México- Estados

- Estados

Indígena acusada de abortar sigue presa y sin recibir sentencia

A casi tres meses de que un tribunal federal le otorgó un amparo para que su caso fuera revisado y quedara en libertad ante la falta de pruebas, Virginia sigue presa y aún no recibe sentencia por el delito de homicidio en razón de parentesco tras sufrir un aborto espontáneo.

Por:  

viernes, 27 de julio del 2012

  • Foto: Vanguardia/Especial

México, DF. Verónica Cruz, coordinadora de la organización Las Libres, con sede en el estado de Guanajuato, dijo a Cimacnoticias que la dilación en el acceso a la justicia se debe a la triple discriminación que sufre Virginia por ser mujer, indígena y pobre, a lo que se suma que los impartidores de justicia determinan la sanción a partir de sus creencias morales y no conforme a la ley.

Además, el aplazamiento es una "represalia" contra la indígena náhuatl porque su defensa, conformada por Las Libres y la clínica jurídica del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), divulgó las irregularidades cometidas por las autoridades locales en perjuicio de la joven de 29 años.

La indígena náhuatl, originaria de Guerrero, fue detenida en febrero de 2009 y ha afrontado un juicio violatorio de sus derechos humanos (DH), a decir de sus defensoras, quienes han denunciado que durante el proceso judicial ella careció de un traductor o un abogado que hablara en su lengua.

En enero pasado, luego de que un juez federal ordenó la reposición del proceso, el Juzgado Mixto de Primera Instancia del municipio de Huamuxtitlan le volvió a dictar auto de formal prisión a pesar de que no había pruebas para su encarcelamiento, ya que al producto no se le hizo la necropsia para verificar la causa de su muerte.

Desde hace más de tres meses, las organizaciones están en espera de que el juzgado local "complemente el amparo federal que se logró y cierre la instrucción, pues ya no tiene más testigos, ni pruebas, por lo que tiene todos los elementos para valorar si es culpable o inocente".

Por ello, Verónica Cruz urgió a la autoridad local a dar celeridad al proceso para que Virginia reciba lo antes posible una sentencia absolutoria.

Aun cuando la sentencia sea condenatoria, Virginia tendrá más posibilidades de salir de prisión que en su situación actual, pues Las Libres y el CIDE podrían comenzar su defensa y lograr su libertad, aclaró la activista.

"Necesitamos el laudo para poder defenderla, pero las autoridades siempre tienen respuestas jurídicas para seguir extendiendo el plazo, tan es así que lleva más de tres años procesada sin recibir sentencia", acusó.

La coordinadora de Las Libres aseguró: "No tenemos duda de que vamos a alcanzar la justicia en el caso de Virginia; la pregunta es cuándo".

Finalmente, para exigir a las autoridades que resuelvan el caso a la brevedad, la próxima semana la defensa de Virginia acudirá a los juzgados local y federal para entrevistarse con el personal judicial y exhortarlo a que cumpla con su deber.