial en lo relativo a su capacidad para manejar sus tierras y recursos.

Por otro lado, varios de los representantes reunidos hoy en la capital señalaron como una de las grandes amenazas para su entorno a Pemex, la petrolera estatal mexicana, ya en el punto de mira de asociaciones ecologistas como Greenpeace, que ven su gestión "tan desastrosa como la de las privadas de otros países".

De los 107 millones de mexicanos, al menos 12 millones son indígenas, repartidos en 64 etnias y afectados muchas veces por condiciones de marginación y pobreza.