Sociedad- Salud

- Salud

Hierbas que curan

Los secretos extraídos de las plantas, durante miles de años, han contribuido a formar uno de los acervos más útiles e importantes para el bienestar de la humanidad. Le tenemos ejemplos valiosos.

Por:  

viernes, 25 de febrero del 2011

  • Foto: Vanguardia/Archivo

Las plantas constituyeron el primer acceso del ser humano a la búsqueda de remedios para sus problemas de salud física y mental. Durante miles de años nuestros ancestros observaron los efectos de las plantas provenientes de su entorno inmediato.

De esta manera, varias civilizaciones, entre las que destacan la china y la egipcia, llegaron a acumular una enorme y valiosa cantidad de conocimientos sobre el poder curativo de los vegetales.

Un ejemplo de ese conocimiento, pasado de generación en generación, se resume en el siguiente brevario sobre el poder medicinal de las plantas. Las especies mencionadas pueden tener otros efectos, aparte de los señalados. Aquí se destacan los más reconocidos por la farmacopea tradicional.

Si después de leer sobre las propiedades de las plantas que se describen en este artículo, tiene usted interés en alguna de ellas, consulte a un experto en medicina naturista para acceder a ellas con mayor seguridad.

Estas son las especies más reconocidas por la farmacopea tradicional

 

Albahaca

 El té de sus hojas tiene propiedades sedantes que alivian la irritabilidad nerviosa.
Mejora la concentración y la memoria, y por su efecto antihistamínico, neutraliza los síntomas de la alergia al polen.

Apio

 Es diurético y contribuye a la eliminación del ácido úrico y otras toxinas del organismo a través de la orina. Es efectivo para tratar el dolor de las articulaciones, la gota y la artritis.

Arándano

 El fruto contiene antocianinas que fortalecen y protegen los capilares.
Mejora la visión nocturna y aleja la formación de cataratas. El té de sus hojas se emplea para el tratamiento de la diarrea y las hemorroides.

Arnica

 Sus flores tienen propiedades antiinflamatorias y analgésicas. Su aceite se emplea en ungüentos y cremas para aliviar moretones, golpes y torceduras, ya que reduce el dolor y la inflamación.
Su efecto analgésicos la convierte en un excelente remedio tópico para tratar los dolores musculares y reumáticos.

Caléndula

 En forma de ungüento, crema o aceite se emplea para tratar lesiones y heridas. Tiene un efecto antibacterial que mantiene el área protegida de las infecciones.
La tintura de caléndula se puede usar como enjuague bucal para prevenirinfecciones en las encías. El té de las flores se ha ingerido para tratar infecciones e inflamaciones del intestino, incluyendo úlceras estomacales y duodenales, y como remedio para tratar la inflamación de los nódulos linfáticos.

Cilantro

 Antiespasmódico y estimulante del apetito. Alivia la indigestión y la tensión abdominal.

Cola de caballo
 
 Excelente reparador de los tejidos óseos, debido a su alto contenido de silicio. Fortalece el sistema reproductor masculino, incluyendo la vejiga y la próstata.
Efectiva para expulsar los tóxicos del cuerpo. Sus cataplasmas se emplean para detener el sangrado y cicatrizar las heridas.

Consuelda

 Se utiliza como tópico para tratar moretones, fracturas y heridas. Acelera la reparación y renovación del tejido dañado y reduce la inflamación.

Cúrcuma

 Tonificador y depurador de la sangre.
Efectiva contra los desórdenes digestivos y hepáticos.Tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. Protege el hígado y aumenta la secreción de la bilis. Valiosa contra el endurecimiento de las arterias.Señalada con frecuencia como anticancerígeno.

Diente de león

 Reconocida por sus efectos sanadores sobre los riñones. Reduce la retención de líquidos y ayuda a eliminar toxinas del cuerpo. Contiene altos niveles de potasio,
un electrolito que el cuerpo suele perder con facilidad. Favorece la secreción de la bilis y es un valioso remedio para la enfermedades del hígado.

Eneldo

 Las semillas se utilizan para mejorarel en las madres que están amamantando. Suele emplearse para los padecimientos gastrointestinales por su efecto antiespasmódico.

Equinácea

 Eficaz contra los síntomas del resfriado y las enfermedades respiratorias agudas. Tiene un importante efecto inmunoestimulante que mejora la habilidad del organismo para combatir las infecciones de virus y bacterias.

Eucalipto

 El aceite de las hojas es un potente antibacterial y antiviral. Utilizado con frecuencia para tratar males respiratorios.
Por lo regular se emplea para uso externo en forma de ungüento para el pecho. Se pueden poner gotas del aceite
en un vaporizador o en un pañuelo para inhalarse. Los usos tópicos del aceite incluyen el tratamiento para el herpes labial (fuego labial). Es un ingrediente común en los ungüentos para dolores musculares y articulaciones.

Ginkgo biloba

 Excelente mejorador de la circulación sanguínea central y periférica. Protege las células del organismo contra el daño de las toxinas. Ha demostrado su efectividad para tratar el vértigo, tinnitus, asma y síndrome premenstrual.

Gingseng

 Incrementa la lucidez mental y el rendimiento fìsico en condiciones de trabajo excesivo. Recomendable para la fatiga, el agotamiento y la convalecencia.

Hierba de Sa n Juan

 Antidepresivo. Recomendada para tratar los dolores de origen nervioso como la neuralgia y la ciática, así como los trastornos de ansiedad y la depresión. Util para controlar los cambios de humor asociados a la menopausia y al síndrome premenstrual. Su aceite alivia las molestias de la ciática, el herpes cutáneo y genital, los fuegos labiales y los dolores reumáticos.

Hierba limón

 El té se ha usado para aliviar malestares digestivos y calmar el dolor de estómago, los cólicos y el vómito.
Y para otras afecciones, como la tos, la fiebre, la hipertensión y el agotamiento. El aceite alivia el dolor abdominal y el dolor muscular y de las articulaciones.

Hinojo

 Alivia la flatulencia, la inflamación y las molestias abdominales. Su sabor agradable y acción suave lo hacen ideal para tratar esas afecciones en los niños.
Mejora el flujo de la leche materna y protege a los bebés de los cólicos.

Jengibre

 Un remedio probado, seguro y eficaz para prevenir y calmar las náuseas.
Alivia la indigestión y calma cólicos y flatulencia. El té de la raiz se ha usado por años para aliviar los síntomas del resfriado, el dolor menstrual, la artritis y el reumatismo.
Previene la formación de coágulos.

Lúpulo

 Su efecto relajante lo hace ideal para tratar el  insomnio.

Ma nzanilla

 Sedante ligero del sistema nervioso.
Este efecto se extiende al intestino (calma el dolor), y al aparato reproductor femenino (calma los cólicos menstruales).

Oréga no

 El té tiene acción expectorante debido a que relaja los músculos bronquiales. Alivia los males del intestino y la flatulencia.

Ortiga
 
 Purificador de la sangre. Favorece la expulsión de toxinas. Reduce el crecimiento excesivo del tejido prostático, tonifica la próstata y mejora el flujo débil de la orina.

Perejil

 Las hojas son una excelente fuente de vitamina C. Tiene efectos diuréticos, se utiliza para las afecciones del aparato urinario. Mejora el apetito y la digestión. No se debe consumir si se sospecha que hay embarazo porque estimula las contracciones del útero.

Romero

 Aleja la fatiga y la depresión. Activa la circulación sanguínea, mejora la memoria y la concentración.

Sábila

 Su gel, contenido en el centro de la hoja, tiene propiedades aintiinflamatorias. Alivia quemaduras, heridas y abrasiones.

Tila

 El té de sus flores es efectivo para los cuadros febriles derivados de gripes y resfriados. Excelente para inducir un sueño tranquilo, incluso en los niños. Tiene efecto sedante y calmante. De hecho, reduce la inquietud, la tensión y la ansiedad.
Previene la arterosclerosis.

Tomillo

 Relajante muscular y expectorante.
Este efecto lo convierte en un excelente remedio para los problemas respiratorios.
Sus gárgaras alivian el dolor de garganta y la amigdalitis.

Valeriana

 Durante siglos la raíz de valeriana se ha utilizado para inducir el sueño y la relajación. Tiene efectos sedantes en el sistema nervioso y actúa como relajante muscular. Alivia los síntomas de la ansiedad y el estrés.Su efecto calmante sobre nervios y músculos explica el uso tradicional de esta hierba para tratar los cólicos
gastrointestinales, los dolores menstruales y los dolores de cabeza, en especial aquellos que se relacionan con el nerviosismo y la tensión.

¿Dónde sucedió?